El rabino William Wolff se convirtió en una estrella de cine en la vejez en documentales.
El rabino William Wolff se convirtió en una estrella de cine en la vejez en documentales.
Toby Axelrod
Una foto del rabino Wolff, del fotógrafo Koska, cuelga en el edificio de la Comunidad Judía en Mecklemburgo-Pomerania.

Falleció a los 93 años William Wolff, el rabino que sirvió a los judíos de Alemania después de la caída del Muro de Berlín

El rabino William Wolff huyó de los nazis y luego regresó a Alemania para servir a sus judíos después de la reunificación en la década de 1990. Murió el 8 de julio en Inglaterra y tenía 93 años.

JTA - Adaptado por Mark Mysler |
Published: 13.07.20 , 18:44
Nacido en una familia ortodoxa en Berlín en 1927 como Wilhelm Wolff, huyó con su familia a Holanda en septiembre de 1933 y luego a Inglaterra en 1939. Allí, se sintió atraído por el judaísmo liberal. Después de una carrera en el periodismo, se dedicó a los estudios rabínicos, obteniendo su ordenación en 1984 del liberal Leo Baeck College en Londres.
A principios de la década de 1990, cuando los antiguos judíos soviéticos ingresaban a Alemania, la comunidad judía del país buscaba rabinos, cantores y educadores. Wolff terminó sirviendo como rabino estatal de Mecklemburgo-Pomerania Occidental de 2002 a 2015.
Una foto del rabino Wolff, del fotógrafo Koska, cuelga en el edificio de la Comunidad Judía en Mecklemburgo-Pomerania.Una foto del rabino Wolff, del fotógrafo Koska, cuelga en el edificio de la Comunidad Judía en Mecklemburgo-Pomerania.
Una foto del rabino Wolff, del fotógrafo Koska, cuelga en el edificio de la Comunidad Judía en Mecklemburgo-Pomerania.
(AFP)
Después de su retiro, continuó brindando asesoramiento y apoyo a las comunidades judías. También, ya en la vejez, se convirtió en una estrella de cine a través de los documentales de la cineasta alemana Britta Wauer.
"Con su regreso a Alemania, el rabino Wolff hizo una enorme contribución a la reconciliación y también al desarrollo de la vida judía en el antiguo estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental en Alemania Oriental”, dijo Josef Schuster, jefe del Consejo Central de Judios en Alemania.
"Willy Wolff fue probablemente el rabino más improbable del mundo", dijo Britta Wauer en un correo electrónico a la Agencia Telegráfica Judía. “Para mí, fue uno de los personajes más maravillosos, inspiradores y encantadores que he conocido. Estoy agradecida por todo el tiempo que hemos pasado juntos, por los diferentes mundos que abrió, por su sabiduría y su sonrisa y por lo que llamamos "Lebensfreude", una profunda alegría por la vida".
Comentarios 0