Desconexión Gaza
Se cumplen 15 años de la retirada israelí de Gaza.
AFP
A 15 años de la desconexión de Gaza, jóvenes que nacieron después de la evacuación cuentan su vivencia alrededor de sus historias familiares.

A 15 años de la desconexión de Gaza: los niños que nacieron tras la evacuación

En 2005 el Estado de Israel retiró su presencia militar y civil de la Franja de Gaza. Los hogares de los asentamientos judíos fueron destruidos pero la historia no se borra del recuerdo de las familias, inclusive de aquellos jóvenes que no conocieron aquella vida.

Sivan Hilaie – Adaptado por Tom Wichter |
Published: 24.07.20 , 10:44
En agosto de 2005 el gobierno israelí ejecutó la decisión unilateral de retirarse de la Franja de Gaza, a través de la cual los asentamientos judíos del área fueron evacuados a la fuerza y cientos de familias dejaron atrás tanto sus hogares como sus historias.
A punto de cumplirse 15 años de ese proceso doloroso que generó fuertes disputas dentro de la sociedad israelí, niños que nacieron poco tiempo después de la evacuación de su familia hoy ya son adolescentes que escuchan las historias de los asentamientos de Gaza. A su manera, perciben los recuerdos y el trauma que generó esta mudanza forzada, y lo compartieron con Ynet.
“Mi abuela tiene una foto de su casa en ruinas, es algo que forma parte de nuestra vida cotidiana”, contó Neta Malcha, cuyos padres y abuelos son nativos de Neve Dekalim, uno de los asentamientos del área de Gush Katif, donde hasta 2005 vivían familias judías y hoy gobierna el Hamás.
Desconexión GazaDesconexión Gaza
A 15 años de la desconexión de Gaza, jóvenes que nacieron después de la evacuación cuentan su vivencia alrededor de sus historias familiares.
(Uri Davidovich)
“Cuando era más chica veía esa foto y lo asociaba con mi casa”, admite sobre el proceso de años que le llevó comprender la historia familiar. “Empecé a preguntarle a mis padres por qué no vivimos en donde ellos quieren, en Gush Katif, y por qué estamos en un hogar pequeño mientras todos mis amigos tienen una casa grande”, reveló.
Un mes después de la desconexión Gay Shimoni nació en Nitzan, localidad del sur israelí entre Ashkelon y Ashkelon, a 25 kilómetros de la frontera con Gaza y a donde la mayoría de los israelíes de Gaza fueron evacuados. “Me pongo a pensar qué pasaría si alguien viniera y comenzara a desmantelar mi casa, y es difícil de digerir”, imagina.
Hoy Gay reside junto a su familia en una casa grande y hermosa en Beer Ganim, pero su madre todavía anhela regresar a su casa de Nisanit, en el norte de Gaza. “Cuando era chico una vez le dije a mi mamá ´vámonos a casa´ y ella me respondió ´¿cómo vamos a ir?´. Hasta hoy ella dice que si pudiera volver y reconstruir su hogar, dejamos todo y nos mudamos sin pensarlo dos veces”, compartió.

Desconexión GazaDesconexión Gaza
La evacuación forzada de Gaza fue decidida por el gobierno liderado por Ariel Sharon y votada por la Knesset.
(AFP)
“Mamá siempre cuenta mucho sobre el gran jardín que tenía la casa y que había muchos animales: pavos reales, patos, gallinas, loros. Hoy no nos permite traer animales a casa, puede ser que eso la lleve de regreso allá”, agregó Gay con un nudo en la garganta.
Los recuerdos de la familia Amit, evacuada de Neve Dekalim, se concentran en los buenos tiempos en el área de Gush Katif. “Se habla de la vida cotidiana, la comunidad que existía, su infancia, de todo menos de la desconexión”, expresó Neta, quien nació poco después de la dolorosa evacuación.
“Fue algo que cambió a mi familia y no me puedo imaginar cómo sucedió. Entre amigos a veces hablamos y pensamos qué hubiéramos hecho si nos hubiera pasado a nosotros”, contó la joven sobre un proceso de evacuación que pudo ver a través de videos y cuyo legado pretende transmitir, a su manera, a generaciones futuras: “A mis hijos le voy a contar la parte buena para que no tengan miedo de que les pueda suceder a ellos también”.
Desconexión GazaDesconexión Gaza
La retirada unilateral de Gaza generó fuertes discusiones en la sociedad israelí.
(AFP)
Con una cinta naranja atada al cabello, el color que identificó al sector de la sociedad que se opuso a la desconexión israelí de Gaza, Neta Pachnik cuenta que en la vida cotidiana se habla poco sobre la evacuación pero que sin dudas es una marca para la familia. “Toda mi familia fue expulsada, mis abuelos, los hermanos de mi abuelo, todos vivían allí”, contó.
Neta nació seis meses después de la evacuación, pero aunque conoció esa vida solo por videos y testimonios familiares se permite añorar esa tierra. “Me hubiera Gustavo mucho vivir allí y sentir la experiencia de la unión de esa comunidad”, afirmó y opinó que la desconexión unilateral fue una decisión incorrecta: “Aunque había ataques terroristas, la gente quería vivir allí y decidir el precio que estaban pagando por ello”.
“Escucho las historias desde muy joven, en casi todas las comidas de Shabat”, asevera Neve Gershenson, quien nació pocos días después del desalojo. “Hay cosas en las que me siento diferente a mis hermanos que crecieron allí. Tuvieron una educación especial, se criaron en un ambiente diferente, y siento que me perdí de algo”, reveló sobre su sentimiento sobre una historia familiar que no pudo vivenciar, pero al menos lleva en su nombre: Neve hace referencia a Neve Dekalim, el asentamiento judío que los Gershenson, y el Estado de Israel, dejaron atrás hace 15 años.
Desconexión GazaDesconexión Gaza
Una israelí recoge escombros de su casa destruida momentos antes de su evacuación de Gaza.
(AFP)

Comentarios 0