Protesta de palestinos en el complejo de al-Aqsa en Jerusalem el mes pasado.
Protesta de palestinos en el complejo de al-Aqsa en Jerusalem el mes pasado.
Reuters
United Hatzalah incluye voluntarios de todos los ámbitos de la vida.

La organización médica que fue un ejemplo de convivencia durante los disturbios en Israel

United Hatzalah, un servicio de emergencia con sede en Jerusalem que nuclea a miles de paramédicos y médicos voluntarios judíos, musulmanes y cristianos, se mantuvo firme durante semanas de violencia racial en todo el país.

Maya Margit / The Media Line - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 06.06.21, 11:16
Sami Darwish recién llegaba a su casa, después de rezar en la mezquita de al-Aqsa en Jerusalem, cuando una serie de sucesos fatídicos convirtió una tarde pacífica en un episodio cercano a la muerte.
El médico de 60 años, residente del vecindario de Sharafat en Jerusalem Este, es, desde 2008, conductor de ambulancia voluntario para United Hatzalah, el servicio de emergencias médicas sin fines de lucro más grande de Israel.
Alrededor de las 3 p.m. del último viernes de Ramadán, Darwish estaba en la puerta de su casa cuando vio pasar una camioneta blanca que circulaba por el vecindario con dos jóvenes adentro gritando insultos en árabe.
5 צפייה בגלריה
United Hatzalah incluye voluntarios de todos los ámbitos de la vida.
United Hatzalah incluye voluntarios de todos los ámbitos de la vida.
United Hatzalah incluye voluntarios de todos los ámbitos de la vida.
(The Media Line)
“Cuando pasaron me paré cerca del auto. Me insultaron y casi me atropellan”, recuerda. Si bien los agitadores, a quienes Darwish describió por su vestimenta como judíos ortodoxos, se fueron sin más altercados, los residentes de Sharafat se sintieron conmocionados.
El incidente ocurrió en el contexto de un estallido de violencia entre poblaciones árabes y judías en todo el país, en el marco de la cual se sucedieron intentos de linchamiento, disturbios y enfrentamientos con la policía.
“Los conductores de ambulancias judíos no conocen muy bien las zonas árabes. Cuando llamamos a una ambulancia, tarda mucho en llegar"
Sami Darwish, ambulancista de United Hatzalah
Después de que la camioneta se fue, afirma Darwish, todos en el vecindario "quedaron en situación de alerta". “Era un día sagrado: el último viernes de Ramadán”, reflexiona. “¿Por qué vino esta gente aquí, a nuestro vecindario? ¿Por qué la policía no hizo nada?”, evalúa.
La historia no terminó de forma pacífica. Horas después, un judío ultraortodoxo pasó caminando por el lugar. Pensando que su presencia allí estaba relacionada con lo sucedido más temprano, los residentes árabes del lugar lo rodearon y lo atacaron. Si Darwish no hubiera intervenido a tiempo, el hombre podría haber terminado muerto.
5 צפייה בגלריה
Disturbios de palestinos en el barrio de Shuafat, en Jerusalem Este.
Disturbios de palestinos en el barrio de Shuafat, en Jerusalem Este.
Disturbios de palestinos en el barrio de Shuafat, en Jerusalem Este.
(AFP)
“Era inocente y no tenía nada que ver con lo que había pasado antes”, explica Darwish. Y agrega: "Lo agarré y lo llevé a un lugar seguro para salvarle la vida".
Una de las razones por las que Darwish se unió a United Hatzalah es la falta de servicios de emergencia en zonas árabes. “Los conductores de ambulancias judíos no conocen muy bien esas áreas. Cuando llamamos a una ambulancia, tarda mucho en llegar", explica.
En zonas urbanas, el tiempo medio de respuesta de la organización es de 90 segundos
A lo largo de semanas de disturbios, enfrentamientos y caída de misiles sobre población civil, el servicio de emergencia médica de United Hatzalah apareció como un faro de convivencia en Israel. La organización se basa en una red nacional compuesta por miles de técnicos en emergencias médicas, paramédicos y médicos voluntarios que brindan atención primaria a heridos.
