Los colores de Israel y los símbolos religiosos, todo en la tribuna.
Los colores de Israel y los símbolos religiosos, todo en la tribuna.
Ynet Español
Duelo de "10". Lugasi marco por Diallo.

Mundial sub-20: Israel empató con Senegal y el show estuvo en las tribunas

La selección nacional israelí igualó 1 a 1 con el equipo representativo de Senegal y sumó su primer punto en el torneo. Si el sábado se impone a Japón, tendrá chance de pasar a octavos de final. El color estuvo en las tribunas del estadio de La Plata.

Ynet Español |
Published: 24.05.23, 22:31
En Buenos Aires llovió fuerte toda la noche. En La Plata, ubicada a 45 kilómetros de la capital argentina, la lluvia también cayó copiosamente. Bajo un cielo nublado, ja llamada "ciudad de las diagonales" (por su particular dibujo urbano) recibió en su estadio único –llamado Diego Armando Maradona en honor al jugador de fútbol que es prócer y leyenda en este país– a las selecciones de Israel y Senegal, para disputar la segunda fecha del grupo C del Mundial Sub 20 de Fútbol que se disputa en la Argentina.
Ambos equipos venían de perder sendos partidos en la presentación, ante Colombia y Japón, respectivamente. Pero del partido hablaremos luego.
3 צפייה בגלריה
Duelo de "10". Lugasi marco por Diallo.
Duelo de "10". Lugasi marco por Diallo.
Duelo de "10". Lugasi marco por Diallo.
(Reuters)
La tarde nubosa no influyó en el colorido que se vio en las semidespobladas tribunas del estadio. Tanto la parcialidad israelí, colmada de hinchas residentes en Argentina, como la senegalesa (en la Argentina han llegado en los últimos años una gran cantidad de inmigrantes senegaleses), fueron protagonistas entusiastas de la tarde.
Así es que en determinado momento los tradicionales cánticos futboleros de las hinchadas argentinas vieron reemplazar los nombres de los tradicionales equipos argentinos, como Boca Juniors y River Plate, por la palabra Israel. Muchas banderas y camisetas israelíes en las tribunas, encima de remeras y pantalones de otros equipos argentinos, fueron el marco para un partido que no entregó un espectáculo hacia las tribunas orque éstas eran el mismo espectáculo.
(La bulliciosa parcialidad israelí, durante el primer tiempo. )
Varias kipás y la vestimenta clásica de los ortodoxos judíos completaban el colorido de las tribunas, donde tampoco faltaron instrumentos de percusión, como el tradicional bombo, aportado por Macabi La Plata, la tradicional institución hebrea, casi centenaria en esa ciudad.
El partido
El cronista de Ynet Español dejó hace mucho el periodismo deportivo; sin embargo, alcanzó a rescatar para el análisis los planteos tácticos de ambos equipos: el equipo israelí basa su juego en una sólida y férrea defensa, a cuyas espaldas se encuentra un excelente guardameta, Tomer Zarfati, que salvó su valla en varias oportunidades. Una vez recuperado el balón, el traslado suele estar a cargo de Ariel Lugasi y Tay Abed, un zurdo con buen manejo y visión de juego, que aportó la mayor cuota de fútbol del equipo de Oriente Medio. Arriba, un "9" clásico como Turgeman se las arregló para complicar, y mucho, a la defensa senegalesa.
Precisamente de los pies de Turgeman surge la jugada del primer gol del partido, cuando un pase en cortada habilitó a Salman, cuyo centro –que tenía destino de gol– fue interceptado por el senegalés Andia, quien empujó el balón hacia su propia red.
3 צפייה בגלריה
Salman, quien pateó el centro que terminaría en gol, festeja con sus compañeros el transitorio 1 a 0 sobre Senegal.
Salman, quien pateó el centro que terminaría en gol, festeja con sus compañeros el transitorio 1 a 0 sobre Senegal.
Salman, quien pateó el centro que terminaría en gol, festeja con sus compañeros el transitorio 1 a 0 sobre Senegal.
(AP)
A partir de allí el partido fue puesto en el congelador por el técnico israelí, Ofir Haim, quien sacó a la carta goleadora, Turgeman, para poner un relevo que ayudara en la defensa y la contención. Se vio al delantero israelí visiblemente ofuscado por tener que salir. Para quienes presenciamos el partido desde la platea nos resultó una sustitución incomprensible, pues Turgeman fue el mejor delantero de Israel y tal vez el más determinante del partido. A partir de allí se vio retroceder aun más al equipo israelí, para ceder la iniciativa a una Senegal que, golpeada, salió a buscar desesperadamente el empate, que consiguió Diop, de cabeza, cuando parecía que el arquero israelí, Zarfati, tenía una tarde impenetrable.
El empate deja a ambos con chances aún de pasar a los octavos de final del torneo. Israel deberá enfrentar al difícil Japón, en tanto Senegal se medirá con la fuerte selección sudamericana de Colombia, que ya está clasificada para la siguiente fase.
El final
El silbato final del árbitro volvió a mostrar lo mejor del fútbol como espectáculo, con los niños corriendo escaleras abajo para ver de cerca a los jugadores cuando regresaban a los vestuarios. Allí se los vio tratando de mirar por encima del hombro o por debajo de los brazos de los anaranjados hombres de seguridad que no permitían un contacto demasiado cercano con los protagonistas.
3 צפייה בגלריה
Los niños se acercan al lugar donde pasarían los jugadores al final del partido.
Los niños se acercan al lugar donde pasarían los jugadores al final del partido.
Los niños se acercan al lugar donde pasarían los jugadores al final del partido.
(Ynet Español)
Salieron primeros los jugadores de Israel, que recibieron el aliento de sus parciales; y luego, ante la salida de los senegaleses, los jugadores fueron generosamente aplaudidos.
Luego vendría el viaje de vuelta, los encuentros de los simpatizantes de Senegal y de Israel en las estaciones de servicio y bares donde paraban a tomar un refrigerio de regreso a la ciudad de Buenos Aires.
Atrás quedó un partido de fútbol, los religiosos que aprovecharon el entretiempo para rezar y una simpática anécdota para el cronista de Ynet Español, cuando se vio abordado por un judío ortodoxo que, kipá y tefilín en mano (y que por unos segundos logró ubicar en la cabeza y el brazo izquierdo del cronista), se negaba a entender que, a pesar de trabajar para la versión en español de un medio israelí, el periodista no era judío. Todo se zanjó con un apretón de manos y un intercambio de palabras en inglés, para explicarme que no venía de Israel sino de Rusia y que estaba recorriendo el mundo. Y vaya si lo hizo.
(Un momento del partido en el estadio Diego Armando Maradona, de La Plata.)
Comentarios 0