Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.
Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.
Shaul Golan
Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.

Tras 74 años, exhumaron la tumba de un bebé yemení

Oficialmente, Yosef Melamad murió al nacer. Pero su familia, al igual que la de cientos de niños de origen yemení que murieron en los años posteriores a la fundación del Estado, cree que fue secuestrado y adoptado ilegalmente. Desenterraron el cuerpo para comparar el ADN con el de su madre.

The Media Line - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 29.07.22, 11:29
La tumba de Yosef Melamad, cuya familia sospecha que nunca fue enterrado, y que fue uno de los bebés de origen yemenita que, supuestamente, fueron dados en adopción a familias judías tanto en Israel como en comunidades judías en el extranjero, fue abierta este miércoles tras la aprobación de un tribunal israelí para poder examinar los restos.
Miembros de la familia de Yosef llegaron al cementerio de Nachlat Yitzhak en Tel Aviv acompañados por antropólogos médicos para examinar los restos en la tumba que lleva la lápida del niño al que la familia se refiere como Yossi.
4 צפייה בגלריה
Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.
Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.
Antropólogos médicos abren la tumba de Yosef Melamad.
(Shaul Golan)
Entre 3.000 y 4.000 bebés fueron declarados muertos en los primeros años tras la fundación de Israel, la mayoría de ellos de familias yemeníes, así como algunos de origen norteafricano y balcánico
La familia sospecha que Yossi fue secuestrado por autoridades estatales y dado en adopción sin el consentimiento de la familia. Esta es una teoría común sobre las desapariciones inexplicables de bebés de más de 1.000 familias yemeníes, que fueron comunes a principios de los años 50. Aunque a las familias se les dijo que sus bebés habían muerto, muchas de ellas no vieron el cuerpo ni recibieron un certificado de defunción.
Por eso la familia de Yossi hizo abrir la tumba para comparar el ADN de los restos encontrados en ella con el de la madre, Shulamit, que aún vive, para descubrir de una vez por todas lo que le ocurrió.
Vered Driham, la hermana de Yossi, comentó la incertidumbre que siempre hubo en la vida de la familia debido a la desaparición. "Mi madre perdió a su marido en la guerra de 1948. Un año después, Yossi estaba enfermo y lo llevó al hospital. Le dijeron que volviera al otro día a recogerlo, pero cuando llegó, ya no estaba. Mi familia le preguntó al enfermero adónde estaba, y él le contestó que el bebé había muerto esa noche y que lo habían enterrado", recordó Driham.
4 צפייה בגלריה
La apertura de la tumba.
La apertura de la tumba.
La apertura de la tumba.
(Shaul Golan)
"Nunca debieron enterrarlo así, y nunca debieron enviarnos la carta de reclutamiento militar, ni decirnos que había salido del país. Alguien metió la pata, y mi madre pagó con una vida llena de dolor por ello"
Vered Driham, familiar de Yosef Melamad
"Unos años más tarde, cuando debía cumplir 18 años, recibimos una carta de reclutamiento con su nombre. Mi madre dijo: 'Sabía que estaba vivo', y se desmayó. Desde entonces, exclama: 'Los árabes se llevaron a mi marido y los judíos, a mi hijo'".
La historia de Yosef Melamad es una de los cientos de niños desaparecidos que se conoce como el Caso de los Niños Yemenitas. Este es uno de los episodios más controvertidos de la historia moderna de Israel, ya que muchas familias sospechan hasta el día de hoy que sus hijos fueron raptados y enviados en adopción sin permiso.
Entre 3.000 y 4.000 bebés fueron declarados muertos en los primeros años tras la fundación de Israel, la mayoría de ellos de familias yemeníes, así como algunos de origen norteafricano y balcánico.
Cuando preguntamos a Driham cómo cree que sería descubrir que Yossi sigue vivo e incluso conocerlo, remarcó: "Le preguntamos a nuestra madre antes de que perdiera la memoria: '¿Qué sentirías si Yossi estuviera vivo, pero no quiere vernos?'. Ella siempre respondía: 'Sólo quiero verlo una vez, para saber que está bien. Ver que se casó con una chica judía. Después de eso, podré descansar en paz'. En cierto modo, siento que esta investigación está haciendo su voluntad", agregó.
Comisiones estatales de investigación a lo largo de los años descubrieron que la mayoría de los niños murieron, efectivamente, de enfermedades y que no hubo ninguna operación organizada para secuestrarlos y darlos en adopción.
4 צפייה בגלריה
Vered Driham.
Vered Driham.
Vered Driham.
(Shaul Golan)
La investigación más reciente, realizada en 2001, reconoció que algunos niños podían haber sido dados en adopción por trabajadores sociales individuales, pero no como parte de un esfuerzo nacional. En 2021 se aprobó un programa de compensación de 50 millones de dólares. Aun así, se prohibió la publicación de uno de los documentos sobre el asunto.
"Me basé en un decreto legal limitado de 1997 que permitía abrir fosas para la investigación", contó Nurit Koren, que fue la jefa del último comité de investigación sobre el asunto. Koren fue legisladora en la Knesset de Israel por el partido Likud entre 2015 y 2019.
"Todavía hay documentos secretos que deberían ser revelados al público, y traté de abrirlos cuando era miembro del parlamento. El hecho de que sigan cerrados me hace pensar que estos niños fueron enviados a la adopción porque eso otorga el secreto de los documentos durante 70 años", explicó. "Pasaron 70 años; estos documentos deberían ser revelados. Espero volver a entrar en el parlamento en estas elecciones y arreglar esto. Las familias merecen respuestas", añadió.
Driham aún se pregunta qué podría haber sido de su familia si la muerte de Yossi se hubiera investigado hace décadas. "Mi madre tendría una vida diferente si no hubiera vivido con esta duda durante tanto tiempo. Ahora es un poco tarde para eso, siento", sostuvo. "Y sin embargo, acá estoy hablando de él como si estuviera vivo. Así que supongo que todavía creo que hay una posibilidad", agregó.
4 צפייה בגלריה
Los familiares de Yosef Melamad.
Los familiares de Yosef Melamad.
Los familiares de Yosef Melamad.
(Shaul Golan)
Al final del día, el equipo especial que desenterró la tumba encontró pruebas forenses de un bebé enterrado. Las muestras de ADN se compararán con las de la madre y la hermana de Yossi, para ver si coinciden. La respuesta definitiva llegará en unas semanas.
"Incluso si es él, se hizo mucho mal", planteó Driham. "Nunca debieron enterrarlo así, y nunca debieron enviarnos la carta de reclutamiento militar, ni decirnos que había salido del país. Alguien metió la pata, y mi madre pagó con una vida llena de dolor por ello", cerró.
Comentarios 0