Masiva manifestación antiisraelí en Chile en 2014.
Masiva manifestación antiisraelí en Chile en 2014.
EFE
The Common Sense Project.

The Common Sense Project, la iniciativa de jóvenes judíos chilenos para luchar contra el antisemitismo

Visibiliza manifestaciones de odio difundidas por redes sociales, expresadas por miembros de la comunidad palestina local, políticos y ciudadanos chilenos en general.

Ynet Español - Leandro Fleischer |
Published: 10.07.20 , 06:51
Debido a la ola de antisemitismo en Chile, un grupo de jóvenes activistas judíos del país sudamericano decidió publicar un video en el que aparecen varios comentarios antisemitas escritos por ciudadanos chilenos en las redes sociales. Las manifestaciones de odio fueron expresadas por muchos miembros de la comunidad palestina local, como así también por políticos y ciudadanos chilenos en general. “El video produjo un fuerte impacto porque puso al descubierto que el antisionismo es la forma que tienen muchos de disfrazar el antisemitismo”, expresó una activista detrás del proyecto.
Una activista de la comunidad judía chilena que participa del proyecto afirma que la idea de formar The Common Sense Project nació en 2012, pero cobró fuerza en 2014, cuando Israel llevaba a cabo la operación “Margen Protector” contra terroristas en la Franja de Gaza. En aquella oportunidad, explica la joven, “se produjo una ola de antisemitismo en Chile, que principalmente partía de parte la comunidad palestina local. Es una situación similar a la que vivimos hoy”.
La activista señala, además, que Alexis Camhi, un importante referente de la comunidad judía chilena "fundó The Common Sense Project en 2012, pero el proyecto quedó abandonado desde entonces a nivel mediático”, sostiene la joven.
Sin embargo, a la luz del plan de anexión de Israel de partes de Cisjordania, cuyo proceso estaba previsto para comenzar el 1 de julio pero fue postergado, se desató una nueva ola de antisemitismo en Chile, lo que llevó a los miembros de The Common Sense Projecto a tomar cartas en el asunto.
“Hace dos semanas, nosotros, un grupo de jóvenes activistas comunitarios, decidimos revivir The Common Sense Project y comenzamos publicando un video llamado “El mapa de la mentira”, en el que desmentimos el famoso mapa que muestra a la denominada “Palestina histórica”. El video tuvo muy buena recepción, por lo que decidimos continuar”, agrega.
De acuerdo con la miembro de The Common Sense Project, debido a que el antisemitismo había cobrado una importante fuerza en Chile y a la gran cantidad de comentarios antisemitas que solían encontrar en las redes sociales, incluso de gente que pertenece a la clase política, decidieron actuar para contrarrestar el odio expresado contra la colectividad. “Decidimos compilar muchos de estos comentarios antisemitas en un video que publicamos hace tres días”, dice la joven. Y añade: “Vale aclarar que las expresiones fueron publicadas únicamente por chilenos y no tuvimos que ir mucho atrás en el tiempo para recopilar tantas, sino que lo hicimos en un solo una semana”.
The Common Sense Project.The Common Sense Project.
The Common Sense Project.
(The Common Sense Project)
La activista señala que la idea era realizar un video que produjera impacto en los chilenos, tanto en los judíos como en los no judíos. “Queríamos demostrar que el activismo de parte de la comunidad palestina contra Israel en Chile desembocaba en antisemitismo puro. Y el video surtió el efecto buscado, ya que ha recibido más de 10.000 vistas en pocos días y esperamos que siga impactando en América y en todas partes”, manifiesta.
“El video produjo un fuerte impacto entre judíos y no judíos porque puso al descubierto que el antisionismo es la forma que tienen algunos miembros de la comunidad palestina de disfrazar el antisemitismo”, resalta la joven. Y advierte: “Sus campañas agresivas contra Israel, para las que incluso reclutan a famosos, generan odio contra la comunidad judía de Chile”.
“El antisionismo es el antisemitismo del siglo XXI”, sentencia la joven, “porque si no lo fuera, nosotros podríamos vivir tranquilos. Queríamos demostrar que el antisionismo expresado principalmente por la izquierda y algunos integrantes de la comunidad palestina, es, en realidad, antisemitismo”, agrega.
Parlamentarios chilenos con la bandera palestina.Parlamentarios chilenos con la bandera palestina.
Parlamentarios chilenos con la bandera palestina.
(El Desconcierto)
La joven judía aclara que si bien muchos de los comentarios antisemitas fueron expresados por miembros de la comunidad palestina, otros tantos no lo eran. “El antisemitismo está bastante generalizado en Chile”, afirma.
En Chile viven alrededor de 500 mil palestinos, lo que representa a la comunidad palestina más grande fuera del Medio Oriente, en tanto que la colectividad judía local está conformada por aproximadamente 15.000 personas. Esta disparidad, sostiene la joven, influye en el antisemitismo en el país sudamericano. “Algunos palestinos tienen una influencia muy grande en la política, en la prensa y en todos los ámbitos en general. De hecho, el alcalde de la comuna de Recoleta, Daniel Jadue, junto con parte de la comunidad palestina local, realizaron campañas para demonizar a Israel. Además, el chileno promedio cree que un israelí es lo mismo que un judío. Entonces hay dos tipos de antisemitismo: el que parte de la ignorancia y el que está disfrazado de antisionismo”, explica.
“En Chile se suele ver solo una parte del conflicto árabe-israelí. Por eso, en The Common Sense Project nosotros decimos que somos el otro lado de la moneda”, manifiesta la activista.
Masiva manifestación antiisraelí en Chile en 2014.Masiva manifestación antiisraelí en Chile en 2014.
Masiva manifestación antiisraelí en Chile en 2014.
(EFE)
Más allá del odio expresado por algunos integrantes de la comunidad palestina, la joven sostiene que “los presidentes de las colectividades judía y palestina tienen buena relación y hay amistades personales entre miembros de ambas comunidades. Sin embargo, al menos yo, nunca he sabido de una actividad conjunta judeo-palestina”.
Si bien la animosidad de la izquierda para con Israel suele ser moneda corriente en Chile y en muchos otros países del mundo, el gobierno de Sebastián Piñera, presidente del país, es considerado como cercano al Estado judío. Sin embargo, la joven sostiene que hoy las cosas no son como aparentan. “Antes creíamos que la derecha era cercana a Israel, pero en el último tiempo eso ha cambiado. La causa palestina se ha convertido incluso en una bandera de gran parte de la derecha. Y el presidente Piñera, si bien tiene buena relación con Israel, no le conviene expresarse sobre el conflicto porque tiene muchas cosas en juego. Yo no me siento protegida por el gobierno respecto del antisemitismo en Chile, y creo que gran parte de la comunidad judía tampoco”, concluye.
Comentarios 0