Una muy concurrida boda ultraortodoxa, realizada a principios de este mes.
Una muy concurrida boda ultraortodoxa, realizada a principios de este mes.
Ynet
Sala de coronavirus en el Hospital Universitario Samson Assuta en la ciudad sureña de Ashdod.

Coronavirus: médicos israelíes advierten que podrían faltar médicos en las salas de terapia intensiva

Los médicos israelíes de alto nivel temen que el personal existente en las salas de emergencia sobrecargadas y en las salas de coronavirus pronto no se pueda brindar a los pacientes un tratamiento óptimo debido a que la carga de trabajo aumenta rápidamente.

Itamar Eichner - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 22.09.20 , 17:05
Médicos de alto nivel en todo Israel advirtieron que el sistema de salud israelí pronto podría no brindar un tratamiento óptimo a los pacientes con casos graves de COVID-19 debido a la escasez de personal médico.
El profesor Gil Fire, director general adjunto del hospital Ichilov, de Tel Aviv, señaló que la sala de emergencias de su hospital ha experimentado un aumento en la carga de trabajo, especialmente porque ha aceptado pacientes de otros centros médicos cuyas salas de coronavirus han alcanzado su capacidad máxima. "La cuestión no es la cantidad de camas, sino quién cuida a los pacientes", expresó Fire.
Sala de coronavirus en el Hospital Universitario Samson Assuta en la ciudad sureña de Ashdod. Sala de coronavirus en el Hospital Universitario Samson Assuta en la ciudad sureña de Ashdod.
Sala de coronavirus en el Hospital Universitario Samson Assuta en la ciudad sureña de Ashdod.
(AFP)
"Hay sólo un número limitado de médicos capacitados que saben cómo tratar a pacientes graves. La carga de trabajo es inusual, especialmente a la luz de la carga de trabajo en otros hospitales que nos remiten a nosotros. Nuestra sala de emergencias está muy ocupada, y en la última semana hemos visto un aumento en los ingresos al servicio de urgencias generales", agregó.
Fire también advirtió que el Hospital Ichilov no podrá seguir recibiendo pacientes de hospitales con exceso de trabajo por mucho tiempo más.
La doctora Debra West, gerenta del Centro de Atención Urgente y Trauma en el Hospital Universitario Samson Assuta en la ciudad sureña de Ashdod, corroboró los temores de Fire, pero expresó su esperanza de que el actual bloqueo general de tres semanas en Israel ayude a aliviar la presión ejercida sobre los equipos médicos.
Sala de coronavirus en Sheba Medical Center en Tel Hashomer. Sala de coronavirus en Sheba Medical Center en Tel Hashomer.
Sala de coronavirus en Sheba Medical Center en Tel Hashomer.
(AFP)
Mientras tanto, el profesor Yinon Ashkenazy, de la Universidad Hebrea, advirtió al gobierno que los hospitales de Israel superarían el umbral de 800 personas para tratar adecuadamente a los pacientes con coronavirus gravemente enfermos al final de la semana.
Ashkenazy añadió que la gran mayoría de los contagios de virus ocurrieron en interiores, mientras que el riesgo de contraer el virus al aire libre era mínimo si se mantenía el distanciamiento social.
En su opinión, el uso de máscaras es más importante en interiores, aunque tampoco es un método de prevención infalible. Como tal, dijo, sigue siendo crucial limitar el número de personas que se congregan en un solo lugar.
Una muy concurrida boda ultraortodoxa, realizada a principios de este mes. Una muy concurrida boda ultraortodoxa, realizada a principios de este mes.
Una muy concurrida boda ultraortodoxa, realizada a principios de este mes.
(Ynet)
Su evaluación fue apoyada por el profesor Eran Segal, del Instituto de Ciencias Weizmann, quien junto con Ashkenazy asesora al gobierno sobre la pandemia de coronavirus.
Según su evaluación, los hospitales de Israel tendrán, en no más de tres semanas, unos 1.600 casos graves de COVID-19.

Comentarios 0