Pleno de la Knesset.
Pleno de la Knesset.
Yoav Dudkevich
La Knesset.

Apertura de sesiones en la Knesset: la oposición no cuenta con los votos para derrocar al gobierno

La oposición, encabezada por el ex primer ministro Netanyahu, expresó que presentaría una moción para disolver la Knesset, pero hasta ahora no logró reunir la mayoría necesaria, a pesar de que el gobierno solo cuenta con el apoyo de 60 de los 120 escaños.

Morán Azulay - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 09.05.22, 11:38
Hoy (lunes) en la tarde israelí se producirá la apertura de sesiones en la Knesset y la oposición parece no estar logrando la mayoría necesaria para su supuesta moción de disolver la Knesset y derrocar al gobierno de coalición encabezado por el primer ministro Naftalí Bennett.
Anteriormente, los legisladores de la oposición dijeron que presentarían la moción en una lectura preliminar que no requiere de una mayoría especial, en su comprensión de que el partido islamista Ra'am, que forma parte de la coalición de gobierno, estaría ausente de la votación.
El partido Ra'am había suspendido su participación en la coalición en protesta por la política de Israel de permitir el acceso de los judíos al Monte del Templo, donde se encuentra la Mezquita Al-Aqsa, en lo que afirman es una violación del statu quo.
Bennett declaró el domingo que solo Israel decidiría los términos de lo que se permite en el sitio, el tercer lugar sagrado en importancia para los musulmanes y el más sagrado para los judíos.
El líder de Ra'am, Mansour Abbas, dijo que aceptaría la autoridad del rey Abdullah II de Jordania, quien ha sido responsable de la autoridad musulmana que rige sobre el lugar, el Waqf.
Abbas también dijo en una entrevista durante el fin de semana que él no sería la causa de la disolución del gobierno, y que todavía se considera a sí mismo y a su facción como parte del acuerdo de coalición.
3 צפייה בגלריה
Pleno de la Knesset.
Pleno de la Knesset.
Pleno de la Knesset.
(Yoav Dudkevich)
La sesión que se abre planteará desafíos para la coalición, que tiene solo 60 de los 120 miembros de la Knesset después de que la ex miembro de la coalición y ex miembro del partido Yamina de Bennett, Idit Silman, expresó que el gobierno estaba pasando sus límites y que apoyaría a la oposición.
Según los informes, a Silman se le prometió un puesto ministerial y un asiento asegurado en la lista del Likud en las próximas elecciones, donde el presidente de la oposición, Benjamín Netanyahu, espera reemplazar a Bennett al frente de un gobierno de derecha.
El primer ministro tendrá que lidiar entre las diversas demandas, opuestas entre sí, de sus socios de coalición, para evitar la deserción de otros miembros.
3 צפייה בגלריה
Ex aliada de Bennett, Idit Silman.
Ex aliada de Bennett, Idit Silman.
Ex aliada de Bennett, Idit Silman.
(Yoav Dudkevich)
Si pierde votos adicionales, en caso de que los partidos de derecha que conforman la coalición voten en su contra, primero será reemplazado por el primer ministro suplente, Yair Lapid, quien encabezará un gabinete interino, según el acuerdo de la coalición.
Si un miembro de la izquierda provoca la caída del gobierno de Bennett, el primer ministro permanecerá al frente del gabinete interino.
La oposición, encabezada por Netanyahu, no logró convencer a otros miembros de la coalición para que cambien de bando y es posible que no reciba el apoyo total de la Lista Conjunta predominantemente árabe, que también está en la oposición.
Comentarios 0