Monitoreo a pacientes con coronavirus en el Centro Médico Soroka en Be'er Sheva.
Monitoreo a pacientes con coronavirus en el Centro Médico Soroka en Be'er Sheva.
Barel Ephraim
El profesor Ran Balicer, entrevistado por Ynet.

Un experto dice que si Israel no reduce la tasa de infección los hospitales pueden colapsar

El profesor Ran Balicer, que asesora al director del Proyecto Coronavirus, Ronni Gamzu, advierte que los hospitales colapsarán y que el toque de queda es insuficiente como medida contra la pandemia.

Alexandra Lukash - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 09.09.20 , 14:11
Un experto en salud de alto nivel que trabaja con Ronni Gamzu, director del Proyecto Coronavirus en Israel, advirtió que Israel tiene que reducir la tasa de infección por el virus antes de que llegue el invierno y comiencen a aparecer brotes estacionales de gripe.
"El invierno trae consigo la temporada de gripe y eso también requerirá camas en terapia intensiva, por lo que debemos reducir la morbilidad de antemano o correr el riesgo de poner en peligro la salud pública", señaló el profesor Balicer.
El profesor Ran Balicer, entrevistado por Ynet. El profesor Ran Balicer, entrevistado por Ynet.
El profesor Ran Balicer, entrevistado por Ynet.
(Ynet)
El Ministerio de Salud informó el miércoles que se habían diagnosticado 3.496 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el número de casos activos a 30.079.
Un total de 9.571 personas han dado positivo por el virus desde el comienzo de la semana. El número de muertos por COVID-19 en Israel asciende actualmente a 1.048.
Balicer dijo que muchas personas estaban confundidas por los cambios en las directivas de salud y pidieron mejor comunicación oficial para evitar que las personas violen repetidamente las instrucciones ministeriales.
"Tenemos que darle una oportunidad al toque de queda nocturno en las áreas más afectadas", comentó Balicer, pero a la vez agregó que "ésta no era nuestra opción preferida".
La policía haciendo cumplir el toque de queda nocturno en Nazaret. La policía haciendo cumplir el toque de queda nocturno en Nazaret.
La policía haciendo cumplir el toque de queda nocturno en Nazaret.
(Ynet)
El toque de queda estará vigente entre las 7 p.m. y las 5 a.m. por un período de una semana y se introdujo después de que los políticos ortodoxos presionaron al primer ministro Benjamin Netanyahu para que rechazara un plan integral para detener la pandemia ideado por Ronni Gamzu, que incluía cierres completos en zonas de alto contagio.
El plan presentado al gobierno por Gamzu era un sistema basado en los colores de un semáforo, con zonas verdes –donde el contagio era más bajo–, zonas menos restringidas –con un color amarillo o naranja– y las áreas rojas, con la tasa de infección más alta.
Por otra parte, el propio Gamzu y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, entraron en aislamiento preventivo el martes después de entrar en contacto con una persona infectada con coronavirus.
GamzuGamzu
El profesor Gamzu tuvo contacto con un infectado y debió entrar en aislamiento.
(Jorge Novominsky)
Balicer añadió que esperaba que el toque de queda al menos redujera la cantidad de eventos sociales concurridos que se considera que causan muchos de los casos en aumento. "Hemos pasado de una tasa de infección preocupante pero constante a un aumento más peligroso de casos diarios confirmados", opinó.
"Esto indica que es posible que tengamos que imponer más restricciones porque no debemos permitir que los hospitales estén al máximo de su capacidad. Los hospitales en el norte del país ya están experimentando verdaderas dificultades y dicen que es posible que no puedan brindar la atención médica adecuada a la creciente cantidad". de nuevos pacientes", estimó Balicer.
Sala de atención para pacientes con coronavirus en el Centro Médico Sheba. Sala de atención para pacientes con coronavirus en el Centro Médico Sheba.
Sala de atención para pacientes con coronavirus en el Centro Médico Sheba.
(AFP)
Advirtió que, aunque el aumento de casos aún no se ha traducido en un exceso de capacidad en las UCI, la experiencia pasada ha demostrado que hay un retraso de dos semanas antes de que los pacientes sufran un deterioro en su condición y aumente el número de los que necesitan atención adicional.
"Esto es lo que me preocupa y lo que me motiva a pensar en medidas más estrictas que preferiría evitar", dijo Balicer, quien agregó que estaba preocupado por el costo para la sociedad, la economía y la confianza pública.
"Hemos sido criticados por nuestros retrasos en la aplicación de las medidas", dijo, y alegó que esos retrasos aumentaron el riesgo de un bloqueo total durante las fiestas y vacaciones de Rosh Hashaná.
"Los ministros tendrán que decidir si tomar medidas más extremas. Son conscientes de los riesgos de hacinamiento en los hospitales", dijo Balicer.
"Desafortunadamente, se está bloqueando la implementación de nuestro plan, que creo es el mejor camino a seguir para vivir con el virus", añadió el especialista.
Una boda ultraortodoxa abarrotada en Rehovot la semana pasada que violó las directivas de salud en reuniones masivas. Una boda ultraortodoxa abarrotada en Rehovot la semana pasada que violó las directivas de salud en reuniones masivas.
Una boda ultraortodoxa abarrotada en Rehovot la semana pasada que violó las directivas de salud en reuniones masivas.
(Nadav Abas)
"Hemos perdido la oportunidad de implementar el plan en el momento en que podría haber dado los mejores resultados, antes de que la morbilidad se volviera tan prevalente; de todas formas espero que podamos unirnos como sociedad y comprender el desafío que enfrentamos", expresó Balicer. "Si contamos con la cooperación del público y la gente se abstiene de ir a eventos concurridos, es posible que podamos evitar un mayor deterioro".
Comentarios 0