Itamar Ben-Gvir, ascendente político de la extrema derecha israelí.
Itamar Ben-Gvir, ascendente político de la extrema derecha israelí.
AFP
Ultima reunión entre los presidentes de Israel, Isaac Herzog, y de Estados Unidos, Joe Biden.

Los judíos estadounidenses, desinteresados del proceso electoral en Israel

La comunidad judía de Estados Unidos parece estar más interesada en las elecciones de medio término en su propio país, a pesar de que los líderes judíos sostienen que es su deber involucrarse en los procesos políticos israelíes.

The Media Line |
Published: 01.11.22, 16:34
El presidente Isaac Herzog hizo las rondas en una sala de conferencias de un hotel de Washington el martes, saludando a una multitud en gran parte admirada de docenas de líderes judíos estadounidenses.
En un período intenso de divisiones políticas y con elecciones inminentes en Estados Unidos y en Israel, el hermano de Herzog, el embajador israelí en los Estados Unidos, Michael Herzog, pidió a los asistentes que trataran de mantener la política del día fuera de la discusión esa mañana.
5 צפייה בגלריה
Ultima reunión entre los presidentes de Israel, Isaac Herzog, y de Estados Unidos, Joe Biden.
Ultima reunión entre los presidentes de Israel, Isaac Herzog, y de Estados Unidos, Joe Biden.
Ultima reunión entre los presidentes de Israel, Isaac Herzog, y de Estados Unidos, Joe Biden.
(Kobe Gideon, GPO)
El presidente israelí, sin embargo, fue más realista, y le dijo a la multitud que ninguno de ellos podía ignorar por completo la realidad actual.
"Hay elecciones intermedias (en Estados Unidos), tenemos elecciones en Israel la próxima semana. Creo que una cosa debe trascender ambos: la amistad y el estrecho vínculo entre Israel y los Estados Unidos es inquebrantable y es un valor que todos debemos apreciar y por el que debemos trabajar. Permítanme añadir también que debemos respetar las democracias de los demás", señaló el presidente Herzog.
"Habrá, por supuesto, discusiones sobre el resultado", agregó sobre las elecciones. "En primer lugar, la regla subyacente debería ser que honramos y respetamos la democracia".
Según varios líderes judíos estadounidenses en la sala, los asistentes se apegaron en gran medida a la solicitud del presidente, tanto por respeto como por el bien de sus propias organizaciones.
5 צפייה בגלריה
Judíos estadounidenses en Nueva York.
Judíos estadounidenses en Nueva York.
Judíos estadounidenses proisraelíes en Nueva York.
(Shachar Ezran)
"Hubo muchos grupos, entre ellos el mío, que tienen una membresía diversa, y no tomamos posiciones en absoluto sobre las elecciones israelíes", comentó Herbert Block, director ejecutivo del Movimiento Sionista Estadounidense. "El presidente mencionó lo que él llama sus poderes blandos, incluyendo designar a uno de los miembros de la Knesset para formar un gobierno. Habló de tomar ese papel en serio", aclaró.
Aun así, es imposible ignorar las tensiones que se desarrollan sobre la posibilidad de un gobierno israelí que incluya elementos de extrema derecha.
Un par de demócratas del Congreso pro-Israel han hecho sonar las alarmas sobre la posibilidad de que el miembro de extrema derecha de la Knesset Itamar Ben-Gvir (partido del sionismo religioso) se convierta en un ministro de alto rango en el próximo gobierno, en caso de que Benjamin Netanyahu regrese a la Oficina del Primer Ministro.
Netanyahu, líder del Likud y de la oposición de la Knesset, señaló a la estación de radio ultraortodoxa Kol Barama el martes que no "inclinaría la cabeza" ante la presión de Estados Unidos.
5 צפייה בגלריה
Itamar Ben-Gvir, ascendente político de la extrema derecha israelí.
Itamar Ben-Gvir, ascendente político de la extrema derecha israelí.
Itamar Ben-Gvir, ascendente político de la extrema derecha israelí.
(AFP)
"Somos una democracia y decidiremos quién estará en el próximo gobierno. Sé cómo defendernos", advirtió Netanyahu, quien tendría que confiar en Ben-Gvir, cuyo partido se proyecta que será el tercero más grande en la próxima Knesset.
Ben-Gvir, discípulo del controvertido rabino Meir Kahane, fue considerado una vez fuera de lugar en la política israelí debido a la retórica abiertamente racista hacia los árabes y sus veladas amenazas públicas al entonces primer ministro Yitzhak Rabin en las semanas previas al asesinato del primer ministro. El propio Netanyahu describió previamente a Ben-Gvir como "no apto" para ocupar un papel ministerial.
