Masiva protesta en Tel Aviv.
Masiva protesta en Tel Aviv.
Omri Silver
Manifestación contra Netanyahu en Tel Aviv.

La 'generación Bibi' comienza a volverse contra Netanyahu

Las protestas crecen, al unísono de la cantidad de casos de coronavirus y los problemas económicos que azotan a la sociedad israelí.

Reuters - Adaptado por Alejo Sanzo |
Published: 30.07.20 , 15:24
Durante dos meses, muchos televidentes israelíes vieron todas las noches cómo el primer ministro Benjamín Netanyahu emitía advertencias y actualizaciones sobre el nuevo coronavirus y los bloqueos impuestos.
Cuando cayeron las infecciones, salió en la televisión el 26 de mayo para jactarse de su éxito. "Toma una cerveza, diviértete”, mencionó. Muchos israelíes hicieron exactamente eso.
Manifestación contra Netanyahu en Tel Aviv.Manifestación contra Netanyahu en Tel Aviv.
Manifestación contra Netanyahu en Tel Aviv.
(AP)
Pero las infecciones aumentaron más tarde y las encuestas de opinión mostraron que la confianza en Netanyahu estaba disminuyendo. Ahora enfrenta protestas a nivel nacional por el estado de la economía, afectado por el coronavirus.
Agitando pancartas frente a la residencia del primer ministro en Jerusalem, los manifestantes están comandados por jóvenes que apenas recuerdan a algún otro líder, Netanyahu ha sido primer ministro desde 2009, pero quieren que renuncie.
“Somos una generación que ha perdido la fe en el sistema. La gente está luchando por su sustento", afirmó Costa Black, de 30 años, quien fue arrestado durante las protestas y perdió su trabajo en un restaurante debido al impacto de la pandemia en la economía. "Nuestros líderes dejaron de servirnos, no se preocupan por nosotros".
Una encuesta realizada el 12 de julio por el Instituto de Democracia de Israel encontró que el 29,5% confía en el manejo de la crisis por parte del líder de 70 años, en comparación con el 57,5% que lo hacía en abril y el 47% de junio.
Protesta en Jerusalem, frente a la residencia del primer ministro.Protesta en Jerusalem, frente a la residencia del primer ministro.
Protesta en Jerusalem, frente a la residencia del primer ministro.
(Ynet)
Netanyahu ha reprendido a los manifestantes: "No arrastren al país hacia la anarquía, la violencia y los ataques contra la policía".
Pero los críticos creen que Netanyahu, que normalmente recibe altas calificaciones por sus políticas económicas, parecía perder interés en manejar la crisis y no pudo preparar una estrategia de salida clara después del primer cierre.
La prometida ayuda financiera ha tardado en llegar y ha sido perseguida por la burocracia, aseguran las empresas.
Algunos israelíes creen que Netanyahu estaba distraído por los planes de anexar partes de Cisjordania. Otros afirman que su atención se dirigió a un caso de corrupción en su contra, en el que niega haber actuado mal.
Netanyahu rechaza las críticas. Al abordar los retrasos en la provisión de ayuda financiera, escribió en Facebook esta semana: “El dinero está en camino. Continuaremos cuidando a todos los ciudadanos israelíes y pronto traeremos más planes”.
Presencia policial durante la manifestación en Tel Aviv.Presencia policial durante la manifestación en Tel Aviv.
Presencia policial durante la manifestación en Tel Aviv.
(AP)
Crisis más grande
Con una población de 9 millones, Israel ha registrado 68.000 infecciones por coronavirus, de las cuales el 75% ocurrió después del cierre, además de 497 muertes. Ahora está en una "Lista Roja" de países cuyos ciudadanos están excluidos de la Unión Europea.
Se han levantado muchas restricciones para revivir la actividad empresarial, pero el desempleo ronda el 21,5% y se espera que la economía se contraiga en un 6% en 2020. Una encuesta de la Oficina Central de Estadísticas mostró que el 55% de los israelíes temen tener dificultades para pagar las facturas, en comparación con 46% durante el primer bloqueo.
"Los israelíes entendieron en marzo y abril que la situación es difícil y estaban dispuestos a aceptarla porque sentían que el gobierno estaba haciendo todo lo posible", explicó el presidente del Instituto de Democracia Israelí, Yohanan Plesner.
"Ahora el sentido es que el gobierno ya no está administrando, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista de la salud".
Trabajadores sociales protestan en las calles de Tel Aviv. Trabajadores sociales protestan en las calles de Tel Aviv.
Trabajadores sociales protestan en las calles de Tel Aviv.
(Ynet )
Plesner dijo que las implicaciones a largo plazo para Netanyahu siguen sin estar claras. Pero la última encuesta le daría a su Partido Likud solo 31 de los 120 escaños del parlamento, cinco menos que en las últimas elecciones. Otros partidos de derecha mejorarían su posición.
Aunque las protestas no han alcanzado los niveles de 2011, cuando los altos costos de vida llevaron a cientos de miles de personas a las calles, están creciendo.
"Los que crecieron bajo el mandato de Netanyahu se preguntan por qué no hay dinero para cuidar nuestra economía en este momento, cuando es la mayor crisis que hemos conocido", expresó el ex miembro del parlamento Stav Shaffir, líder de la protesta en 2011.
Comentarios 0