Un procesador de Google logró realizar una cuenta de 10.000 años en tres minutos
Google condenó lo escrito por uno de sus trabajadores.
Ynet
Kamau Bobb y el edificio de Google en Silicon Valley.

Un gerente de Google fue separado de su cargo por una publicación antisemita de 2007

Kamau Bobb escribió en un artículo de 2007 que los judíos tienen un "apetito inédito por la guerra y la matanza como autodefensa". 14 años después, la publicación fue dada a conocer por un medio de comunicación y organizaciones judías exigieron su desvinculación del gigante tecnológico.

Yuval Mann - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 03.06.21 , 11:09
Kamau Bobb, director de estrategia e investigación en el área de Diversidad Social de Google, fue separado de su cargo por una publicación en su blog personal de 2007 en la que escribió que los judíos tienen un "apetito inédito por la guerra y la matanza como autodefensa". Bobb envió un pedido de disculpas a una agrupación de trabajadores judíos de Google, conocidos como Jewglers, y la empresa comunicó el cambio a un puesto menor.
El texto había sido publicado en el blog personal de Bobb en noviembre de 2007.
El texto había sido publicado en el blog personal de Bobb en noviembre de 2007. Bajo el título "Si yo fuera judío" Bobb se refirió a la Guerra del Líbano e 2006 y escribió que no entendía "a quienes dicen que hay justificación para bombardear el Líbano, masacrar civiles y destruir una gran parte de Beirut en respuesta a la captura de algunos soldados".
1 צפייה בגלריה
Kamau Bobb y el edificio de Google en Silicon Valley.
Kamau Bobb y el edificio de Google en Silicon Valley.
Kamau Bobb y el edificio de Google en Silicon Valley.
(Linkedin/Shutterstock)
“La autodefensa es indudablemente un instinto", agregó Bobb en el escrito pero concluyó que si él mismo fuera judío, "estaría preocupado por mi creciente insensibilidad hacia el sufrimiento de los demás". Además, Bobb sostuvo en su publicación que los judíos deberían tener mayor "compasión humana" debido al sufrimiento que pesó sobre ellos en el pasado, sobre todo en el Holocausto.
La antigua publicación fue dada a conocer esta semana por un sitio web de periodismo político conservador estadounidense.
La antigua publicación fue dada a conocer a principios de esta semana por el Washington Free Beacon, un sitio web de periodismo político conservador estadounidense, y luego replicada por otros medios de mayor alcance que derivó en el pedido de despido de Bobb.
"Google debe despedir a este antisemita", sostuvo el Centro Shimon Wiesenthal a través de Twitter. Michael Dixon, director ejecutivo de la organización pro-israelí Stand With Us, se preguntó si Google no había "googleado" antes de contratar a Bobb.
"Permítanme disculparme. Lo que se suponía debía ser una crítica a una acción militar específica, degeneró en declaraciones y prejuicios antisemitas"
Kamau Bobb, trabajador de Google
El propio Bobb, por su parte, escribió un mensaje a la agrupación de empleados judíos de Google, Jewglers: "En primer lugar, permítanme disculparme. Lo que escribí fue una generalización burda de toda la comunidad judía. Lo que se suponía debía ser una crítica a una acción militar específica, degeneró en declaraciones y prejuicios antisemitas. Creo que todos podemos estar de acuerdo en que no hay una solución fácil para la situación, pero esa no es la cuestión. La forma en que expresé mis puntos de vista fue ofensiva".
A pesar de la disculpa, Google decidió trasladar a Bobb a un puesto inferior. La empresa dijo que "condena lo escrito en el pasado por un miembro del equipo de diversidad social, que daña de forma dolorosa a los miembros de nuestra comunidad judía y la comunidad LGBT. Estas cosas son, por supuesto, ofensivas. Su autor lo sabe y se disculpó. No seguirá trabajando en nuestro equipo de diversidad social y de ahora en adelante se enfocará en trabajos de investigación en el área de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.
Los comentarios de Bobb se dieron a conocer semanas después de la Operación Guardián de los Muros que causó gran revuelo en varias compañías de tecnología de Silicon Valley. Durante la ofensiva, un grupo de unos 250 trabajadores judíos se separó del grupo Jewglers y pidió al director ejecutivo de Google, Sonder Pichai, que condenara a Israel y la violencia contra los palestinos. Apple y Amazon han tenido gestos similares por parte de trabajadores.
Comentarios 0