"Me golpeaba incluso cuando estaba embarazada".
Datos preocupantes sobre violencia conyugal en Israel.
Imagen de archivo/Alex Kolomoisky
Datos preocupantes sobre violencia conyugal en Israel.

Fuerte aumento de los casos de violencia conyugal en Israel

La próxima semana se conmemorará el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con un panorama particularmente desolador: en el año de la pandemia, 26 mujeres fueron asesinadas y hubo un fuerte incremento en los casos de violencia de pareja. Revelador informe.

Hadar Gil-Ad - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 14.11.21, 09:34
"La situación cambió para mí después de que nació mi hijo, ya no pude soportarlo más"
Sarit
Durante casi una década, Sarit (seudónimo) ha estado lidiando con abusos y amenazas de quien fuera su esposo. Cuando se casaron, ella sufrió violencia severa por parte de él a diario, e incluso hoy, aproximadamente dos años después del divorcio, él continúa amenazando su vida todos los días. "Cuando nos casamos, él apenas trabajaba", dice. "Yo solía ganar 4.000 shekels al mes y le daba todo. Si no le transfería el dinero, me golpeaba brutalmente", agrega.
"Me golpeaba constantemente, incluso cuando estaba embarazada", recuerda Sarit. Y añade: "Iba a trabajar con marcas en la cara y el cuerpo. No me dejaba hablar con la gente, me mantenía alejada de todos. Incluso me quebró el brazo y el hombro. Además, solía decirme: ‘Te mataré; te arrojaré por la ventana’. Tenía mucho miedo y todavía tengo temor”.
3 צפייה בגלריה
Datos preocupantes sobre violencia conyugal en Israel.
Datos preocupantes sobre violencia conyugal en Israel.
Datos preocupantes sobre violencia conyugal en Israel.
(Imagen ilustrativa/Alex Kolomoisky)
Sarit se escapó de casa varias veces. "No me quejaba; no le contaba a las autoridades ni a nadie. La situación cambió para mí después de que nació mi hijo, ya no pude soportarlo más. Él se molestaba porque el niño lloraba y luego lo golpeaba también. Le comenté al respecto a una amiga, y ella me llevó a hablar con una trabajadora social que me indicó los pasos a seguir. Rápidamente me mudé a un refugio”, comenta.
Cientos de miles de mujeres y niños en Israel viven en un ciclo de violencia, y los casos han aumentado durante la pandemia de coronavirus
Como muchas mujeres sin círculos de apoyo, Sarit regresó con su pareja unos meses después de dejar el refugio. "Durante cuatro días estuvo bien, tranquilo. Sin embargo, luego la violencia empeoró. Me llamaba puta y me golpeaba en la cabeza. Al día siguiente me amenazó con matarme y yo volví a huir. Desde entonces he vivido en constante temor por mi vida. El Ministerio de Bienestar y Servicios Sociales insiste en que viva cerca de él para que pueda estar en contacto con el niño. Estoy en tratamiento psiquiátrico y todavía estoy lidiando con fracturas que no han sanado", afirma.
Un año de pandemia, un año de la violencia
Sarit no es la única. Cientos de miles de mujeres y niños en Israel viven en un ciclo de violencia, y los casos han aumentado durante la pandemia de coronavirus.
Antes del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemorará a fin de mes, la Organización Mundial de Mujeres Sionistas (WIZO, por sus siglas en inglés) publicó su informe anual sobre violencia conyugal, que contiene datos impactantes sobre el año pasado. El reporte muestra un aumento en el volumen de incidentes violentos después de las olas de coronavirus, cierres y pérdidas de empleos, acompañados de respuestas deficientes por parte del Estado, que se ha enfrentado a una crisis política continua y a una falta de presupuesto estatal.
En 2020, 26 mujeres fueron asesinadas (13 de ellas por sus cónyuges), en comparación con 17 en 2019 (5 de ellas por sus cónyuges). Cuatro de 13 mujeres asesinadas por sus parejas el año pasado habían presentado denuncias ante la policía. Aproximadamente la mitad de las mujeres que murieron en manos de un miembro de la familia eran conocidas por los servicios de bienestar.
3 צפייה בגלריה
"Me golpeaba incluso cuando estaba embarazada".
"Me golpeaba incluso cuando estaba embarazada".
"Me golpeaba incluso cuando estaba embarazada".
(Imagen de archivo/Alex Kolomoisky)
El informe también muestra que en 2020 se registró un récord de llamadas a la línea para hombres de WIZO
En el año del coronavirus, el total de llamados recibidos por los servicios de bienestar para denunciar casos de todo tipo de violencia doméstica se duplicaron en comparación con el mismo período del año anterior. El mayor aumento se produjo en los llamados relacionados con la violencia conyugal, los cuales registraron un incremento del 315%.
En mayo de 2020, inmediatamente después del final del primer confinamiento obligatorio, el número de solicitudes de asilo para mujeres maltratadas fue un 27% superior al del año anterior, en tanto que en junio de 2020 el número de estos pedidos aumentó un 28% respecto del 2019.
El informe también muestra que en 2020 se registró un récord de llamadas a la línea para hombres de WIZO. Se reportó un aumento del 43% en el número de consultas, y el récord se registró durante el primer período de confinamiento, cuando el número de llamados de hombres se incrementó en un 300%.
En el mismo año, la Policía de Israel registró 20.140 actos de violencia física y amenazas cometidos entre cónyuges. Se trata de un aumento del 11,6% en comparación con el 2019.
Entre los delitos inusuales, los aumentos en los intentos de asesinato son particularmente reveladores: de solo dos casos en 2019 a 14 en 2020. El número de detenidos por delitos de violencia doméstica en 2020 ha aumentado en un 30%.
A pesar del fuerte aumento en los casos de violencia y de que el Gobierno anterior adoptó los puntos principales del plan nacional para enfrentar la violencia doméstica, en la práctica no se tomaron acciones sustantivas para mejorar las respuestas brindadas por el Estado. Entre 2017 y 2020, las autoridades asignaron solo 128 millones de shekels (alrededor de 41 millones de dólares) de los 300 millones de shekels (alrededor de 96 millones de dólares) que, se estima, se necesitan para implementar el plan. Debido a la falta de transferencia del presupuesto necesario, la lucha contra la violencia sigue siendo parcial y se llevan a cabo solo soluciones temporales.
3 צפייה בגלריה
Rivka Neumann.
Rivka Neumann.
Rivka Neumann, directora de la División de Promoción de la Mujer de WIZO.
(Cortesía de NCJW)
Tiempo de acción
"Los datos reflejan la acción parcial y deficiente del Estado para reducir la violencia contra las mujeres y sus hijos", explica Rivka Neumann, directora de la División de Promoción de la Mujer de WIZO. "Hacemos un llamado al Estado de Israel para que dé un paso dramático sobre el tema, reduzca el flagelo de la violencia contra las mujeres y se una inmediatamente al 'Convenio de Estambul' del Consejo de Europa: Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica", agrega.
"Debe reservarse un presupuesto adecuado para financiar la actividad: al menos 250 millones de shekels para llevar a cabo el programa interministerial en su totalidad", manifiesta Neumann. "El largo plazo son muchos más años. El nuevo gobierno puede hacer la diferencia: menos promesas vacías y más acciones más decididas, concluye".
Comentarios 0