Festival Jazz Jerusalem
Prueba técnica del Festival de Jazz Jerusalem al aire libre.
AFP
Avishai Cohen, trompetista israelí, este martes en el Festival de Jazz de Jerusalem.

El Festival de Jazz de Jerusalem le ganó al coronavirus

Empezó este martes sin artistas extranjeros, al aire libre y con un máximo permitido de 500 asistentes. "Es diferente, pero el lugar es mágico", explicó uno de los músicos participantes.

AFP - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 09.09.20 , 06:41
El Festival de Jazz de Jerusalem comenzó el martes bajo la dirección del trompetista estrella Avishai Cohen, con cientos de espectadores que respetaban las estrictas medidas relacionadas con la pandemia del coronavirus.
En ediciones anteriores artistas del mundo entero hicieron resonar sus composiciones en las lujosas galerías del Museo de Israel, ineludible institución cultural del país. Pero con el espacio aéreo de Israel parcialmente cerrado debido a la pandemia, la edición 2020 de este festival creado hace seis años tuvo que adaptarse: "No hay músicos que vienen del extranjero", explicó Avishai Cohen a la agencia AFP. 
Festival Jazz JerusalemFestival Jazz Jerusalem
Avishai Cohen, trompetista israelí, este martes en el Festival de Jazz de Jerusalem.
(AFP)
"Salimos de las galerías del museo hacia el jardín de las esculturas" para tocar al exterior, continuó el virtuoso trompetista, que saltó a la fama con "Into the Silence" (2016).
Para limitar la propagación del virus en el país, las reuniones al aire libre fueron limitadas a 500 personas y la utilización de mascarillas es obligatoria. Además, a partir del martes por la noche, 40 ciudades y barrios fueron confinados debido a un importante aumento de contagios en el país. 
Festival Jazz JerusalemFestival Jazz Jerusalem
La primera jornada del festival contó con 500 espectadores, el máximo permitido para eventos en espacios abiertos.
(AFP)
Con Tamir Muskat, miembro de los Balkan Beat Box, Avishai Cohen elaboró un programa que ensalza a los artistas locales de jazz, pero que también mezcla estilos, como el de la cantante Netta Barzilai, ganadora del Festival de Eurovisión en 2018.
Según los organizadores, en su primera jornada asistió al festival el máximo de 500 personas permitidas. "Es diferente que de costumbre, pero el lugar es mágico", declararon Orly y Moshe Romianez, que se desplazaron desde el norte del país.
Comentarios 0