Un hospital francés que aloja a enfermos de COVID-19.
Un hospital francés que aloja a enfermos de COVID-19.
Ynet
"Para finales de 2021 esperamos la llegada de 90.000 personas", pronosticó la ministra de Inmigración israelí, Pnina Tamaro Shatta.

Israel se prepara para una masiva ola inmigratoria pospandemia

La ministra de Inmigración pronosticó la llegada de 90.000 judíos para fines de 2021. Un 400% de aumento de consultas en EE.UU., el interés de los jóvenes argentinos y la tragedia francesa como trampolín.

AFP y Ynet Español |
Published: 18.06.20 , 20:05
Antisemitismo, crisis económica, ideología religiosa o sionismo son algunas de las razones que motivan a muchos judíos a emigrar a Israel. Y el coronavirus parece haber sido decisivo para que muchos se animen a dar ese paso.
En una reunión efectuada en el Parlamento israelí, esta semana, los responsables de inmigración exigieron más presupuesto para hacer frente a una oleada masiva. "Antes de la crisis no teníamos suficiente dinero y ahora tenemos cada vez más demandas de apertura de expedientes", subraya Neta Briskin-Peleg, responsable de Nativ, un organismo público encargado de revisar la validez de las demandas de aliá procedentes de los países de la ex Unión Soviética.
"Para finales de 2021 esperamos la llegada de 90.000 personas, frente a las 35.463 que se produjeron en 2019", pronosticó el miércoles en el Parlamento la nueva ministra de Inmigración, Pnina Tamano-Shatta. En tanto la ministra de la Diáspora, Omer Yankelevich, instó a las autoridades a "decir a los judíos de la diáspora que estamos con ellos en estos momentos críticos en que las comunidades judías están angustiadas por el coronavirus".
Para finales de 2021 esperamos la llegada de 90.000 personas", pronosticó la ministra de Inmigración israelí. Para finales de 2021 esperamos la llegada de 90.000 personas", pronosticó la ministra de Inmigración israelí.
"Para finales de 2021 esperamos la llegada de 90.000 personas", pronosticó la ministra de Inmigración israelí, Pnina Tamaro Shatta.
(AFP)
El mayor contingente de potenciales candidatos a la aliá está en Estados Unidos, país donde vive la mayor comunidad judía fuera de Israel y particularmente golpeado por el coronavirus. Según Ronen Foxman, miembro de la asociación Nefesh Benefesh, que se ocupa de la emigración a Israel de los judíos de América del Norte y Gran Bretaña, las solicitudes de aliá procedentes de estos países han aumentado un 400% en los últimos meses.
La comunidad judía más grande de América latina vive en la Argentina y allí Ale Haber, enviado de la Agencia Judía para Israel, le contó a Ynet Español sobre el aumento del interés de muchos jóvenes judíos argentinos: “Subió mucho la cantidad de gente que se suma a actividades informativas”, afirma, y considera que desde su percepción en su mayoría se trata de jóvenes que ya pensaban en mudarse a Israel y que la pandemia podría funcionar como un “último empujón”.
Además, opinó que “en la Argentina hay una imagen muy positiva sobre el manejo de la pandemia en Israel”, y que eso ayudó para afianzar el interés.
A diferencia del país sudamericano, en el que la pandemia profundiza problemas económicos preexistentes pero por el momento arrojó una cantidad de muertes relativamente baja, en Francia la situación es inversa: ya se registraron 29.000 muertos en un territorio de 65 millones de habitantes, 13 veces más que Israel, que hasta la fecha logró controlar la epidemia y acumula poco más de 300 muertos en un país de 9 millones de habitantes.
Estados Unidos no actuó con la suficiente rapidez. Estados Unidos no actuó con la suficiente rapidez.
Estados Unidos no actuó con la suficiente rapidez ante la pandemia y sufrió miles de muertes.
(AP)
Dan Bocobza, empresario de Estrasburgo y padre de siete hijos, es uno de los tantos judíos franceses que barajaba la posibilidad de emigración a Israel y el coronavirus lo terminó de convencer. "La mala gestión en Francia respecto del coronavirus tuvo que ver”, admite, aunque también explica que “siempre nos hemos querido ir e Israel era un destino posible”.
Según Shay Felber, directivo de la Agencia Judía del país galo, "hay tres veces más de solicitudes de aliá en Francia después de la crisis del coronavirus". Según datos oficiales, en mayo de este año se iniciaron unos 700 dosieres frente a los 130 del mismo mes de 2019.
Francia ya había proporcionado a Israel un contingente récord de 7.900 nuevos inmigrantes en 2015, año de los atentados del Bataclán, Charlie Hebdo y el Hyper Casher. Pero para Ariel Kandel, director de Qualita, asociación de ayuda a la integración de judíos en Francia y los países francófonos, esta situación es más grave: "Los efectos de la crisis del coronavirus son seguramente más duros para los judíos de Francia que los de los atentados de 2015", piensa.
Comentarios 0