Test de de coronavirus a niños en Jerusalem.
Test de de coronavirus a niños en Jerusalem.
AFP
Un niño se somete a la prueba del coronavirus.

Estudio israelí: los niños sufren efectos neurológicos por el COVID-19

Una investigación publicada en una importante revista de neurología pediátrica descubrió que el 44% de los niños hospitalizados con coronavirus tenían al menos un síntoma neurológico como resultado de la enfermedad.

Sarit Rosenblum - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 31.01.22, 12:40
Los niños, en algunos casos, parecen desarrollar síntomas neurológicos tras contraer el COVID-19, según datos israelíes publicados este lunes.
Los datos parecen respaldar las crecientes evidencias en todo el mundo, que sugieren que los niños que experimentan un síntoma grave de coronavirus sufren efectos secundarios neurológicos como consecuencia, por ejemplo, encefalitis, es decir, inflamación del cerebro.
3 צפייה בגלריה
Un niño se somete a la prueba del coronavirus.
Un niño se somete a la prueba del coronavirus.
Un niño se somete a la prueba del coronavirus.
(Shutterstock)
También se detectó varios casos de jóvenes que sufrieron convulsiones, y aún no está claro el alcance de este fenómeno ni cuántos lo padecen en Israel.
El Centro Nacional de Información y Conocimiento sobre el Coronavirus, un grupo de trabajo de las FDI encargado de ayudar a combatir la pandemia, explicó que los niños que desarrollaron encefalitis durante o después de la enfermedad sufren síntomas como "dolores de cabeza, trastornos del equilibrio, convulsiones y confusión".
"En Estados Unidos y Sudáfrica, las convulsiones son frecuentes en los niños infectados por la variante Ómicron, y fueron descritas como inusuales y desconocidas", agregó.
Un artículo reciente publicado en una importante revista de neurología pediátrica descubrió que el 44% de los niños hospitalizados con COVID-19 sufrían al menos un fenómeno neurológico, incluyendo dolores de cabeza que fueron reportados en un 20%, conciencia borrosa en un 16% y convulsiones en un 8%.
En los últimos días, este fenómeno también se descubrió en Israel. Una niña de 13 años ingresó con COVID el 19 de enero en el Centro Médico de Galilea, en Nahariya, donde una semana después empezó a sufrir fuertes dolores de cabeza. Su estado neurológico empeoró y desarrolló una encefalitis, por lo que fue ingresada en cuidados intensivos.
3 צפייה בגלריה
Centro Médico Galilea.
Centro Médico Galilea.
Centro Médico Galilea.
(Centro Médico Galilea.)
"Vemos más efectos neurológicos entre los niños. Cuando los niños tienen fiebre, algunos convulsionan y es difícil saber cuál es la causa"
Dr. Itai Pessach, director de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Centro Médico de Sheba
El director de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Centro Médico Galilea, Dr. Yoav Hoffman, informó que la niña "llegó con síntomas de inflamación de la columna vertebral, pero no pudimos encontrar el virus en su cuerpo". Pero se sabe que el virus afecta al sistema nervioso central y provoca la pérdida del gusto y el olfato. "Descartamos cualquier otra razón para su estado, incluidos otros virus", sumó.
"Finalmente, respondió al tratamiento que le dimos, y es posible que no fuera el virus el causante de que llegara a tal estado, sino la respuesta inflamatoria del cuerpo a él, o la inflamación del cerebro que provocó", contó.
En otro incidente, una madre de una niña de dos años que se enfermó de coronavirus, dijo que su hija se recuperó sin complicaciones, pero unos días después empezó a actuar de forma extraña y comenzó a convulsionar. Cuando pidió ayuda médica, los profesionales le dijeron que ya habían visto varios casos similares.
3 צפייה בגלריה
Un niño recibe la vacuna COVID-19 en Jerusalem.
Un niño recibe la vacuna COVID-19 en Jerusalem.
Un niño recibe la vacuna COVID-19 en Jerusalem.
(EPA)
El director de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Centro Médico de Sheba, el Dr. Itai Pessach, explicó que en la última semana se observaron fenómenos neurológicos en varios jóvenes enfermos de COVID. "Vemos más efectos neurológicos entre ellos. Cuando los niños tienen fiebre, algunos convulsionan y es difícil saber cuál es la causa", aseveró.
El presidente de la Asociación de Pediatría, el profesor Zachi Grossman, agregó: "El COVID-19 provoca menos efectos secundarios en los niños en comparación con los adultos, pero la encefalitis y otros fenómenos neurológicos no hacen más que reforzar la necesidad de una vacuna para proteger a los más pequeños", finalizó.
Comentarios 0