Karen Schwok, propietaria, fundadora y directora ejecutiva de Lucid Investments.

"En un año habrá entre 10.000 y 20.000 nuevos ricos en Israel"

Entrevista a Karen Schwok, empresaria, quien además arriesga que el sector de gestión financiera no está preparado para hacer frente a esa situación producto de la valoración de las empresas de tecnología.

Elihay Vidal - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 10.06.21 , 12:07
“Lo que vimos en los últimos 12 meses no son sólo empresas que lograron recaudar sumas significativas, o cotizaron en bolsa con altas valoraciones que les permitió embolsar sumas atractivas, sino que vimos otra capa de ejecutivos que se están enriqueciendo muy, muy rápido. Se habla en el mercado de que habrá entre 10.000 y 20.000 nuevos ricos en Israel durante los próximos 12 meses. Eso es el doble de la cifra actual y no estoy segura de que el sector de gestión financiera esté preparado para esta situación”, señaló Karen Schwok, propietaria, fundadora y directora ejecutiva de Lucid Investments y ex directora ejecutiva de Pictet Wealth Management Israel.
“De la misma manera en que hablamos de que el mercado no está listo cuando se trata de mano de obra, tampoco estoy convencido de que estemos listos para esto”, expresó Schwok. Ella cree que existe una brecha incluso en la terminología entre los inversores y sus gestores de inversiones cuando se trata de cuestiones relacionadas con la inversión. “Las finanzas son un idioma diferente y, a veces, siento que les hablo pero que no entienden los términos. Es cierto que son personas muy inteligentes, pero también les lleva de 6 a 12 meses estudiar el sector y saber gestionarse. Deben comprender los términos y comprender cuestiones como las ramificaciones fiscales y cómo actuar correctamente en un entorno con tasas de interés tan problemáticas", añadió.
1 צפייה בגלריה
Karen Schwok, propietaria, fundadora y directora ejecutiva de Lucid Investments.
Karen Schwok, propietaria, fundadora y directora ejecutiva de Lucid Investments.
Karen Schwok, propietaria, fundadora y directora ejecutiva de Lucid Investments.
( Yariv Fine y Guy Roshi)
Uno de los ejemplos más recientes de una empresa que creó una cantidad masiva de nuevos ricos en un corto período de tiempo es Gong, que la semana pasada se convirtió en la empresa privada más valorada en la historia de Israel después de recaudar 250 millones de dólares a una valoración de 7.250 millones de dólares triplicando en 10 meses su valoración. La compañía emplea a 600 personas, y todas tienen opciones sobre acciones. Según estimaciones, un total de entre el 10% y el 15% de las acciones de la empresa, valoradas al menos en 750 millones de dólares, están en manos de los empleados.
“Lo que está sucediendo es que estamos viendo empresas que en lugar de ser adquiridas en una etapa relativamente temprana están creciendo, y el mercado secundario se expande, lo que está cambiando nuestra dinámica con los fundadores. Me siento con empresarios o inversores en etapa inicial y tenemos discusiones reales sobre la valoración de la empresa y tenemos perspectivas muy diferentes, por lo que éste es un proceso muy saludable en mi opinión", agregó Schwonk.
“No se puede ignorar el hecho de que este dinero también se está filtrando a otros sectores de la economía, como el inmobiliario. Si hay 10.000 o 20.000 personas que ahora tienen un millón de dólares, puede comprender lo que eso afectará a los bienes raíces en Tel Aviv u otras regiones en demanda en el país".
“No se puede ignorar el hecho de que este dinero también se está filtrando a otros sectores de la economía, como el inmobiliario."
–¿Crees que el número de nuevos ricos seguirá creciendo?
–Creo que sí ... El mercado tiene mucho poder sobre el banquero de inversión. Ellos dictan la historia y no están dispuestos a que decidan por ellos.
Según Schwok, que se especializa en servicios de family office, hay otro problema que se está gestando en el ecosistema financiero local, ya que los bancos tendrán dificultades para brindar un servicio bueno y personal a un número tan grande de clientes. "No hay forma de que puedan brindar un buen servicio en tal situación. Cuando dejé Pictet, hace tres años, tenía 100 clientes y me sentía asfixiado. Esta no es una situación saludable y los bancos deben prepararse para ella", finalizó la empresaria.
Comentarios 0