El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insta a sus partidarios a marchar hacia el Congreso.
Adelson apoyó incesantemente todas las políticas de Trump relacionadas con Israel.
Reuters
Sheldon Adelson nació en Boston, Estados Unidos.

Muere a sus 87 años el empresario judío Sheldon Adelson

El magnate estadounidense fue un fiel partidario y contribuyente de Donald Trump y del primer ministro Benjamín Netanyahu. Falleció a causa de un cáncer que acarreaba desde hace años.

Ynet - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 12.01.21 , 15:00
Este lunes por la noche, a la edad de 87 años, falleció el empresario judío estadounidense Sheldon Adelson, un acérrimo partidario de Donald Trump y del primer ministro Benjamín Netanyahu. Hijo de un taxista que construyó el imperio de casinos más grande del mundo, uso su riqueza para promover agendas políticas de derecha en Estados Unidos e Israel.
Su esposa, Miriam Adelson, médica nacida en Israel, dijo que murió “por complicaciones de una larga enfermedad” que acarreaba desde hace años. En tanto, desde su compañía de casinos, Las Vegas Sands, especificaron que se debió al linfoma no Hodgkin que padecía, una afección que ocurre cuando el cuerpo produce demasiados linfocitos anormales, un tipo de glóbulo blanco.
Sheldon Adelson nació en Boston, Estados Unidos. Sheldon Adelson nació en Boston, Estados Unidos.
Sheldon Adelson nació en Boston, Estados Unidos.
(AFP)
En Israel, Adelson fue reconocido principalmente por sus generosas donaciones y su alianza con el actual primer ministro, a quien apoyó desde su primer mandato, en 1996. De hecho, el magante era propietario del diario israelí Israel Hayom, ampliamente conocido por su fuerte línea pro-Netanyahu.
Adelson, un hombre que se crió en una humilde familia de inmigrantes judíos en Boston, estableció hoteles y casinos en Las Vegas, Macao y Singapur. Su riqueza lo convirtió en una figura formidable en la política estadounidense, ya que financió a diferentes miembros del Partido Republicano, incluido el empresario convertido en presidente, Donald Trump: para las elecciones de 2016, aportó a la campaña más de 20 millones de dólares.
Durante los cuatro años del mandato del republicano (que finaliza el próximo 20 de enero), el magnate apoyó intensamente todas sus medidas relacionadas con Israel, en especial el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalem. En 2018, Adelson asistió a la ceremonia de inauguración de la misión diplomática.
El nacido en Boston era bajo y fornido, tenía el pelo rojo y en años anteriores usó un scooter motorizado debido a una afección médica que le dificultaba caminar. Pero su apariencia contradecía su influencia y empuje a nivel nacional e internacional. "Sé que mucha gente piensa que tipos como yo triunfan al pisar las espaldas rotas de los empleados y otras personas, pero no entienden que nosotros también tenemos filosofías e ideales a los que nos adherimos muy escrupulosamente", declaró en 2008 durante un evento en Las Vegas.
Adelson apoyó a Netanyahu desde su primer mandato como primer ministro de Israel, en 1996. Adelson apoyó a Netanyahu desde su primer mandato como primer ministro de Israel, en 1996.
Adelson apoyó a Netanyahu desde su primer mandato como primer ministro de Israel, en 1996.
(Cortesía)
Con un patrimonio neto de 33,9 mil millones de dólares, Adelson, una de las 25 personas más ricas del mundo (según el índice de multimillonarios de Bloomberg), se parecía a un jefe político a la antigua y se distinguía de la mayoría de los judíos estadounidenses, que durante décadas han apoyado a los demócratas por amplios márgenes. "Si haces las cosas de manera diferente, el éxito te seguirá como una sombra”, solía repetir en sus discursos.
"Era un patriota estadounidense, un generoso benefactor de causas caritativas y un firme partidario de Israel", dijo a través de un comunicado el antiguo ocupante de la primera magistratura de los Estados Unidos, George W. Bush, tras conocerse la noticia de su defunción.
Los detractores describían a Adelson, quien participó en una batalla judicial con sus propios hijos, como vengativo y mezquino. "Con el tiempo, observé que el Sr. Adelson tramaba venganzas contra cualquiera que se pusiera en su camino. Por minúscula que fuera la afrenta percibida, usaba su dinero y posición para intimidar", escribió Shelley Berkley en un periódico de Las Vegas, quien trabajó para el magnate antes de servir como congresista demócrata por Nevada.
En 2016, Adelson fue el principal contribuyente de la campaña presidencial de Trump. En 2016, Adelson fue el principal contribuyente de la campaña presidencial de Trump.
En 2016, Adelson fue el principal contribuyente de la campaña presidencial de Trump.
(Reuters)
Una vida dedicada a hacer dinero
A los 12 años, en Boston, Adelson comenzó a vender periódicos en las esquinas. A los 16, ya tenía su propio negocio de máquinas expendedoras de dulces. Al principio de su carrera empresarial, incursionó en diferentes proyectos. Pero en 1979, tuvo su primer éxito: inauguró una feria de informática en Las Vegas, la cual se convirtió en la más grande del mundo. Tras este acierto, compró el envejecido Las Vegas Sands Hotel, construyó el centro de convenciones de propiedad privada más grande de Estados Unidos y, más tarde, el Venetian.
Macao, una antigua colonia portuguesa vecina de Hong Kong y conocida por los juegos de azar, volvió al dominio chino en 1999. Tras el cambio de administración, diferentes dueños de compañías de casinos vieron su oportunidad, entre ellos Adelson. En 2004, abrió allí su primera casa de juegos. Con los años, Macao se convirtió en el principal centro de casinos del mundo y, la oferta pública inicial de Las Vegas Sands, en diciembre de 2004, lo convirtió en multimillonario.
Comentarios 0