Tumba de Dina Kroani, bebe fallecida del campamento de tránsito de Tzemach, en la década de 1950.
Tumba de Dina Kroani, bebe fallecida del campamento de tránsito de Tzemach, en la década de 1950.
Rivka Amrani junto a la tumba de su hermana.

Después de 70 años, encontró la tumba de su hermana desaparecida

Durante años, los hermanos de Dina Kroani sospechaban que ella era uno de los bebés desaparecidos de un campo de tránsito de inmigrantes en la década de 1950. La tecnología de reconstrucción genealógica de una empresa israelí permitió encontrar la tumba de la niña.

Gilad Cohen - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 06.01.21 , 10:43
"Solo sabía que tenía una hermana que murió. Eso me había contado mi madre. No le dimos demasiada importancia. Pensamos que era parte de nuestra historia personal. Pero cuando se empezó a hablar de los niños secuestrados yemeníes supusimos que nuestra hermana podía estar relacionada a esa historia”.
Así lo cuenta emocionada Rivka Amrani, de 68 años. Sus padres, de origen croata, llegaron a Israel provenientes de Yemen y vivieron sus primeros años en un campamento de tránsito en la antigua localidad de Tzemach, en la orilla del Mar de Galilea. "Todo sucedió en 1950. Dina nació y luego se enfermó y le informaron a la familia que había muerto. Hasta ahí es lo que sabíamos".
Con la conformación en la Knesset de una comisión especial para investigar la desaparición de niños yemeníes, orientales y balcánicos, MyHeritage, una empresa israelí de alta tecnología especializada en la reconstrucción de genealogías familiares, se ofreció como voluntaria en la investigación. La compañía puso a disposición más de mil pruebas de ADN gratuitas para personas que creen estar relacionadas con la historia de esas desapariciones. "Viajamos con las pruebas de ADN a muchos lugares, tal vez con nuestra acción podíamos volver a unir familias”, relata Roy Mendel, investigador principal de MyHeritage.
Rivka Amrani junto a la tumba de su hermana. Rivka Amrani junto a la tumba de su hermana.
Rivka Amrani junto a la tumba de su hermana.
Pero el ADN es apenas un elemento de trabajo de la compañía. Otra de las maneras en que MyHeritage compila información sobre generaciones anteriores es un proyecto a través del cual se toman fotografías de todas las tumbas del país y se combinan a través de un software que logra vincular los detalles de la lápida -nombres, fechas y lugares de residencia- con una base de datos.
Amrani, a quien el misterio por la desaparición de su hermana le mantenía una historia abierta, recurrió hace tres años a MyHeritage para hacer la prueba de ADN. "En su momento no esperaba nada", recuerda Amrani. "Hice la prueba, pero hacia adentro pensaba: '¿cuáles son las posibilidades de que encuentren a mi hermana?'"
Hace dos meses, la mujer se sorprendió al recibir un correo electrónico de MyHeritage. "Abrí el correo y vi una foto de una tumba con los nombres de mi hermana y de mi papá sobre la lápida. Me tomó por sorpresa. Empecé a temblar. No entendía lo que me estaba pasando", describe. Amrani, atónita, se apresuró a ir a las oficinas de la empresa para comprobar la veracidad del correo que había recibido.
Amrani junto a su familia en la tumba de su hermana en el Kibbutz Degania. Amrani junto a su familia en la tumba de su hermana en el Kibbutz Degania.
Amrani junto a su familia en la tumba de su hermana en el Kibbutz Degania.
"Después de que Rivka armó su árbol genealógico, en el cual incluyó a su hermana, Dina, y el nombre de sus padres, el sistema de la compañía hizo el cruce apropiado de información respecto de las tumbas existentes y envió el mensaje a la mujer", explica Mendel.
Emocionada, Amrani llamó a su familia y les contó sobre el mensaje que había recibido y se puso en contacto con el archivo del Kibbutz Degania. Amrani llegó hasta allí y se reunió con el director del archivo, quien verificó que efectivamente tal tumba se encontraba en el kibbutz.
Hace un mes Amrani pudo visitar por primera vez la tumba de su hermana. "Estamos tan emocionados. Estoy segura que es ella. En el Ministerio del Interior también pude obtener detalles sobre su certificado de defunción", agrega la mujer.
Amrani cuenta además que en el cementerio del kibbutz vio otras tres tumbas cuya inscripción decía "Bebé del campo de tránsito de Tzemach", lo cual puede ayudar a resolver el misterio de otras familias. "No guardo rencores", afirma Amrani acerca del tiempo que le llevo conocer la historia de la desaparición de su hermana. "Fue en la época de la formación de Israel, eran tiempos difíciles, no había un estado desarrollado. Los inmigrantes llegaron a la nada. A las carpas. Sin condiciones", concluye.
Comentarios 0