Benjamín Netanyahu y Benny Gantz durante la oficialización del nuevo gobierno de unidad.
Benjamín Netanyahu y Benny Gantz durante la oficialización del nuevo gobierno de unidad.
Arutz Haknesset
Netanyahu: "La gente quería un gobierno de unidad".

Después de tres elecciones en un año, el nuevo gobierno se prepara para jurar

"La gente quería la unidad, y eso es lo que obtuvo", expresó Netanyahu en su discurso. Gantz llamó a "acabar con la era de la división y comenzar con la era de la unión y la reconciliación". El gabinete será el más grande de la historia del país, con 36 ministros y 16 viceministros.

Moran Azulay, Associated Press - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 17.05.20 , 09:11
Después de un prolongado estancamiento político de un año y medio de duración, que incluyó tres elecciones en menos de 12 meses, y tras una postergación de tres días debido a desacuerdos políticos dentro del Likud por la asignación de ministerios, finalmente jura el nuevo gobierno de unidad encabezado por la facción oficialista y Kajol Labán.
"La gente quería la unidad, y eso es lo que obtuvo", expresó el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en la Knesset el domingo, señalando que los israelíes no deseaban celebrar una cuarta elección en poco más de un año y querían un gobierno unido para luchar contra la pandemia.
Netanyahu: "La gente quería un gobierno de unidad".Netanyahu: "La gente quería un gobierno de unidad".
Netanyahu: "La gente quería un gobierno de unidad".
(Adina Walman/Portavoz de la Knesset)
Durante el fin de semana, tanto Netanyahu como el líder de Kajol Labán, Benny Gantz, anunciaron sus nombramientos para el nuevo gobierno, el más grande de la historia de Israel, con 36 ministros y 16 diputados.
"Este es un día importante para el Estado de Israel", manifestó Netanyahu. "El nuevo gobierno se estableció de acuerdo con la voluntad de la mayoría de los ciudadanos y servirá a todos ellos", agregó.
"Hemos decidido, con gran responsabilidad, establecer un gobierno de emergencia de unidad nacional", dijo.
Netanyahu también señaló que su gobierno aplicará la soberanía sobre partes de Judea y Samaria. "Esta medida no alejará la paz, sino que nos acercará a ella. La verdad es, y todos lo saben, que cientos de miles de habitantes que residen en Judea y Samaria, siempre y ante cualquier circunstancia, permanecerán allí”.
Benjamín Netanyahu y Benny Gantz durante la oficialización del nuevo gobierno de unidad.Benjamín Netanyahu y Benny Gantz durante la oficialización del nuevo gobierno de unidad.
Benjamín Netanyahu y Benny Gantz durante la oficialización del nuevo gobierno de unidad.
(Arutz Haknesset)
Después del discurso de Netanyahu, Gantz tomó la palabra. "En unas horas, con la ayuda de Dios, podremos afirmar que hay un gobierno en Israel y que acabó la crisis política más grande la historia del país. Llegó el momento de terminar con la era de la división y comenzar la era de la unión y la reconciliación”, expresó el líder de Kajol Labán, partido que formará parte del gobierno.
“Atravesamos por tres rondas electorales en un año y medio. El pueblo nos dijo ‘basta de pelearse entre ustedes y empiecen a trabajar para nosotros’. El primer ministro Netanyahu, 71 parlamentarios y yo alcanzamos un acuerdo y asumimos una responsabilidad nacional”, agregó Gantz.
En respuesta a las críticas por el tamaño del gabinete, Netanyahu aseveró: "Si hubiéramos llevado a cabo una cuarta elección, el costo habría ascendido 2 mil millones de shekels, en tanto que el costo de un gobierno de unidad es de 85 millones al año”. Y añadió: "Eso hubiera significado un verdadero despilfarro, y hubiéramos tenido que postergar nuestro trabajo para mitigar las consecuencias del coronavirus a una fecha indeterminada”.
Presidenta de la Corte Suprema, Esther Hayout, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.Presidenta de la Corte Suprema, Esther Hayout, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.
Presidenta de la Corte Suprema, Esther Hayout, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.
(Ynet)
Netanyahu y Gantz anunciaron el mes pasado que dejarían de lado sus diferencias para unir fuerzas para liderar el país para enfrentar la crisis del coronavirus y sus graves consecuencias económicas.
Ambos líderes alcanzaron un acuerdo para formar un gobierno de rotación, en el cual Netanyahu asumirá como primer ministro durante los primeros 18 meses, y luego será reemplazada por Gantz por el mismo período de tiempo. Los bloques de Netanyahu y Gantz tendrán un número similar de ministros y un probable poder de veto sobre las principales decisiones tomada por el otro bloque.
El nuevo gobierno ha generado fuertes críticas de la oposición debido al gran tamaño del gabinete en tiempos de pandemia, la cual ha causado que el desempleo se haya disparado a más del 25%.
Sin embargo, debido a que el bloque de Netanyahu incluye varios partidos, el primer ministro contaba con un número limitado de ministerios para asignar a los integrantes de su facción, lo que provocó una disputa interna en el Likud antes de la ceremonia de juramentación del gobierno que estaba prevista para el jueves. Por este motivo, Netanyahu solicitó una aplazamiento para la oficialización de la nueva coalición.
Sesión en la Knesset para la jura del nuevo gobierno.Sesión en la Knesset para la jura del nuevo gobierno.
Sesión en la Knesset para la jura del nuevo gobierno.
(Adina Walman/Portavoz de la Knesset)
El exalcalde de Jerusalem, Nir Barkat, no recibió ningún ministerio a pesar de su gran popularidad entre los votantes del Likud. "Barkat merece un cargo importante”, expresó Netanyahu el domingo, y aseguró que se esforzará por asignarle uno en el futuro.
El acuerdo para la formación de un gobierno de unidad había derivado en la disolución de la alianza Kajol Labán, después de que los votantes de esta facción manifestaran su furia contra Gantz por haber incumplido su promesa central de campaña de no unirse a un gobierno encabezado por Netanyahu, quien ha sido acusado por cargos de corrupción. Su acuerdo de coalición logró alcanzarse después de que la Corte Suprema dictaminara que no tenía fundamentos legales para prohibirle al actual primer ministro asumir nuevamente el poder.
En respuesta a las críticas, Gantz argumentó que trabajar en equipo con Netanyahu le otorgó al país la única salida posible al estancamiento político prolongado e impidió que Israel fuera arrastrado una vez más a una cuarta costosa elección en poco más de un año.
Gantz será el ministro de Defensa, en tanto que otro referente de Kajol Labán, Gabi Ashkenazi, estará al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores en reemplazo de Israel Katz (Likud), quien se convertirá en ministro de Finanzas.
Yariv Levin, uno de los parlamentarios más cercanos a Netanyahu, será el nuevo presidente de la Knesset, cargo que ya fue abandonado por Gantz.
La coalición también incluirá a los dos partidos ultraortodoxos (Shas y Yahadut Hatorá) y desertores de otros partidos. De esta manera, el gobierno logró sumar 73 parlamentarios de los 120 miembros de la Knesset.
Comentarios 0