Intensos operativos de control durante las primeras horas de endurecimiento de las pautas de salud.

A la espera de más vacunas, comenzó a regir el nuevo cierre en Israel

Durante dos semanas no habrá escuelas y se intensificarán los controles de aplicación. Estrictos operativos policiales generan demoras en las carreteras. “Hay menos tráfico de vehículos”, asegura un taxista de Tel Aviv. Netanyahu pidió a la ciudadanía “un último gran esfuerzo” para combatir al coronavirus.

Ynet - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 08.01.21, 07:51
Desde el primer minuto del viernes Israel inició una nueva etapa de cierres estrictos en el país, cuyo objetivo es frenar el alto crecimiento de los contagios de COVID-19 y que incluye, entre otras medidas, el cierre del sistema educativo durante al menos dos semanas.
La policía israelí desplegó un extenso operativo con retenes en diferentes calles y carreteras, lo que provocó en la mañana del viernes atascos de tráfico en algunos puestos de control.
En la calle HaRakevet de Tel Aviv, por ejemplo, a metros de la autopista Ayalon, la policía se ocupó de revisar cada uno de los vehículos para verificar que sus ocupantes cumplieran con una de las principales pautas: no alejarse más de un kilómetro de los domicilios, salvo para actividades definidas como esenciales. En un ingreso a Jerusalem, inclusive, se reportó que las inspecciones ingresaban dentro de los autobuses para pedir a los pasajeros sus correspondientes permisos.
2 צפייה בגלריה
Cierre Israel
Cierre Israel
Intensos operativos de control durante las primeras horas de endurecimiento de las pautas de salud.
(Ynet)
“Me parece bien que hagan estos retenes. Hay algunos atascos cerca de los puestos de control, pero nada grave. Estoy en la calle todo el día y desde anoche hay mucho menos tráfico de vehículos”, afirmó Moshe, un taxista de Tel Aviv. Por su parte Assaf, que viajaba junto a su madre, opinó que “estos retenes son necesarios para pasar estas dos semanas y reducir la morbilidad”.
Claro que en la calle israelí las voces están divididas. Riki, trabajadora esencial, expresó que “estos bloqueos no creo que sean realmente efectivos” y admitió que no veía la hora de salir de esa situación de atasco: “Trabajé toda la noche, me muero de ganas de llegar a mi casa”, sostuvo.
Al norte, en Haifa, en un puesto de control a la salida de la ciudad la policía ordenó a varios automovilistas que regresaran a sus domicilios ya que no acreditaban motivos válidos para circular. “Nuestro principal objetivo es que el cierre se aplique correctamente, filtramos a los que salen de Haifa y verificamos si son esenciales o están violando el cierre”, contó el inspector Haim Nikashvili.
2 צפייה בגלריה
Cierre Israel
Cierre Israel
La policía verifica que los israelíes solamente se trasladen por motivos definidos como esenciales.
(Shmulik Davidpur)
Más allá de las demoras producidas en estos retenes, la policía informó que el flujo de circulación vehicular esta mañana era significativamente más bajo en comparación a los viernes de las últimas semanas. De todas formas Israel Eini, subjefe de la División de Tráfico, le dijo a Ynet que el mejor momento para analizar la efectividad del cierre será el domingo: “Muchos viajarán por trabajo o necesidades esenciales, y no hay duda que esto incrementará las congestiones en los puestos de control”, vaticinó.
“Las inspecciones serán exhaustivas, habrá congestiones de tráfico y nos estamos preparando para eso. Pero si la población es disciplinada y entiende que solamente se debe salir para necesidades esenciales, no habrá grandes atascos”, agregó.
Por su parte, durante el anuncio de una pronta llegada de nuevas vacunas del laboratorio Pfizer, en la noche del jueves el primer ministro Benjamín Netanyahu le pidió a la ciudadanía un “gran y último esfuerzo” de cara a estas dos semanas de cierre. El pedido del mandatario ocurrió en paralelo al lanzamiento del operativo “Volvemos a la vida”, que se fijó un ambicioso objetivo: vacunar a toda la población mayor de 16 años antes de fines de marzo.
Comentarios 0