Ron Ben-Yishai
Ron Ben Yishai.
Foto: Cortesía.
Crece la tensión con entre Israel y palestinos, tanto en Gaza como en Cisjordania.

Más que las razones de la escalada, importa qué hará Israel después

Opinión. La fuga de prisioneros y las tensiones con Hamás insinúan que la violencia pueda crecer, y que no habrá más escapatoria que ingresar por tierra a Gaza.

Ron Ben Yishai - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 13.09.21, 18:12
La escalada de violencia en los frentes palestinos es un hecho y probablemente se intensifique debido a varias razones. Una de ellas son las vacaciones de Tishrei, las fiestas del primer mes del calendario judío, que provoca una ola de resistencia religiosa entre los musulmanes de Jerusalem Este.
La alegría de las calles judías, especialmente de ultraortodoxos, y el gran movimiento de viajeros por Cisjordania provoca rechazo del lado musulmán. No es la única razón ni la principal, pero es importante entender que el fenómeno existe y que Tishrei es un mes caliente, como se demostró en 2015 y otras ocasiones.
3 צפייה בגלריה
Marcha Palestina
Marcha Palestina
Crece la tensión con entre Israel y palestinos, tanto en Gaza como en Cisjordania.
(AFP)
Un segundo factor, que conecta a los palestinos de Cisjordania con los de Gaza, es la reciente fuga de seis prisioneros palestinos de una cárcel de máxima seguridad. El éxito de la fuga provocó euforia, la detención de cuatro de ellos generó frustración y el temor por la suerte de los dos restantes son un combo explosivo en la calle palestina, que agravan las tensiones que ya existían antes de la fuga.
El tercer problema es el conflicto con Hamás respecto a los subsidios de Catar, y la imposibilidad del grupo terrorista para derivar parte de esos fondos a unos 26 mil funcionarios de Gaza. Hamás intenta chantajear a Israel a través de globos incendiarios, promueve manifestaciones nocturnas en la valla fronteriza y permite que la Yihad Islámica lance cohetes hacia el sur israelí.
3 צפייה בגלריה
Hamás Gaza
Hamás Gaza
Escuadrón de Hamás.
(AFP)
Debido a Yom Kipur, las vacaciones de Sucot y el coronavirus, al menos durante las próximas dos semanas el Estado de Israel no tiene interés de realizar una gran acción operativa en Gaza. Pero cada vez hay más conciencia de que esa campaña será inevitable, y eso le quedó claro al presidente egipcio Al Sisi en la conversación que mantuvo este lunes con el primer ministro Naftalí Bennett.
Con un poco de contradicciones sobre lo expuesto, vale decir que el análisis de las causas de la escalada de violencia actual entre israelíes y palestinos, tanto en Gaza como en Cisjordania, no es tan relevante. Lo que realmente importa es qué se propone lograr Israel después de que pase esta ola de violencia.
Hamás intenta chantajear a Israel a través de globos incendiarios, promueve manifestaciones nocturnas en la valla fronteriza y permite que la Yihad Islámica lance cohetes hacia el sur israelí.
Uno de los intereses más importantes del Estado de Israel en el frente palestino es evitar que crezca el arsenal Hamás y la Yihad Islámica en Gaza, de manera tal que las agrupaciones terroristas decidan o les parezca posible chantajear a Israel y enviar a los israelíes a refugios antimisiles.
Mientras Hamas y la Yihad Islámica tengan la capacidad de generar esa situación, y la tienen, no dudarán en dañar a Israel perturbando su vida cotidiana y ejerciendo presión sobre el gobierno. Por eso no será suficiente con llegar a un acuerdo a largo plazo con Hamás e impulsar medidas económicas que alivien la situación de los civiles palestinos. Los grupos terroristas persiguen otros intereses.
3 צפייה בגלריה
FDI
FDI
Una incursión terrestre de las FDI a Gaza asoma como inevitable.
(Reuters)
Lo que se debe lograr, en cooperación con Egipto, es una situación en la que los grupos terroristas ya no puedan intensificar su arsenal de armas. Hasta que no se logre estamos condenados a repetir rondas de enfrentamientos. La operación Guardián de los Muros en mayo de este año fue un buen comienzo, pero no fue suficiente y en las cúpulas militares israelíes empieza a ganar la idea de que no habrá escapatoria: habrá que ingresar a Gaza para una operación militar intensa.
No se debe aniquilar a un grupo o derrocar al gobierno, sino destruir sus capacidades de armarse y prevenir que se repita la situación.

Comentarios 0