El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz.
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz.
Amit Shabi
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz.

El déficit presupuestario en Israel alcanzó su máximo histórico

En 2020 el déficit se sitúa en 160.300 millones de shekels, que corresponden al 11,7% del PIB del país. La cifra más alta alcanzada desde mediados de los 80, cuando Israel atravesó una crisis inflacionaria.

Gad Lior - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 11.01.21 , 16:43
El Ministerio de Finanzas informó el lunes que el déficit presupuestario de Israel a fines del año 2020 ha alcanzado un máximo histórico.
El contable general Yahli Rotenberg dijo que el déficit se situó en 160.300 millones de shekels, lo que equivale al 11,7% del PIB del país, la cifra más alta desde mediados de los años 80, cuando Israel atravesó una crisis inflacionaria.
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz.
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, Israel Katz.
(Amit Shabi)
A modo de comparación, el déficit presupuestario a fines de 2019 se situó en 52.500 millones de shekels, lo que equivalía entonces al 3,7% del PIB del país.
El creciente déficit se debe principalmente a una disminución de 22.900 millones de shekels en los ingresos fiscales y un aumento en el gasto público por una suma de 68.600 millones de shekels debido al esfuerzo por atenuar los efectos de la pandemia de COVID-19.
El déficit de Israel se encuentra entre los más altos del mundo, sólo detrás de países como Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Islandia y Australia.
El Banco de Israel ubicado en Jerusalem. El Banco de Israel ubicado en Jerusalem.
El Banco de Israel ubicado en Jerusalem.
(Reuters)
Sin embargo, el PIB de Israel disminuyó un 3.3% en 2020, que es más bajo en comparación con el promedio mundial, y las exportaciones en su mayoría salieron ilesas.
El consumo privado, por otro lado, también se vio afectado significativamente por la crisis.
El Banco de Israel informó la semana pasada que esperaba que la economía israelí se recuperara rápidamente en 2021 si se mantiene el rápido inicio del país en su campaña de vacunación contra el COVID-19.
El banco dejó su tasa de interés de referencia en 0,1% por sexta reunión consecutiva, en línea con las previsiones de los analistas en una encuesta de Reuters.

Comentarios 0