embarazo mujer embarazada
Investigación israelí sobre el embarazo.
pixabay
Un estudio israelí revela un nuevo motivo para que las mujeres no fumen durante el embarazo.

Estudio israelí: fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de enfermedades oculares

El hospital Soroka y la universidad Ben Gurion realizaron un seguimiento conjunto sobre 250 mil israelíes recién nacidos entre 1991 y 2014.

Itay Gal - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 04.02.22, 10:39
Una investigación del hospital Soroka y la universidad Ben Gurion descubrió un nuevo motivo para dejar de fumar durante el embarazo, ya que en los recién nacidos aumenta un 40% el riesgo de enfermedades a largo plazo.
“Fumar durante el embarazo afecta al suministro de oxígeno al feto y es un factor de riesgo de diversas complicaciones obstétricas, como abortos espontáneos, problemas en la placenta, partos prematuros y peso bajo al nacer”, explicó el profesor Eyal Schiner, director del departamento de Obstetricia y Ginecología del hospital Soroka, sobre los riesgos generales de fumar durante el embarazo, confirmados por la investigación.
2 צפייה בגלריה
Maccabi Tel Aviv Bayern Munich
Maccabi Tel Aviv Bayern Munich
Un estudio israelí revela un nuevo motivo para que las mujeres no fumen durante el embarazo.
(shutterstock)
Schiner agregó que “el riesgo de muerte súbita es tres veces mayor en los recién nacidos de madres fumadoras, y los bebés expuestos al tabaco durante el embarazo tienen máyor riesgo de desarrollar a futuro enfermedades como asma, obesidad y problemas de aprendizaje”.
El estudio se realizó sobre alrededor de 250 mil niños de hasta 18 años que nacieron en el hospital Soroka entre 1991 y 2014, y evaluó las hospitalizaciones de los casos de estudio debido a enfermedades neurológicas. De esta observación se determinó que los niños nacidos de madres fumadoras tenían 10 veces más probabilidades de desarrollar trastornos oculares, en comparación con madres que no fumaron durante el embarazo.
El estudio se realizó sobre alrededor de 250 mil niños de hasta 18 años que nacieron en el hospital Soroka entre 1991 y 2014, y evaluó las hospitalizaciones de los casos de estudio debido a enfermedades neurológicas.
Alrededor del 1,4% de los niños expuestos al tabaco durante el embarazo fueron hospitalizados durante el período de seguimiento por trastornos relacionados a los ojos, en comparación con un 1% de internados de niños que nacieron de madres no fumadoras. Incluso considerando factores como la edad y enfermedades previas de las madres, los partos prematuros, el peso al nacer y otras variables que pueden ser factores de riesgo para el niño, se determinó que la exposición del feto al tabaquismo es un factor de riesgo independiente para enfermedades oculares.
“El estudio no evaluó la relación entre el nivel de exposición al tabaquismo y la morbilidad ocular, pero está claro que aunque sea un solo cigarrillo por día pone en peligro al feto. Por eso la recomendación de dejar de fumar debe ser más firme para las mujeres embarazadas”, señaló Schiner.
2 צפייה בגלריה
Las hermanas pueden verse una a la otra por primera vez tras la exitosa cirugía en el Centro Médico Soroka.
Las hermanas pueden verse una a la otra por primera vez tras la exitosa cirugía en el Centro Médico Soroka.
Hermanas siamesas separadas mediante cirugía en el hospital Soroka.
(Centro Médico Soroka)
El profesor agregó que “se sabía que fumar causa problemas oculares en adultos, y nuestro estudio demostró que los recién nacidos corren un riesgo similar”. La investigación concluyó que, por ejemplo, entre los recién nacidos de madres fumadoras los problemas de visión son dos veces más comunes y el riesgo de infecciones oculares es 1,5 veces mayor.
“Nuestro trabajo se suma a otros cientos de estudios a largo plazo que señalan el daño de fumar para mujeres embarazadas y niños recién nacidos. Espero que esto lleve a más mujeres a abandonar este hábito nocivo”, completó el profesor Schiner.
Comentarios 0