“Durante el último mes tuvimos casi el doble de llamadas que antes”, cuenta Raphael Poch, vocero de United Hatzalah. "Por lo general, recibimos alrededor de 1.800 llamadas al día. Desde el final del Ramadán, cuando la violencia se intensificó, las llamadas aumentaron a unas 3.000", detalla.
5 צפייה בגלריה
Paramédicos de United Hatzalah asisten a un trabajador árabe apuñalado en el mercado Mahane Yehuda de Jerusalem.
Paramédicos de United Hatzalah asisten a un trabajador árabe apuñalado en el mercado Mahane Yehuda de Jerusalem.
Paramédicos de United Hatzalah asisten a un trabajador árabe apuñalado en el mercado Mahane Yehuda de Jerusalem.
(United Hatzalah)
En zonas urbanas, el tiempo medio de respuesta de la organización es de 90 segundos gracias a una flota de motocicletas-ambulancia que pueden fluir con rapidez por medio del tráfico.
"United Hatzalah se enorgullece de contar con más de 6.000 voluntarios de todos los ámbitos de la vida", afirma Gavy Friedson, director de Gestión Internacional de Emergencias de la organización. "Judíos, cristianos, drusos, musulmanes: literalmente, cualquiera que quiera ser voluntario tiene un lugar aquí siempre que esté calificado y tome el curso para convertirse en técnico en emergencias médicas o paramédico", añade.
"United Hatzalah se enorgullece de contar con más de 6.000 voluntarios de todos los ámbitos de la vida"
Gavy Friedson, director de Gestión Internacional de Emergencias de la organización
Aproximadamente el 10% de los voluntarios de la organización son musulmanes. Khaled Rishek, oriundo del barrio mixto de Abu Tor en Jerusalem, es uno de ellos. Padre de cuatro hijos y con 54 años, se unió a United Hatzalah hace unos 13 años. Describe el reciente aumento de la violencia en la ciudad como uno de los “períodos más difíciles” que le tocó presenciar.
“Tuvimos que responder a muchas llamadas, especialmente en el barrio de Sheikh Jarrah, en la mezquita de Al-Aqsa, en la puerta de Damasco, y en el lamentable incidente en Givat Ze'ev cuando las gradas se derrumbaron durante la festividad judía de Shavuot”, describe Rishek.
5 צפייה בגלריה
Paramédicos de United Hatzalah en la sinagoga de Givat Ze'ev donde se derrumbaron las gradas.
Paramédicos de United Hatzalah en la sinagoga de Givat Ze'ev donde se derrumbaron las gradas.
Paramédicos de United Hatzalah en la sinagoga de Givat Ze'ev donde se derrumbaron las gradas.
(TPS)
En ese incidente, dado que los judíos observantes no contestan sus teléfonos ni usan aparatos eléctricos durante las fiestas, muchos socorristas musulmanes de United Hatzalah tomaron la iniciativa en el tratamiento de los heridos y en avisar a sus seres queridos.
Rishek cuenta que también le tocó intervenir en los incidentes en Jerusalem: “En Sheikh Jarrah, ayudé a un hombre judío que resultó herido después de recibir un golpe en la cabeza con una piedra”, relata. “Le practiqué los primeros auxilios que ayudaron a salvar su vida. También asistí a palestinos que habían recibido el impacto de balas de goma y golpes de la policía”, describe.
5 צפייה בגלריה
Motocicletas-ambulancia en un accidente en Ramle.
Motocicletas-ambulancia en un accidente en Ramle.
Motocicletas-ambulancia en un accidente en Ramle.
(United Hatzalah)
United Hatzalah se convirtió con el tiempo en una parte esencial del sistema de respuesta ante emergencias de Israel, sobre todo en tiempos de guerra y disturbios civiles. Según la organización, desde 2006 asistieron a más de cuatro millones de personas en todo el país.
“Se necesita un cierto tipo de personalidad para dejar lo que sea que estés haciendo y salir a la calle para salvar a alguien que no conoces, pero la satisfacción que obtienes a cambio no se compara con ningún otro sentimiento en el mundo”, concluye el vocero de la organización.
Comentarios 0