Nissim Black.
Nissim Black.
Nissim Black.

De pandillero a judío ortodoxo: la fascinante historia del rapero Nissim Black

El abuso de drogas, el narcotráfico y la violencia formaban parte de la vida del músico afroamericano, hasta que encontró el judaísmo. Tras atravesar el proceso de conversión y abrazar la ortodoxia, emigró a Israel en 2016, donde vive junto a su familia y continúa grabando canciones que se escuchan en todo el mundo. En diálogo exclusivo con Ynet Español, el artista expresa: "La religión judía me salvó".

Leandro Fleischer |
Published: 17.11.20 , 13:04
Nissim Black (33) nació en Seattle, Estados Unidos. Su pasión por la música surgió durante su infancia, una etapa en que el artista también estuvo relacionado con el mundo de las drogas, las pandillas y la violencia. Su madre murió de sobredosis y su padre solía dedicarse al narcotráfico.
De niño solía rezar junto a su abuelo musulmán en una mezquita, pero en su adolescencia eligió el cristianismo "para recibir un mensaje mejor" y alejarse de su pasado, que incluso lo había llevado a una correccional de menores. En su largo camino espiritual se topó con la religión judía, de la cual se enamoró.
Nissim no se conformó con la conversión al judaísmo; abrazó la ortodoxia y en 2016 emigró a Israel, donde hoy vive junto a su mujer y sus seis hijos. Los primeros dos años residió en el barrio ortodoxo de Mea Shearim, en Jerusalem, y luego se trasladó a Beit Shemesh.
En diálogo exclusivo con Ynet Español, el rapero se refiere, entre otras cosas, al impresionante vuelco que dio su vida, su conversión al judaísmo, su música, el antisemitismo y su vida en el Estado judío. "Israel es mi casa", dice.
Nissim Black.Nissim Black.
Nissim Black.
- ¿Puedes contarme cómo fue tu infancia?
- Nací en Seattle. Crecí en un ambiente de mucha violencia y narcotráfico. Empecé a consumir drogas a la edad de nueve años y a vender cuando tenía 12. Formé parte de una pandilla, pero también me gustaba mucho la música, a la que empecé a dedicarme profesionalmente a los 13 años. Mi primer contacto con la religión fue con el islam, ya que mi abuelo era un musulmán sunita. Cuando tenía alrededor de ocho o nueve años solía ir a la mezquita con él y rezaba cinco veces por día. Después, mi abuelo fue enviado a prisión. A los 14 años fui a un campamento cristiano y me convertí al cristianismo. Luego me vi envuelto en una dura pelea con otro rapero, que fue a vida o muerte. Eso me hizo buscar la espiritualidad. Y toda la investigación que hice me llevó al judaísmo.
- ¿Qué puedes decirme de tus padres?
- Mis padres se separaron cuando yo tenía dos años. Luego, mi madre se volvió a casar. Ellos también se dedicaban a la música. Fueron unos de los primeros cantantes de hip-hop en Seattle. Mi madre murió de sobredosis cuando yo tenía 18 años. En cuanto a mi padre, que solía dedicarse al narcotráfico, hizo un giro en su vida y ahora es doctor en teología; es un pastor cristiano que enseña religión en un instituto. Logró llevar a cabo una impresionante transformación.
("A Million Years", por Nissim Black)
- Claramente, intentaste escapar de tu dura vida en el pasado, ¿puedes explicar cómo fue que encontraste el judaísmo en ese camino de superación?
- Cuando era cristiano comencé a leer la Biblia, y empecé a hacerme muchas preguntas. Entonces inicié una búsqueda por mi cuenta. Quería saber por qué razón existía el cristianismo, si Jesús era judío, por ejemplo. Entonces, al investigar en profundidad el cristianismo, me llevó a conocer el judaísmo. Pasé mucho tiempo estudiando la Biblia y descubrí la conexión entre Dios y el pueblo judío, lo que resultó en que mire todo sin los lentes de cristiano. Eso tuvo un fuerte efecto sobre mí.
