Benny Gantz y Benjamín Netanyahu.
Benny Gantz y Benjamín Netanyahu.
Elad Malka/Kobi Gideon
Vacunas de Moderna.

Polémica en Israel por el envío de miles de vacunas a otros países

Netanyahu decidió enviar 100.000 vacunas de Moderna a países que han reconocido a Jerusalem como la capital de Israel, así como a varias naciones musulmanas que mantienen conversaciones para normalizar las relaciones con el Estado judío. Los Ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores criticaron la medida: "No es propiedad privada del primer ministro".

Ynet - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 25.02.21, 07:54
El primer ministro Benjamín Netanyahu y el Consejo de Seguridad Nacional han decidido enviar miles de vacunas de Moderna a una larga lista de países sin consultar a los Ministerios de Relaciones Exteriores, de Defensa, de Salud y de Justicia ni al fiscal general. El ministro de Defensa, Benny Gantz, y el ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, manifestaron su indignación por la conducta de Netanyahu para tomar una decisión de este tipo.
Netanyahu decidió enviar miles de vacunas de Moderna a Marruecos, Chad, Mauritania, Congo, Guinea Ecuatorial, Uganda, Níger, Kenia, Etiopía, Honduras, Guatemala, República Checa, San Marino, Chipre, Hungría, Italia y las islas Maldivas. El primer ministro también aprobó entregar vacunas a Mauritania y Níger, países que no tienen relaciones diplomáticas con Israel, por lo que el se habría alcanzado el acuerdo a cambio de la normalización del vínculo con el Estado judío, ya que en los últimos meses los dos países musulmanes han estado en conversaciones con Israel para establecer relaciones diplomáticas.
3 צפייה בגלריה
Vacunas de Moderna.
Vacunas de Moderna.
Vacunas de Moderna.
(AFP)
Todos los países han recibido miles de vacunas, entre 1.000 y 5.000 cada uno, y todo parece indicar que la prioridad para el envío de las dosis se ha otorgado a aquellas naciones que han trasladado su embajada a Jerusalem o tienen la intención de mudar sus sedes diplomáticas a la capital israelí, o al menos abrir oficinas allí: Guatemala, Honduras, Hungría y la República Checa. El presidente de Honduras incluso envió su avión a Israel para recibir 10.000 vacunas de Moderna (5.000 para Honduras y 5.000 para Guatemala). Sorprendentemente, Israel también ha decidido transferir vacunas a Marruecos y Chad, dos países árabes que recientemente han establecido relaciones con Jerusalem.
Gantz y Ashkenazi manifestaron su enojo por el proceso de toma de decisiones liderado por Netanyahu, y dijeron que la conducta del primer ministro era similar a la venta de tecnología de baja detectabilidad a Emiratos Árabes Unidos y al ocultamiento de los contactos previos a las firmas de los acuerdos de paz con países árabes. Esta vez Netanyahu tampoco consultó a los Ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores, y Gantz cree que el asunto debería haber sido abordado en el gabinete, o al menos en los foros políticos relevantes. De hecho, el ministro de Defensa instruyó a los asesores legales para que investigaran la medida para intentar detenerla.
3 צפייה בגלריה
El primer ministro Benjamín Netanyahu insiste en que tiene la autoridad para tomar la decisión de enviar vacunas a otros países.
El primer ministro Benjamín Netanyahu insiste en que tiene la autoridad para tomar la decisión de enviar vacunas a otros países.
El primer ministro Benjamín Netanyahu insiste en que tiene la autoridad para tomar la decisión de enviar vacunas a otros países.
(Dudu Becher)
Incluso el Ministerio de Salud y el entorno del director del “Proyecto Coronavirus” no estaban al tanto de la decisión de Netanyahu y se sorprendieron por la medida.
Fuentes políticas declararon: “No se trata de propiedad privada de Netanyahu”. Y agregaron: “Son vacunas que pagaron los ciudadanos israelíes, son activos estatales y, por ley, el primer ministro debe obtener el consentimiento de los ministerios pertinentes”.
Las fuentes afirmaron que "está claro que no hay un motivo de salud para el traslado de las vacunas. Es un motivo relacionado con la política y la defensa, y los que están autorizados a hacerse cargo del asunto son los Ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores, pero eso no sucedió”.
3 צפייה בגלריה
El ministro de Defensa, Benny Gantz (izquierda), y el ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, se molestaron por no haber sido consultados por Netanyahu.
El ministro de Defensa, Benny Gantz (izquierda), y el ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, se molestaron por no haber sido consultados por Netanyahu.
El ministro de Defensa, Benny Gantz (izquierda), y el ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi.
(Adina Valman/Knesset)
El ministro Gantz arremetió duramente contra el primer ministro. "El hecho de que Netanyahu comercialice vacunas de ciudadanos israelíes, que se pagaron con el dinero de sus impuestos, sin dar explicaciones, se debe a que él cree que está liderando un reino y no un Estado. Tal medida requiere de un debate y de una aprobación. Solo una necesidad urgente relacionada con la defensa, la política o la sanitaria puede justificar tal medida. Netanyahu debe presentarla al público o al menos aprobarla en los foros pertinentes", expresó Gantz.
El propio Netanyahu rechazó las críticas al envío de vacunas, y en una conferencia de prensa brindada ayer sostuvo: "Tenemos vacunas más que suficientes para todos los ciudadanos israelíes, y cientos de miles de vacunas de Moderna, algunas de las cuales ya llegaron y otras llegarán en los próximos días, así que estamos cubiertos. Las vacunas que enviamos a otros países no se entregan a expensas de los ciudadanos de Israel. Recibimos muchas consultas, y estos son números simbólicos que se transfieren a diversas naciones”. Netanyahu insistió en que tiene la autoridad para tomar la decisión, que según él se acordó en consultas con funcionarios de la Oficina del Primer Ministro y a cambio de “una gran cantidad de favores que recibimos”.
Comentarios 0