Continúa el recuento de votos en Israel ¿Se formará gobierno o seguirá el estancamiento político?
Continúa el recuento de votos en Israel ¿Se formará gobierno o seguirá el estancamiento político?
Ynet, AP
¿Habrá una quinta ronda electoral o se podrá formar gobierno?

¿Qué gobiernos podrían formarse en Israel?

Según los resultados de los votos escrutados hasta el momento, hay grandes posibilidades de que se celebre una quinta ronda electoral. Sin embargo, aún hay probabilidades de que se establezca una coalición. ¿Habrá desertores? ¿Netanyahu y Bennett incumplirán sus promesas? ¿El partido Raam se unirá a un gobierno liderado por el Likud o apoyará al bloque opositor? Todos los escenarios posibles en el “juego de la silla” político tras las elecciones de ayer.

Moran Azoulay, Saar Hess - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 24.03.21 , 12:18
La izquierda temía no ingresar a la Knesset, pero de hecho se fortaleció. También el partido árabe Raam parecía que iba a quedar fuera del Parlamento, pero hasta el momento obtiene cinco escaños. En algunas encuestas, Hatzionut Hadatit no superaba la cláusula de barrera, pero finalmente formará parte de la Knesset, posiblemente con siete bancas.
Hay grandes posibilidades de que Israel celebre una quinta ronda electoral en un poco más de dos años. Sin embargo, todo podría suceder durante la etapa de negociaciones post-electorales. ¿Cuáles son los gobiernos que podrían formarse? ¿Quieres comprobar si la coalición que pensaste es posible? Ynet presenta los posibles escenarios en este “juego de la silla” político.
5 צפייה בגלריה
Netanyahu Saar Bennett Gantz Liberman Lapid Elecciones
Netanyahu Saar Bennett Gantz Liberman Lapid Elecciones
¿Habrá una quinta ronda electoral o se podrá formar gobierno?
(AFP)
El gobierno Netanyahu-Bennett con el apoyo externo de Raam
Según los resultados de las elecciones hasta el momento, el bloque de Netanyahu, incluido el partido Yamina de Naftali Bennett, tiene 59 escaños de los 61 necesarios para formar gobierno. El apoyo externo del partido árabe Raam, de Mansour Abbas, permitiría la formación de un gobierno minoritario, pero esto podría suceder solo si se incumplen las promesas realizadas en los últimos días. Horas antes de la apertura de las urnas, Naftali Bennett instó al primer ministro Benjamín Netanyahu a firmar un documento para comprometerse a "no formar un gobierno con los votos de Raam".
La semana pasada, el propio Netanyahu prometió explícitamente en el estudio de Ynet que no lo haría porque se trata de “un partido antisionista”.
Sin embargo, el presidente de la coalición, el parlamentario Miki Zohar (Likud), no descartó esa posibilidad esta mañana, diciendo que "se debe hacer todo lo posible para evitar una quinta elección", pero su copartidario Shlomo Karhi negó rotundamente esa posibilidad. “Como residente de una localidad cercana a Gaza, no apoyaré un gobierno con un representante que no reconoce a Israel como un Estado judío y democrático y abraza a los terroristas y partidarios del terrorismo", expresó. Hatzionut Hadatit, de Bezalel Smotrich, también se opone firmemente a esto.
5 צפייה בגלריה
Mansour Abbas y Benjamín Netanyahu.
Mansour Abbas y Benjamín Netanyahu.
Mansour Abbas, líder de Raaam, y Benjamín Netanyahu.
(Elad Gershgoren/Reuters)
El gobierno Netanyahu-Bennett y los desertores
Aparentemente hay bastantes posibilidades matemáticas que permiten un gobierno en el que el Likud, Shas y Yahadut Hatorah -que según los resultados hasta el momento tienen actualmente 46 escaños- se unan a partidos de derecha moderada o de centro, ya sea con o sin Hatzionut Hadatit. Pero los líderes de Yesh Atid, Tikva Hadasha y Kajol Labán, Yair Lapid, Gideon Saar y Benny Gantz, respectivamente, dejaron en claro una y otra vez que no se unirían a un gobierno liderado por Netanyahu.
