Alberto Fernández saluda a la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronén, a su llegada al aeropuerto Ben Gurión
Alberto Fernández saluda a la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronén, a su llegada al aeropuerto Ben Gurión.
Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel
El presidente argentino junto a Benjamín Netanyahu

Alberto Fernández realizó un balance de su visita a Israel

Se entrevistó con Rivlin, Netanhayu y Gantz. Precisó que no habló con ellos de los temas AMIA y Nisman. Pero sí habló con los medios. Tuvo tiempo, además, de publicar un hilo de tweets a favor de los dos Estados como salida negociada al conflicto palestino-israelí.

Ruben Pereyra |
Published: 24.01.20 , 19:18
A Alberto Fernández se le dan los gestos políticos. Eso ya se sabe. Si había un viaje que era necesario, en esta coyuntura política de la Argentina, era precisamente el que acaba de hacer a Israel para la conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau por parte del Ejército Rojo soviético.
Semanas atrás, a poco de asumir, la Argentina había tenido otro gesto: decidió mantener a la organización libanesa Hezbollah entre la lista de organizaciones terroristas, tal cual lo pedía Israel y lo han hecho Estados Unidos y otros países.
En estos días, se cumplieron además cinco años de la muerte aún no aclarada del fiscal Alberto Nisman, quien fuera fiscal especial de la investigación del atentado a la mutual judía AMIA, en julio de 1994, hecho que aún no tiene culpables. La oposición al gobierno de Alberto Fernández decidió realizar una marcha de recordación que se transformó en un acto político, al que no concurrieron las entidades comunitarias, DAIA y AMIA, precisamente porque lo consideraban un acto opositor y no recordatorio de la muerte del fiscal.
Alberto Fernández en IsraelAlberto Fernández en Israel
El presidente argentino junto a Benjamín Netanyahu
(AFP)
En ese marco es que el presidente argentino llegó a Israel y, después de participar del Quinto Foro Mundial del Holocausto, en Jerusalem, se entrevistó con el presidente del país, Reuven Rivlin, y con el primer ministro, Benjamin Netanhayu.
En declaraciones a los medios argentinos, Fernández expresó, sin embargo, que ni la causa Nisman ni el atentado a la AMIA fueron parte de la visita oficial a Israel. “Ninguno de esos temas estuvo en la conversación con el Presidente ni en la conversación con el primer ministro, son más especulaciones que hacen los medios argentinos que lo que pasó acá. Todos estamos interesados en saber qué ocurrió en la AMIA y en la embajada de Israel y todos sabe de nuestra voluntad de encontrar la verdad. Lo tienen más claro en Israel que algunos medios argentinos”, aseveró a Clarín el primer mandatario argentino.
"La comunidad judía en la Argentina es muy importante, por lo cual el vínculo con Israel debe ser muy bueno –agregó Fernández–. Celebro que hayamos podido hablar como hablamos y darme cuenta de que acá hay una valoración correcta de lo que nosotros creemos, porque el Primer Ministro fue muy claro cuando nos agradeció por la búsqueda de la verdad por lo ocurrido en AMIA".
Alberto Fernández en IsraelAlberto Fernández en Israel
Alberto Fernández y Benjamín Netanyahu estuvieron acompañados por sus parejas durante la conferencia
(AFP)
Además de mencionar que la Argentina buscará ampliar el acuerdo entre Israel y el Mercosur y negar que el tema de la deuda externa argentina haya estado en la agenda de conversaciones con los mandatarios israelíes, el presidente argentino aceptó sin embargo que el tema económico fue abordado: “Sí le comenté sobre la situación que heredamos, la situación económica de la Argentina, nuestra preocupación por la deuda, nuestros esfuerzos por superar el problema y el primer ministro nos transmitió toda su decisión de ayudarnos en lo que Israel pueda a superar el momento".
Respecto de la situación política en Medio Oriente, el presidente argentino también dio su opinión, aunque ya no en conferencia de prensa ni en declaraciones a los medios, sino a través de un hilo en la red social twitter.
Alberto Fernández en IsraelAlberto Fernández en Israel
El presidente argentino entregó una ofrenda floral durante el Foro Mundial del Holocausto
(AFP)
Allí, el mandatario argentino hace una especie de balance de su visita (“me encontré con un país que impresiona por su modernidad y por su historia y cultura”), elogia a Israel (“fue una esperanza surgida sobre el horror del Holocausto”), remite la tragedia de la Shoa al horror que vivió la Argentina en dictadura (“soy presidente de un país que ha vivido su propia tragedia de persecución, tortura, desapariciones y muertes”) y deja una postura que debe ser leída en clave geopolítica: “Dejo esta hermosa tierra con un sueño: verla en paz con sus vecinos y especialmente con el pueblo palestino. Nuestro país reconoce, por convicción y por respeto a las decisiones de Naciones Unidas, la existencia de los dos Estados y siempre propició la convivencia pacífica”.
Toda una declaración de principios, la de Alberto Fernández, en un país que ha sufrido dos atentados terroristas como los ocurridos contra la embajada de Israel, en 1992, y la mutual judía AMIA, en 1994.
En esta oportunidad, al revés que hicieron otros mandatarios que concurrieron al cónclave, como el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente francés, Emmanuel Macron, el mandatario argentino, Alberto Fernández, optó por no mantener reuniones con dirigentes de la Autoridad Palestina.
Mahmoud Abbas, en cambio, sí se entrevistó con Putin y Macron, además de con el gobernador general australiano, David Hurley, y el príncipe Carlos de Gran Bretaña.
Comentarios 0