Netanyahu Trump EAU Bahrein
Acuerdos de Abraham: Israel, EE.UU. Bahrein y Emiratos Árabes Unidos.
AFP
Netanyahu fue el segundo orador de la ceremonia en la Casa Blanca.

Acuerdos de Abraham: el discurso histórico de Netanyahu en la Casa Blanca

El recuerdo de su hermano caído en combate, el anhelo de superar definitivamente el conflicto árabe israelí, un mensaje de paz en tres idiomas y una cita al presidente Trump: "La fuerza trae paz".

Itamar Eichner - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 15.09.20 , 18:57
Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel fue el segundo orador de la ceremonia de normalización de relaciones con Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. Durante 8 minutos y 40 segundos brindó el siguiente mensaje que quedará marcado en la historia del Estado de Israel:
***
"Querido amigo presidente Trump, primera dama Melania Trump, gracias por recibirme a mí, a mi esposa Sarah y a toda la delegación israelí en este día histórico. Me gustaría felicitar también al vicepresidente Pence, al secretario Pompeo, al asesor de seguridad nacional O´Brien y a otros miembros de la administración: Jared Kushner, Avi Berkowitz, embajador Friedman, senadores, miembros del congreso, el embajador israelí Ron Dermer y a todos los dignatarios que se reunieron aquí en este día soleado. También me gustaría expresar mi agradecimiento a todos los israelíes que han trabajado durante años, a veces en días menos soleados, para traer este día. Agradezco a cada uno de ellos. Gracias.
Damas y caballeros, señor presidente, este día es un punto de inflexión en la historia. Es un nuevo amanecer para la paz. Durante miles de años el pueblo judío rezó por la paz. Durante décadas el Estado judío rezó por la paz. Por eso estamos tan agradecidos hoy. A usted, presidente Trump, por su liderazgo decisivo. Apoyó a Israel con valentía, se enfrentó a Irán. Propuso una visión realista para la paz entre Israel y los palestinos, y medió con éxito en esta paz histórica que se ganó el apoyo mundial.
Le agradezco a Muhammad Bin Zayed y a usted, ministro de Relaciones Exteriores Abdullah Bin Zayed. Agradezco a ambos por su liderazgo inteligente y por trabajar con Israel y Estados Unidos para expandir el círculo de paz. Agradezco al rey Hamad de Bahrein y a usted, ministro de Relaciones Exteriores, Abd Al Latif Al Ziani, por unirse a nosotros y llevar esperanza a todos los hijos de Abraham. A todos los amigos de Israel en Medio Oriente, los que están con nosotros hoy y los que se unirán mañana, les digo: “Salam Aleikum, Peace, Shalom ".
Netanyahu TrumpNetanyahu Trump
Netanyahu fue el segundo orador de la ceremonia en la Casa Blanca.
(AFP)
Posiblemente hayan escuchado al presidente decir que más y más países se están uniendo a la paz. Esto era inimaginable hasta hace unos años, pero se logró con determinación, perseverancia y un nuevo enfoque para lograr la paz. Gracias, presidente.
Los ciudadanos israelíes conocen muy bien el precio de la guerra. Yo conozco el precio de la guerra. Fui herido en combate, un soldado amigo murió en mis brazos y mi hermano Yoni perdió la vida mientras guiaba a sus soldados para que rescataran a rehenes de terroristas en Entebbe. El duelo de mis padres por la pérdida de Yoni no alivió hasta que ellos murieron y a lo largo de los años, cuando me tocó consolar a familias de soldados y víctimas del terrorismo, pude ver ese mismo dolor incontables veces. Por eso estoy tan emocionado de estar aquí hoy. Los que arrastran las heridas de la guerra, aprecian la bendición de la paz.
La bendición de paz que logramos hoy es enorme. En primer lugar, porque esta paz se extenderá a más países árabes y puede poner fin al conflicto árabe israelí de una vez por todas. En segundo lugar, debido a los beneficios económicos que se harán sentir en toda la región y cada uno de sus ciudadanos. Y tercero porque no es solamente una paz entre líderes, es una paz entre pueblos. Israelíes, emiratíes y bahreiníes ya se están abrazando. Estamos ansiosos por invertir en una paz próspera y ya comenzamos a cooperar en la guerra contra el coronavirus.
Netanyahu Netanyahu
Netanyahu en tres idiomas: "Salam Aleikum, Peace, Shalom".
(AFP)
Estoy seguro de que juntos podremos encontrar soluciones a los problemas de la región. A pesar de todos los desafíos y dificultades, detengámonos un momento para apreciar este memorable día. Superemos toda división política. Sintamos el pulso de la historia. Una vez que pase la pandemia, esta paz que hacemos hoy permanecerá.
Dediqué mi vida a cuidar el lugar de Israel entre las naciones y a asegurar el futuro del único Estado judío. Para lograr ese objetivo trabajo para fortalecer a Israel, quiero que sea muy fuerte. La fuerza trae seguridad y aliados. Y finalmente, y esto es algo que el presidente Trump dijo reiteradamente: la fuerza trae paz.
El rey David expresó esta verdad básica hace años en nuestra capital eterna, Jerusalem. Su oración en el Libro de los Salmos es un eco de nuestro glorioso pasado. “Que Dios le dé paz a su pueblo, que Dios bendiga a su pueblo con paz”. Señor presidente, distinguidos invitados, esta semana es Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío. Y qué bendición nos trae este nuevo año. Una bendición de amistad, esperanza y paz. Gracias."
Comentarios 0