Toque de queda en Basora, Irak.

Medio Oriente y los países de Asia Central solicitan al FMI apoyo para combatir el coronavirus

El turismo se ha visto afectado en países donde tiene un papel importante en la economía, como Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, mientras que los estados frágiles y devastados por el conflicto como Irak, Sudán y Yemen enfrentan un desafío especialmente desalentador.

Reuters |
Published: 24.03.20 , 17:48
Una docena de países de Medio Oriente y Asia Central han solicitado apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional para tratar el coronavirus, y es probable que Kirguistán reciba el primer desembolso de emergencia, según comunicó la institución.
Los gobiernos no deberían escatimar en gastos para ayudar a sus sistemas de salud y fortalecer las redes de seguridad social, a pesar de los presupuestos ya ajustados, escribió Jihad Azour, director del Departamento de Medio Oriente y Asia Central del fondo, en un blog del FMI.
Toque de queda en Basora. Toque de queda en Basora.
Toque de queda en Basora, Irak.
(AFP)
"Las respuestas de política económica deben estar dirigidas a evitar que la pandemia", una crisis de salud temporal, "se convierta en una recesión económica prolongada con pérdidas de bienestar duraderas para la sociedad a través del aumento del desempleo y las quiebras", manifestó.
También añadió que los bancos centrales deberían estar listos para proporcionar liquidez, particularmente para apoyar los préstamos a las pequeñas y medianas empresas, mientras que las medidas fiscales convencionales para apoyar la economía, como el gasto en infraestructura, podrían considerarse una vez que la crisis comience a disiparse.
Toque de queda en Amman. Toque de queda en Amman.
Toque de queda en Amman.
(EPA)
El FMI sostuvo que se encontraba trabajando para acelerar la aprobación de las solicitudes de fondos de emergencia en la región y que el primer desembolso desde el brote sería brindado esta semana a Kirguistán.
"Con las tres cuartas partes de los países informando al menos un caso confirmado de COVID-19 y algunos enfrentando un brote importante, la pandemia de coronavirus se ha convertido en el mayor desafío a corto plazo para la región", aseguró Azour.
Estados frágiles y desgarrados por el conflicto, como Irak, Sudán y Yemen, enfrentan un desafío especialmente desalentador.
"Se espera que los choques entrelazados den un duro golpe a la actividad económica en la región, al menos en el primer semestre de este año"
El prestamista internacional para momentos de crisis con sede en Washington comentó que la región enfrentaba shocks simultáneos debido a reducciones en el comercio, caídas en la demanda interna y externa, interrupciones en la producción y condiciones financieras estrictas.
Los exportadores de petróleo enfrentan la conmoción adicional de la caída de los precios del petróleo después de que Arabia Saudita y Rusia iniciaron una guerra de cuota de mercado tras el colapso de un acuerdo de reducción de producción con los socios de la OPEP.
"Se espera que los choques entrelazados den un duro golpe a la actividad económica en la región, al menos en el primer semestre de este año, con consecuencias potencialmente duraderas", explicó Azour.
Los ingresos más bajos para los exportadores de petróleo presionarían sus presupuestos, "extendiéndose al resto de la economía", agregó.
El turismo se ha visto afectado en países donde tiene un papel importante en la economía, como Egipto y los Emiratos Árabes Unidos. “Habrá poderosas repercusiones si el desempleo aumenta y los salarios y las remesas disminuyen", dada la gran cantidad de personas empleadas en el sector de servicios, expresó.
El funcionario del FMI dijo que los picos en la aversión al riesgo global debido al brote y la fuga de capital hacia activos más seguros habían llevado a una disminución de casi US$ 2 mil millones en flujos de cartera a la región desde mediados de febrero, donde los diferenciales de bonos se han disparado recientemente.
"Tal restricción en las condiciones financieras podría ser un gran desafío, dados los US$ 35 mil millones estimados en la deuda soberana externa en vencimiento durante 2020", sentenció.

Comentarios 0