Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.
Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.
Motti Kimchi
Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.

Lapid visitará Alemania para hablar sobre el acuerdo con Irán y asistir a un evento sobre el Holocausto

El primer ministro se reunirá con el canciller, el presidente y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania. Participará también del evento conmemorativo por la Conferencia de Wannsee de 1942, donde los nazis decidieron la “Solución final”.

Itamar Eichner - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 11.09.22, 15:13
El primer ministro Yair Lapid viajará a Alemania el domingo para una breve visita de un día en la que discutirá el acuerdo nuclear de Irán con funcionarios locales y asistirá a un evento conmemorativo del Holocausto.
Lapid se reunirá con el canciller Olaf Scholz, el presidente Frank-Walter Steinmeier y la ministra de Relaciones Exteriores Annalena Baerbock para presentarles las preocupaciones de Israel sobre la reactivación del acuerdo nuclear con Teherán.
4 צפייה בגלריה
Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.
Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.
Yair Lapid en la conferencia "Las mujeres hacen el futuro" del partido Yesh Atid.
(Motti Kimchi)
Alemania, Francia y Gran Bretaña dijeron el sábado que tenían "serias dudas" sobre las intenciones de Irán de revivir el acuerdo nuclear, después de que Teherán dijera que buscaban vincular la reactivación del acuerdo con el cierre de las investigaciones por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre rastros de uranio en sitios no autorizados.
El primer ministro también visitará el suburbio berlinés de Wannsee, donde en 1942 los nazis formularon la "Solución final": el asesinato en masa de la población judía de Europa.
4 צפייה בגלריה
Edificio donde tuvo lugar la Conferencia de Wannsee de 1942.
Edificio donde tuvo lugar la Conferencia de Wannsee de 1942.
Edificio donde tuvo lugar la Conferencia de Wannsee de 1942.
(Ruthie Zuntz/Embajada de Israel en Berlín)
Lo acompañará una comitiva de cinco sobrevivientes del Holocausto, entre ellos Abraham Ruth, un sobreviviente holandés de 95 años y padre de cuatro hijos, quien pidió contar su historia durante la visita.
Abraham tenía 12 años cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, y en 1942 su hermano adoptivo fue enviado al campo de concentración de Dachau, donde finalmente fue asesinado.
En 1943, el resto de su familia fue trasladada a un gueto en Amsterdam. El padre de Abraham y dos de sus hermanas fueron enviados al campo de tránsito de Westerbork y luego a Auschwitz, mientras que el resto de la familia fue dispersada y escondida en diferentes hogares holandeses.
Casi toda su familia pereció en el Holocausto, y después de la guerra, a los 17 años, Abraham se mudó a Israel. Posteriormente participó en el proceso de demanda de indemnizaciones a los supervivientes holandeses del Holocausto, y logró obtener unos 400 millones de euros para la causa.
"Hace veinte años visité Wannsee, pero es emocionante venir como parte de una delegación", dijo Abraham. “Sentarme en el lugar donde se decidió la 'Solución Final', en el lugar donde se tomó una decisión de gobierno, resultado de la cual la mayoría de mi familia fue asesinada. Es conmovedor y demuestra que las decisiones que toma un gobierno pueden ser calamitosas", estimó.
Shosh Trister, madre de tres hijos y abuela de cuatro nietos, también se unirá a la delegación junto a su hijo Dori.
Trister nació en Ucrania, y con sus padres y su hermano menor estaba de visita en Lviv, entonces parte de Polonia, cuando estalló la guerra. Al comienzo de los combates, los miembros de la familia fueron trasladados al campo de concentración de Janowska y separados unos de otros. Su padre logró sacarlos de contrabando del campamento, se mudaron a Jódoriv y se escondieron allí, mientras que el padre fue sometido a trabajos forzados.
A lo largo de la guerra, Trister, su madre y su hermano menor se trasladaron de un lugar a otro, hasta que una mujer cristiana los acogió. Permanecieron con ella durante dos años en un pozo excavado debajo del granero hasta el final de la guerra.
Trister comenzó a compartir su historia hace solo unos años. Contó que su madre siempre le decía que no hablara de las experiencias de la guerra.
"Cada vez que visito un lugar donde los judíos fueron asesinados o fueron obligados a esconderse, es una victoria para mí", dijo.
Comentarios 0