- ¿Qué edad tenías cuando te convertiste al judaísmo?
- Cuando empecé a leer sobre el asunto tenía aproximadamente 20 años, pero tres o cuatro años después decidí atravesar el proceso de conversión.
- ¿Ya estabas casado con tu mujer?
- Sí. He estado con ella desde los 17 años. Su hermana estaba en pareja con mi mejor amigo. Y los cuatro decidimos convertirnos al judaísmo.
- ¿Nunca abandonaste la música?
- Sí. Dejé la música por alrededor de dos años.
"Israel es mi casa"."Israel es mi casa".
"Israel es mi casa".
(@greycoat_ph Tziporah Litman)
- ¿Por qué? ¿Por motivos religiosos?
- Sí. Pensé que no iba a dejarme avanzar en el aspecto espiritual. Creí que la única forma de probarme a mí mismo que era serio respecto de mi devoción por Dios era abandonar la música.
- ¿Por qué decidiste regresar a la actividad musical?
- Mucha gente de mi entorno me alentaba a volver. Además sentí que seguramente era algo que Dios quería que yo hiciera.
- ¿Cuándo comenzaste a obtener fama por tu música?
- Entre el año 2008 y el 2009, antes de mi conversión al judaísmo, fue cuando empecé a crecer como músico. Un importante productor musical llamado Jake One lanzó un compilado de rap, y yo formé parte de ese álbum junto a otras estrellas. Después, hice mi propio disco, que gracias a Dios tuvo mucho éxito, y estuve en MTV y otros canales. Años después me convertí al judaísmo, lancé la canción “Hashem melej” ("Dios es el rey"), y a partir de ese momento mi música tuvo un gran impacto en el mundo judío.
- Ya dijiste el motivo por el cual te convertiste al judaísmo, pero ¿por qué decidiste ser ortodoxo?
- Es una buena pregunta, pero a su vez es tonta. Si yo me enamoré de Dios, la Torá, etc, ¿qué otra cosa podría ser? (risas). Los conservadores y los reformistas no creen tanto en Dios, y mi corazón quería estar cerca del Señor. No tenía otra opción.
"Sentí que Dios quería que yo hiciera música"."Sentí que Dios quería que yo hiciera música".
"Sentí que Dios quería que yo hiciera música".
(@greycoat_ph Tziporah Litman)
- Es como decir ‘si lo hago, lo hago bien’, ¿cierto?
- Exactamente. No era algo poco importante para mí, realmente me estaba enamorando de Dios. Fue un momento de iluminación, de descubrimiento de la Torá, del amor del Señor por el pueblo de Israel, por Jerusalem, etc. No es solamente convertirse y mudarse a Tel Aviv para llevar una vida secular (risas). No digo que sea algo malo, hay gente que prefiere vivir así, pero no era lo que yo sentía que quería hacer.
- Pero tú vienes de un mundo completamente diferente, ¿qué te decían tus amigos y tu familia?
- Fue difícil para ellos, porque por alrededor de siete años no estuve mucho con ellos. Estaba muy comprometido con mis estudios. Sólo corría en dirección a Dios.
- ¿Crees que la religión, y el judaísmo en particular, te salvó de la dura vida que tuviste en el pasado?
- Absolutamente. El cristianismo me salvó en un momento crucial de mi vida, en el que estaba involucrado en pandillas y otras cosas malas. Pero no fue como el judaísmo, que realmente está relacionado con una ética real y la halajá (ley judía). El cristianismo se puede interpretar de varias maneras, entonces deja muchas zonas grises. Mucha gente se vuelve cristiana y vive una especie de doble vida. Hay muchos miembros de pandillas que venden drogas y dicen que son cristianos. Pero el judaísmo te lleva a vivir de forma más estructurada.
- Mucha gente se acerca a la religión en prisión. Tú estuviste en un centro correccional juvenil. ¿Fue allí donde comenzaste a desarrollar tu lado espiritual quizá?