El representante estadounidense Brad Sherman y el senador Robert Menéndez, ambos demócratas pro-Israel, han advertido en las últimas semanas sobre la creciente fortuna política de Ben-Gvir. Netanyahu dijo el martes que luchó contra los comentarios privados de Menéndez supuestamente hechos durante un reciente viaje a Israel por el poderoso jefe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.
"Le dije a Menéndez: '¿Me estás hablando de [Ben-Gvir] que cree en el Estado de Israel y apoya a los soldados de las FDI? No he escuchado una palabra sobre [el ministro de Defensa Benny] Gantz y [el primer ministro Yair] Lapid asociándose con [el líder de Ra'am] Mansour Abbas y la Hermandad Musulmana, que niegan a Israel como un estado judío y van a las tiendas de luto de asesinos de judíos", le habría dicho Netanyahu.
5 צפייה בגלריה
Comunidad judía en Nueva York.
Comunidad judía en Nueva York.
Comunidad judía en Nueva York.
(AFP)
Sin embargo, Abbas declaró a fines del año pasado que "Israel nació como un estado judío, ésa fue la decisión del pueblo, y la pregunta no es cuál es la identidad del estado. Nació de esta manera y seguirá siendo así".
Mientras que miembros selectos del Congreso se adentran en las aguas políticas israelíes, los judíos estadounidenses están adoptando en gran medida un enfoque cauteloso y desapasionado, incluso aquellas organizaciones que hablaron en 2019 durante las negociaciones de coalición de Netanyahu con Ben-Gvir.
El Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí, el Comité Judío Americano, la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judías Estadounidenses y el Consejo Judío para Asuntos Públicos dicen que se mantendrán fuera de la contienda esta vez.
"Creo que deberíamos centrarnos en la majestuosidad de la democracia en la que Israel está involucrado, donde la democracia es tan vibrante que los israelíes parecen querer celebrar elecciones cada pocos meses. En cuanto a los resultados, como las elecciones aquí en Estados Unidos, la gente hablará y a medida que lleguen los resultados, ciertamente lo respetaremos y nos comprometeremos con cualquier gobierno que surja de esas elecciones", consideró William Daroff, CEO de la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judías Estadounidenses.
"La democracia es tan vibrante que los israelíes parecen querer celebrar elecciones cada pocos meses"
William Daroff
El rabino Rick Jacobs, presidente de la Unión para el Judaísmo Reformista, el movimiento judío más grande de los Estados Unidos, dijo que tiene la intención de mantener la presión, advirtiendo que el hecho de que una amplia franja de judíos estadounidenses no lo haga tendría consecuencias negativas de gran alcance para la relación entre Israel y los judíos estadounidenses.
Sin embargo, Jacobs parece estar en un bote solitario en su condena. Mientras que el influyente Comité Judío Americano calificó las opiniones del partido de Ben-Gvir como "reprensibles" en 2019, el nuevo CEO de AJC, Ted Deutch, quien recientemente dejó el Congreso, dijo que AJC históricamente "ha sido claro sobre la importancia de los valores que comparten Estados Unidos e Israel, y vamos a seguir siendo claros sobre esos valores compartidos (...) Estados Unidos trabaja en conjunto, independientemente de cuáles sean esos gobiernos, para promover esos valores que nos importan tan profundamente".
Cuando se le pidió que aclarara si trabajar con un gobierno que incluyera a Ben-Gvir pondría a su organización en una posición incómoda con los judíos estadounidenses, Deutch objetó.
5 צפייה בגלריה
Niños judíos estadounidenses en Brooklyn.
Niños judíos estadounidenses en Brooklyn.
Niños judíos estadounidenses en Brooklyn.
(AFP)
"Creo que es importante como tenemos estas discusiones, nuevamente, dejar en claro cuál es nuestra posición con las próximas elecciones. Y ciertamente, el AJC ha dejado en claro sus puntos de vista sobre la importancia de la reflexión de nuestros valores compartidos. Y vamos a seguir haciéndolo. No creo que el AJC vaya a retroceder en eso", agregó.
El cambio de rumbo de esas organizaciones que retienen advertencias esta vez podría atribuirse a una serie de factores, incluido el hecho de que Ben-Gvir ya no es una figura marginal que pueda ser expulsada del escenario político.
También existe la posibilidad de fatiga electoral, donde los grupos no quieren gastar capital político en un problema interno israelí, sabiendo que las circunstancias podrían cambiar rápidamente si un nuevo gobierno no se forma o colapsa rápidamente, que son los resultados más probables basados en las encuestas.
De cualquier manera, esta vez en gran medida hay una política no intervencionista de los judíos estadounidenses, que también tienen que lidiar con sus propias elecciones.
Comentarios 0