Una de las antiguas lápidas halladas.
Una de las antiguas lápidas halladas.
Dan Akostivai
En las lápidas descubiertas se encontraron grabaciones en hebreo.

Rumania: descubren una cueva con antiguas lápidas judías

El gobierno rumano cooperó con los nazis y, después de la masacre de los judíos de Iasi, destruyó el antiguo cementerio y saqueó las antiguas lápidas, algunas de las cuales tienen más de 500 años. Recientemente han sido halladas en una cueva debajo de un campo de fútbol debido a las fuertes lluvias.

Itamar Eichner - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 15.10.20 , 13:09
Las fuertes lluvias en el noreste de Rumanía dejaron al descubierto una cueva subterránea repleta de lápidas de un antiguo cementerio judío, que fue destruido en 1943, en medio de la Segunda Guerra Mundial. Algunas tienen más de 500 años y aún se pueden identificar las letras hebreas grabadas en ellas.
En las lápidas descubiertas se encontraron grabaciones en hebreo.En las lápidas descubiertas se encontraron grabaciones en hebreo.
En las lápidas descubiertas se encontraron grabaciones en hebreo.
(Dan Akostivai)
La cueva fue descubierta la semana pasada en un campo de fútbol en el parque Tartarasi, en la ciudad de Iasi. El sitio se encuentra cerca del lugar donde los aliados de los nazis robaron miles de lápidas del antiguo cementerio judío.
La cueva hallada en un campo de fútbol en Iasi, Rumania.La cueva hallada en un campo de fútbol en Iasi, Rumania.
La cueva hallada en un campo de fútbol en Iasi, Rumania.
(Dan Akostivai)
Lápidas del siglo XV
La lluvia hizo que el techo de la cueva se derrumbara, revelando fragmentos de decenas de lápidas ornamentadas, en las que aún se pueden identificar claramente las letras hebreas grabadas en piedra. El historiador Adrian Cioplantz dijo que las tumbas más antiguas encontradas en el cementerio datan de 1467. "La historia nos envía una señal del pasado", agregó.
Lugar donde fueron ocultadas las lápidas robadas.Lugar donde fueron ocultadas las lápidas robadas.
El lugar donde fueron ocultadas las lápidas robadas.
(Dan Akostivai)
El antiguo cementerio judío tenía más de 20.000 tumbas y fue destruido por orden de Ion Antonescu, el primer ministro rumano durante la guerra. A los judíos de Bucarest se les permitió trasladar miles de cuerpos a otro cementerio, pero miles de tumbas fueron profanadas.
Una de las antiguas lápidas halladas.Una de las antiguas lápidas halladas.
Una de las antiguas lápidas halladas.
(Dan Akostivai)
Las lápidas retiradas se utilizaron como material de construcción a instancias del alcalde de Iasi, Konstantin Yafarim. En 1941, tuvo lugar un duro pogromo en la ciudad, en el que fueron asesinados unos 15.000 judíos.
Comentarios 0