- No, como te dije antes, mi conversión al cristianismo sucedió en un campamento para jóvenes organizado por misioneros, y eso es lo que hacen, tratan de convertirte al cristianismo. Pero yo no sabía nada de eso. Yo solo fui para pasarla bien. Finalmente me convertí por el momento que estaba atravesando en mi vida y quería recibir un mensaje mejor.
"El judaísmo me salvó"."El judaísmo me salvó".
"El judaísmo me salvó".
(@greycoat_ph Tziporah Litman)
- Ya hablaste sobre tu conversión al judaísmo y los motivos que te llevaron a ser ortodoxo, ahora dime, ¿por qué emigraste a Israel?
- Mira. Es muy difícil enamorarse del Dios de Israel, leer la Torá, etc, y no hacerlo. Nunca tuve dudas al respecto. Desde que estaba estudiando, sabía que en algún momento iba a emigrar a Israel. Mi esposa no lo sabía, pero yo sí (risas).
- ¿Se quedó estupefacta cuando le comentaste sobre tu decisión?
- No. Se resistió mucho a hacerlo, pero en lugar de tratar de convencerla, recé mucho para que ella decidiera ir a vivir a la Tierra de Israel. Y un día vino, y me lo planteó como si hubiera sido su idea. Pero tomó algunos años.
- ¿Cómo es tu vida en Israel?
- Me encanta. No la cambiaría por volver a Estados Unidos. Es mi casa. Hay muchos problemas aquí, pero es mi casa.
- ¿A qué tipo de público llega tu música especialmente?
- Tengo muchos seguidores en todo el mundo. Hay gente que escucha mi música acá, pero no mucha porque no canto en hebreo. De todos modos, la gente me suele reconocer en la calle y me pide fotos o autógrafos. No solo religiosos, también seculares. Si bien en Estados Unidos es donde más se escucha mi música, también tengo bastantes seguidores en Alemania y Rusia, por ejemplo.
"En Israel, la gente me reconoce y me pide fotos y autógrafos"."En Israel, la gente me reconoce y me pide fotos y autógrafos".
"En Israel, la gente me reconoce y me pide fotos y autógrafos".
- ¿Solo judíos?
- No. Creo que este año empecé a tener más seguidores que no son judíos porque cambié un poco el estilo de música con el fin de que llegue a más personas en todo el mundo. Antes, mi canciones estaban dirigidas más al mundo judío, pero mi rabino me dijo que mi misión era más amplia, no solo para los judíos.
- Dejando el lado de la música, me gustaría preguntarte sobre el antisemitismo que hay en parte de la comunidad afroamericana en Estados Unidos. ¿Es un verdadero problema o crees que está exagerado el asunto?
- Creo que la prensa siempre tiende a agrandar los problemas. Sin embargo, veo que el antisemitismo está en crecimiento debido a que hay un surgimiento de todo tipo de grupos que defienden diferentes causas, como el movimiento de los “israelitas negros”, que se está expandiendo a gran velocidad y es muy antisemita. Y sí, creo que está aumentando el odio hacia los judíos en ciertos grupos afroamericanos, pero no todos, desde ya.
- ¿Tú has sido discriminado?
- Sí, fui discriminado por los “israelitas negros”, he sufrido hostigamiento por parte de ellos. Y mucha gente se sorprende por mi condición de judío y negro. De hecho, los árabes aquí en Israel me preguntan si soy musulmán debido a que visto como jasídico, porque no pueden entender que yo sea judío.
- ¿Crees que tu trabajo como rapero judío-ortodoxo y negro ayuda a reducir ese odio?
- Absolutamente. Sin duda alguna. Creo que el hecho de que tanta gente vea en mí algo que no vio en el pasado es de gran ayuda, especialmente en momentos que los movimientos de nacionalistas negros están en aumento. Al ver a un judío negro les da una idea por fuera de lo que solían pensar con anterioridad.
Comentarios 0