Ciudad Vieja de Jerusalem
Ciudad Vieja de Jerusalem.
Israel Bardugo
La tradicional Marcha de las Banderas celebra la reunificación de Jerusalem en 1967.

EE.UU. pide a Israel que la Marcha de las Banderas evite zonas musulmanas

Las fuerzas de seguridad y el gobierno autorizaron a que la celebración por el Día de Jerusalem pase por la controvertida Puerta de Naplus. Desde Washington temen una escalada y llamaron a Jerusalem.

Itamar Eichner - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 26.05.22, 12:05
Después de días de deliberaciones todos los jefes de las fuerzas de seguridad recomendaron al primer ministro Naftalí Bennett que la Marcha de las Banderas del domingo se realice según el recorrido previsto, que incluye cruzar la Puerta de Nablus, un sitio sensible que da acceso al barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalem.
Sin embargo, según pudo averiguar Ynet, este jueves desde Estados Unidos expresaron al gobierno israelí su preocupación por una escalada de violencia, y pidieron a figuras políticas de alto nivel que se reconsidere la ruta del tradicional evento de celebración del Día de Jerusalem, que recuerda la reunificación de la ciudad tras la Guerra de los Seis Días en 1967.
Los funcionarios estadounidenses temen que una marcha nacionalista israelí por áreas musulmanas provoque un estallido de violencia, tal como ocurrió el año pasado cuando la Marcha de las Banderas fue suspendida por el lanzamiento de misiles desde la Franja de Gaza hacia Jerusalem, ataque que dio inicio a la operación Guardián de los Muros. Ayer la embajada estadounidense había dado indicios de la postura de Washington, al prohibirle a su personal que visite la Ciudad Vieja hasta el lunes y emitir una advertencia similar a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en Israel.
2 צפייה בגלריה
La Marcha de las banderas fue interrumpida el mes pasado después de que Hamas disparara cohetes contra Jerusalem.
La Marcha de las banderas fue interrumpida el mes pasado después de que Hamas disparara cohetes contra Jerusalem.
La tradicional Marcha de las Banderas celebra la reunificación de Jerusalem en 1967.
(AFP)
El llamado de la Casa Blanca se produce horas después de que todos los jefes de las fuerzas de seguridad de Israel recomendaron no realizar cambios de última hora, argumentando que una medida en ese sentido sería interpretada como una debilidad israelí. Durante el debate, que incluyó a la policía, al ejército y al servicio de inteligencia Shin Bet, una fuente de seguridad de alto nivel dijo que si Hamás realiza un ataque la respuesta israelí debería ser “enérgica”.
El primer ministro Naftalí Bennett también mostró una postura firme sobre el tema y argumentó que no había motivo para desviarse de una ruta que el Desfile de las Banderas realiza hace muchos años. El canciller Yair Lapid expresó su preocupación por el daño político que podría provocar las imágenes de enfrentamientos en la Puerta de Nablus, poco después de las que se registraron durante el funeral de la periodista palestina Shireen Abu Akleh. Por su parte Omer Bar Lev, ministro de Seguridad Interior, aprobó la realización de la marcha y dijo que lo mejor era difundir la decisión lo más rápido posible para evitar especulaciones.
El llamado de la Casa Blanca se produce horas después de que todos los jefes de las fuerzas de seguridad de Israel recomendaron no realizar cambios de última hora, argumentando que una medida en ese sentido sería interpretada como una debilidad israelí.
La postura de Bar Lev se impuso y desde entonces llovieron las reacciones, tanto dentro como fuera de Israel. Activistas de derecha que organizan la Marcha de las Banderas celebraron la medida y explicaron que el evento “simboliza la liberación de Jerusalem a través de miles de personas marchando alegremente hasta el Muro de los Lamentos”.
Por su parte Issawi Frej, ministro de Cooperación Regional y parlamentario de origen árabe por el partido de izquierda Meretz, definió a la decisión de marchar en el barrio musulmán como “una provocación peligrosa y alarmante”. Según su visión, “marchar en el corazón de Jerusalem Este no favorece a Jerusalem sino al deseo de incitar, y trabajaré para cambiar esta decisión para evitar sus peligrosas consecuencias”.
2 צפייה בגלריה
Marcha Banderas
Marcha Banderas
La Marcha de las Banderas se realizará el domingo, en medio del temor a enfrentamientos con palestinos de Jerusalem Este.
(Amit Shavi)
A la discusión dentro de Israel se sumó una amenaza de Hassan Nasrallah, secretario general de Hezbollah, quien el miércoles declaró que los manifestantes israelíes “planean destruir la Cúpula de la Roca” y advirtió que las organizaciones terroristas palestinas van a reaccionar: “La resistencia dijo que la marcha no pasará sin respuesta”. Las facciones terroristas palestinas también condenaron la ruta de la Marcha de las Banderas aunque Ismail Haniyeh, líder de Hamás, no mencionó en sus amenazas la posibilidad de un ataque desde la Franja de Gaza.
Desde el estallido de la operación Guardián de los Muros, que comenzó cuando Hamás disparó cohetes contra Jerusalem durante la Marcha de las Banderas, activistas de derecha intentaron realizar varias marchas. La mayoría de estas manifestaciones no fueron aprobadas por el gobierno. La única que recibió el visto bueno de las autoridades fue una desarrollada en junio de 2021, que reemplazó a la marcha del Día de Jerusalem suspendida un mes antes por los cohetes.
El mes pasado un grupo de activistas de derecha intentaron marchar con banderas israelíes, pero fueron detenidos antes de que pudieran ingresar al barrio musulmán a través de la Puerta de Nablus. Antes de su dispersión definitiva, los manifestantes gritaron consignas contra los árabes y entonaron cantos racistas.
Comentarios 0