Aeropuerto Ben-Gurion.
Aeropuerto Ben-Gurion durante la pandemia.
AFP
Congestión de pasajeros en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión.

La "obsesión" israelí por viajar cueste lo que cueste

"La experiencia turística ya es parte de un estilo de vida", señaló un investigador de turismo de la Universidad Ben Gurion.

Ynet |
Published: 12.06.22, 13:25
Las escenas de congestión y largas colas se han convertido en algo común en el aeropuerto Ben Gurion y otros aeropuertos de Europa y el resto del mundo. El profesor Yaniv Poriya, decano del Campus Eilat de la Universidad Ben-Gurion y experto en turismo, habló con Ynet y analizó por qué cree que tantos israelíes no están dispuestos a renunciar a vacacionar en el extranjero: "Hay una característica, que yo llamo la teoría del oleoducto, es decir, llevamos mucho tiempo en nuestro país, y para nosotros, el turismo, los hoteles y las ganas de volar al extranjero ya forman parte de nuestro estilo de vida, y sentimos que nos han metido en un tubo. El tubo se ha aflojado y ahora estamos tratando de hacer todo lo posible para volar al extranjero, no nos importa dónde, no es tan importante para nosotros el porqué, también somos bastante indiferentes al precio. Decidimos volar al extranjero".
El profesor Poriya explicó además: "Según nuestra investigación, especialmente en Israel, la experiencia turística ya es parte del estilo de vida. Supuestamente no eres un buen padre si no llevas a los niños al extranjero en el verano, y sientes que tienes que ser liberado, y sólo puedes ser liberado en el extranjero, es más difícil hacerlo en Galilea o Arava".
2 צפייה בגלריה
Congestión de pasajeros en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión.
Congestión de pasajeros en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión.
Congestión de pasajeros en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión.
(Shutterstock)
El investigador turístico advirtió que los viajeros perderán más vuelos y habrá más equipaje que no llegará a su destino. "En un futuro cercano llegaremos tarde a los vuelos", dijo. "Recomiendo encarecidamente que los ciudadanos del Estado de Israel traten de minimizar los vuelos de conexión, porque llegarán tarde al vuelo de conexión, simplemente así, y permanecerán en el aeropuerto al que llegaron".
En cuanto a la pérdida de equipaje, el profesor Poriya dijo que las personas que trabajan en el campo no tienen el tiempo y la capacidad de cargar todo el equipaje en el avión. "Pasarán tiempo en Londres o Roma sin sus maletas", dijo.
Aparte de la alta demanda, la razón del caos en la industria de la aviación es una grave escasez de trabajadores. En una discusión celebrada hace unas dos semanas en el Comité Especial de Investigaciones Públicas de la Knesset, el director general del Aeropuerto Ben Gurion, Shmuel Zakai, dijo que el Aeropuerto Internacional de Tel Aviv carece de 1.000 empleados para un servicio adecuado. "Estamos en un largo proceso de reclutamiento de empleados de todos los sectores, y nuestra expectativa de completar la fuerza laboral se dará sólo en la Pascua del próximo año", señaló Zakai. "Al mismo tiempo, estamos haciendo todo lo posible para mejorar los tiempos que emplean los pasajeros en hacer largas colas".
2 צפייה בגלריה
Colas en el aeropuerto londinense de Gatwick.
Colas en el aeropuerto londinense de Gatwick.
Colas en el aeropuerto londinense de Gatwick.
(EPA)
Según las estimaciones, la pésima situación que estamos viendo ahora no va a mejorar en el corto plazo. Otro agravante es que, si esta situación continúa, combinada con el aumento general de los precios, incluidos los combustibles, esto puede conducir a un aumento significativo de los tickets de avión. Sea como fuere, todas las señales muestran que este verano va a haber muchas congestiones, retrasos y cancelaciones en vuelos en Israel y en todo el mundo.
"Esta presión era esperada", expresó el profesor Poriya, "pero tanto la autoridad aeroportuaria como todas las demás empresas que les prestan servicios no se organizaron a tiempo y no pagan salarios altos. Este problema se puede resolver, hay que pagar buenos sueldos y volver a reclutar". El profesor Poriya enfatizó que las personas con discapacidades sufrirán más que nadie por este problema: "Piense en una persona que está confinada a una silla de ruedas y tiene que esperar un vuelo durante siete horas en lugar de tres horas, es muy complejo. Y las autoridades de aviación, tanto en Israel como en todo el mundo, deben encontrar soluciones y ser creativas para resolver estos problemas". El especialista que podemos ver un aumento en la demanda de terminales privadas y servicios pagados antes del vuelo que facilitarán las cosas para los pasajeros mayores y las familias con niños pequeños.
Mientras tanto, Estados Unidos ha cambiado su política, pues los viajeros vacunados ya no necesitan presentar una prueba negativa de COVID-19 antes de entrar al país. Los Centros para la Prevención de Enfermedades (CDC) reevaluarán la decisión después de 90 días. Un funcionario de la administración Biden dijo: "Si hay una necesidad de restablecer las pruebas previas al despegue, incluso debido a una nueva cepa que se descubrirá y nos preocupará, los CDC no dudarán en actuar".
La Embajada de los Estados Unidos está posponiendo miles de citas de visa programadas para agosto y septiembre.
En este contexto, es importante tener en cuenta que la dificultad para obtener una visa a los Estados Unidos está aumentando. La Embajada de los Estados Unidos está posponiendo miles de citas de visa programadas para agosto y principios de septiembre. Es probable que aquellos que planean solicitar una entrevista de visa en los próximos días esperen un año entero, ya que las próximas citas disponibles para una entrevista son sólo en mayo de 2023.
Comentarios 0