Moshe Hogeg, dueño de Beitar Jerusalem.
Moshe Hogeg, dueño de Beitar Jerusalem.
Reuven Schwartz
"La Familia", el controvertido grupo de fanáticos de Beitar Jerusalem.

Informe: un empresario de Emiratos invertirá en el Beitar Jerusalem

Según un reporte, se han producido avances en un posible acuerdo entre el empresario anónimo emiratí y Moshe Hogeg, propietario del equipo de fútbol conocido por sus vínculos de extrema derecha y por el sentimiento antiárabe de algunos de sus fanáticos.

i24NEWS, Ynet - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 14.09.20 , 11:17
Un empresario emiratí habría expresado su interés en invertir en un equipo de fútbol israelí, según informes de los medios esta semana.
El propietario del Beitar Jerusalem F.C., Moshe Hogeg, recibió la oferta luego del anuncio del acuerdo de normalización entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, dijeron fuentes con conocimiento sobre el asunto.
Hogeg también habría recibido una invitación para reunirse con los inversores interesados ​​en Abu Dhabi la próxima semana.
"La Familia", el controvertido grupo de fanáticos de Beitar Jerusalem."La Familia", el controvertido grupo de fanáticos de Beitar Jerusalem.
"La Familia", el controvertido grupo de fanáticos de Beitar Jerusalem.
(AFP)
No estaba claro si el empresario emiratí quería comprar el club a Hogeg o adquirir acciones del mismo.
Sin embargo, los informes representaron una sorpresa para algunos debido a que el equipo en cuestión es conocido por sus vínculos con la extrema derecha israelí, y una parte de su afición es considerada como “antiárabe”.
Los fanáticos incondicionales de Beitar, conocidos como "La Familia", suelen provocar repudios en el país por cantar "muerte a los árabes" durante los partidos.
Moshe Hogeg, dueño de Beitar Jerusalem.Moshe Hogeg, dueño de Beitar Jerusalem.
Moshe Hogeg, dueño de Beitar Jerusalem.
(Reuven Schwartz)
Los integrantes de "La Familia" también han coreado el nombre de Yigal Amir, el extremista de extrema derecha que asesinó al primer ministro Yitzhak Rabin en 1995.
En 2013, el fichaje por parte del club de dos jugadores musulmanes originarios de Chechenia generó tensiones y amenazas de violencia.
Desde que compró Beitar en 2018, Hogeg no ha escatimado esfuerzos para enfrentar y erradicar el racismo reinante en parte de su afición.
Comentarios 0