Durante su discurso de anoche, Gideon Saar, cuyo partido Tikva Hadasha obtiene solo seis escaños según los resultados momentáneos del escrutinio, reiteró que no ingresaría a una coalición liderada por el primer ministro. Zeev Elkin, miembro de la misma facción, expresó: "No nos uniremos al gobierno de Netanyahu, no importa qué cargo nos ofrezcan. No habrá desertores". El presidente de Yisrael Beiteinu, Avigdor Lieberman, también anunció que no se uniría a una coalición con los ultraortodoxos, y la probabilidad de que los partidos izquierdistas Avodá o Meretz lo hagan es prácticamente nula.
Sin embargo, sólo se necesitan dos "desertores" para formar un gobierno de derecha, y Netanyahu intentará conseguirlos de una de esas facciones de centro-derecha, cuyas listas incluyen a exmiembros de su partido. Sin embargo, se estima que los 59 escaños del bloque Netanyahu-Bennett incluirán a políticos derechistas radicales de la alianza Hatzionut Hadatit, como Itamar Ben Gvir y Avi Maoz, lo que podría dificultar las posibilidades de atraer a “desertores” a la coalición.
5 צפייה בגלריה
Benjamín Netanyahu, del Likud (derecha), Naftali Bennett, de Yamina (centro) y Gideon Saar, de Tikva Hadasha.
Benjamín Netanyahu, del Likud (derecha), Naftali Bennett, de Yamina (centro) y Gideon Saar, de Tikva Hadasha.
Benjamín Netanyahu, del Likud (derecha), Naftali Bennett, de Yamina (centro) y Gideon Saar, de Tikva Hadasha.
(Shaul Golan, Avi Moalem, Yoav Dodkovich)
Un gobierno liderado por Bennett, con el apoyo de los ortodoxos y sin Liberman
Aunque Shas y Yahadut Hatorah se han comprometido a ocupar un lugar en el gobierno de Netanyahu, la posibilidad de una quinta elección puede llevarlos a revaluar la situación. Aunque Bennett hasta el momento recibe solo siete escaños, es posible que para reemplazar a Netanyahu Lapid acceda a cederle el cargo de primer ministro en una coalición que también incluya a los ultraortodoxos, Kajol Labán, Tikva Hadasha, Avodá y Meretz.
Se estima que el líder de Yisrael Beiteinu, Avigodr Liberman, que prometió no unirse a un gobierno con los ultraortodoxos, permanezca en la oposición en tal escenario. Sin embargo, la presencia del rabino reformista Gilad Karib en la lista Avodá dificultaría en gran medida que se pudiera establecer una coalición de este tipo. La probabilidad de que se establezca este gobierno es baja, pero existe.
5 צפייה בגלריה
El líder de Shas, Arié Deri, recomendará a Netanyahu para primer ministro
El líder de Shas, Arié Deri, recomendará a Netanyahu para primer ministro
El líder de Shas, Aryeh Deri.
(Ynet)
Un gobierno del bloque anti-Netanyahu y los partidos árabes
El bloque contra Netanyahu, que incluye a Yesh Atid, Tikva Hadasha, Kajol Labán, Yisrael Beiteinu, Avodá y Meretz, tiene actualmente 50 escaños. Si recibe el apoyo de los partidos árabes, Hareshima Hameshutefet y Raam, alcanzarían las 61 bancas necesarias para formar gobierno.
Sin embargo, Elkin, de Tikva Hadasha, esta mañana expresó en las redes sociales que su partido no se unirá a un "gobierno del que participe Hareshima Hameshutefet”. Se estima que Liberman tampoco apoyará una coalición de este tipo. De hecho, la semana pasada, el líder de Yisrael Beiteinu calificó a Raam de “movimiento fundamentalista”. La probabilidad de que se establezca este gobierno es baja, pero podría suceder.
5 צפייה בגלריה
Yair Lapid, líder de Yesh Atid en una entrevista con Ynet el domingo.
Yair Lapid, líder de Yesh Atid en una entrevista con Ynet el domingo.
Yair Lapid, líder de Yesh Atid y principal opositor de Netanyahu.
(Kobi Kuankas)
Un gobierno del bloque anti-Netanyahu, con Bennett y el apoyo externo parcial de los árabes
Otra opción, que tampoco parece particularmente probable, es un gobierno minoritario de los mismos partidos mencionados al inicio de la opción anterior, junto con Yamina.
En pocas palabras: por el momento, al menos según los resultados de los votos escrutados hasta el momento, hay una gran posibilidad de que por quinta vez en poco más de dos años se celebren elecciones a la Knesset.
Comentarios 0