Pruebas rápidas de coronavirus
"Es necesario realizar 30.000 análisis diarios", señaló Bennett.
Moti Kimchi
El ministro Bennett alerta sobre el posible deterioro de la situación.

Bennett advirtió sobre un posible “tsunami” de casos de coronavirus

Desde anoche fueron confirmados otros 240 infectados, lo que eleva el número total a 2.170 . El ministro de Defensa manifestó su preocupación por “el importante incremento de pacientes en grave estado”. El funcionario llamó a aumentar las pruebas a 30.000 por día, y prometió: “Traeremos respiradores desde todos los rincones del mundo”.

Yoav Zeitun, Adir Yanko - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 25.03.20 , 12:58
El Ministerio de Salud confirmó este mediodía (miércoles) que el número de casos de coronavirus aumentó a 2.170. En horas de la mañana, el ministerio había informado sobre 100 nuevos infectados en relación con el martes, por lo que en total se registraron 240 nuevos contagios.
Hasta el momento han muerto cinco personas a causa del virus en Israel.
El ministro Bennett alerta sobre el posible deterioro de la situación. El ministro Bennett alerta sobre el posible deterioro de la situación.
El ministro Bennett alerta sobre el posible deterioro de la situación.
(Yariv Katz)
Dada la crisis del coronavirus en el país, el ministro de Defensa, Naftali Bennett, llevó a cabo una conferencia de prensa en HaKirya, la principal base de las Fuerzas Armadas de Israel (FDI), ubicada en Tel Aviv.
Bennett afirmó que el continuo aumento del ritmo de propagación del virus podría llevar a Israel a una situación similar a la de Italia, donde colapsó el sistema de salud y cientos de personas mueren a diario. El ministro advirtió que “un tsunami puede golpearnos” y que el número de fallecidos aún no está claro.
“El número de pacientes en grave estado se encuentra en aumento, y ese es el mejor indicador que nos muestra que en el país no se realizan pruebas masivas. Hemos incrementado los análisis a 5.000 por día. La ola de infectados más preocupante se aproxima a las costas de Israel. Dentro de diez días habrá un importante aumento de pacientes en grave estado que necesitarán respiradores. Nosotros podemos actuar para cambiar la situación”, expresó Bennett.
"Para que Israel vuelva a la normalidad, es necesario realizar 30.000 análisis diarios. No es imposible"
El ministro advirtió que “la ola de infectados colapsará el sistema de salud, como en Italia”. Y enumeró las medidas que se llevaron a cabo para evitar que eso suceda: desinfecciones, pruebas, estudios epidemiológicos, geolocalizaciones de los teléfonos celulares de infectados o personas que estuvieron expuestas al virus por parte del Shin Bet y diversas restricciones impuestas por el Ministerio de Salud. “Todo esto reduce la propagación. Si logramos realizar entre 50.000 y 100.000 pruebas por día, podremos controlar el asunto”, manifestó Bennett.
El funcionario remarcó que está interesado en llevar a cabo “pruebas masivas” de coronavirus. Y añadió: “Para que Israel vuelva a la normalidad, es necesario realizar 30.000 análisis diarios. No es imposible”.
El ministro de Defensa advirtió, además, que si los pacientes, médicos y enfermeras no reciben equipamiento de protección, la cantidad de contagios se incrementaría significativamente y el sistema de salud colapsaría, por lo que indicó que se encuentra trabajando para destinar elementos para que el personal del área de la salud pueda protegerse.
Respecto de los respiradores artificiales, Bennett sostuvo que en Israel hay 3.000 aparatos, y que la mitad de éstos ya están siendo utilizados por otros pacientes. “Necesitamos muchos más. Ordené a las FDI revisar cuántos respiradores tienen en sus depósitos de emergencia y usaremos todos para salvar vidas. Espero que podamos contar con 10.000, pero estamos lejos de alcanzar ese número”.
El ministro agregó que Israel “hace todo lo posible para traer respiradores desde todas partes del mundo”.
Bennett, además, instó a los pacientes que contrajeron la enfermedad a acudir a los hoteles acondicionados para recibir pacientes y a no realizar una internación domiciliaria para “evitar contagiar a sus familias”.

Comentarios 0