Las familias de Moshe Sharet, Golda Meir y Levi Eshkol lideran el reclamo.

Los primeros ministros olvidados de Israel

Los familiares de Moshe Sharet, Levi Eshkol y Golda Meir luchan por preservar su legado, y exigen el mismo presupuesto para conmemorarlos como las grandes inversiones que se utilizan para conmemorar a Ben Gurión, Rabin, Beguin y Shamir.

Itamar Eichner - Adaptado por Michelle Dreifus |
Updated: 07.11.19 , 13:11
En 1986 se buscó crear un mecanismo conmemorativo lo más equitativo posible, y se creó el Consejo para conmemorar a los Presidentes y Primeros Ministros israelíes. Pero a lo largo de los años, el Consejo ha sido foco de varios informes de la Contraloría del Estado. De los 140 millones de shekels que se invierten para conmemorar a los primeros ministros, aproximadamente el 40% se asignó para Menajem Beguin e Itzjak Shamir, y unos 50 millones para el recuerdo de Itzjak Rabin. Por otra parte, a Golda Meir no se asignó ningún presupuesto.
"El desequilibrio entre los primeros ministros que reciben grandes presupuestos conmemorativos, en comparación con otros, plantea dudas sobre la política de conmemoración en el Estado de Israel", afirman los líderes de la lucha.
Un ejemplo se puede observar en el proceso legislativo para aprobar el presupuesto del Centro Rabin. El primer gobierno de Netanyahu, que dirigió la legislación para establecer el centro, condicionó el establecimiento de un centro conmemorativo paralelo a Menajem Beguin. Según la decisión del gobierno, los centros se establecieron con fondos recaudados por donaciones, y sus actividades son financiadas por el estado. Desde entonces, cientos de millones de shekels han sido transferidos a los centros, y en el 2019 el presupuesto de cada uno era de unos 10 millones de shekels.
sharet eshkol meirsharet eshkol meir
Las familias de Moshe Sharet, Golda Meir y Levi Eshkol lideran el reclamo.
(AFP)
El año pasado, el gobierno anunció que había presupuestado 14 millones de shekels para establecer un centro patrimonial para Isaac Shamir. La decisión se tomó como una iniciativa del gobierno y, por lo tanto, no requirió la aprobación de la Knesset. Resoluciones similares del gobierno también fueron aprobadas para conmemorar a los presidentes Itzjak Navon y Jaim Herzog, por un monto de 16 y 19 millones de shekels respectivamente.
Pero para los otros primeros ministros, no se aprobó una ley conmemorativa en su nombre. Por lo tanto, las familias y las organizaciones conmemorativas de Sharet, Eshkol y Golda Meir se ven obligadas a repetir todos los años el intento de obtener presupuesto de la Oficina del Primer Ministro.
La profesora Ofra Nevo, hija del tercer primer ministro Levi Eshkol, explicó que no se trata de una cuestión política, o una cuestión de derecha e izquierda: "No estamos lidiando con la lucha por mi padre, sino por perpetuar la herencia del pueblo de Israel y su historia". El presupuesto designado para conmemorar a Eshkol en este 2019 es de 225.000 shekels.
El hijo del segundo primer ministro, Jacob Sharet, declaró: "No tenemos tiempo para esperar hasta que se aprueben las leyes, la legislación lleva mucho tiempo".
Asimismo, la nieta de Golda Meir, concluyó en que "es una política arbitraria e inconsistente".
En respuesta, la Oficina del Primer Ministro señaló que "las actividades conmemorativas son equitativas e incluyen a todos, y se llevan a cabo en conformidad con la Ley de Conmemoración de Preisdentes de Israel y sus Primeros Minsitros, paralelamente a la ley, la Knesset ha aprobado leyes separadas a lo largo de los años para conmemorar presidentes y primeros ministros específicamente".

First published: 13:11 , 07.11.19
Comentarios 0