El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Reuters
El rey Salman de Arabia Saudita junto a Recep Tayyip Erdogan.

Conversación entre Erdogan y el rey saudita para mejorar sus relaciones

Luego de dos años, el presidente de Turquía y el rey Salman volvieron a entablar un diálogo oficial. Habían cortado relaciones tras el cortocircuito generado por la muerte de un periodista saudí en Estambul.

AFP - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 21.11.20 , 12:28
Este viernes, Recep Tayyip Erdogan y el rey Salman de Arabia Saudita se comunicaron telefónicamente y discutieron sobre cómo mejorar sus vínculos. Desde el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, los líderes habían cortaron todo tipo de lazos entre sí.
Este gesto se produce en vísperas de la cumbre del G-20 presidida por Arabia Saudita, este fin de semana en Riad (la primera en celebrarse en un país árabe). "El presidente Erdogan y el rey Salman han acordado mantener abiertas las vías de diálogo para mejorar las relaciones bilaterales y resolver los problemas", indicó la presidencia turca.
El rey Salman de Arabia Saudita junto a Recep Tayyip Erdogan.El rey Salman de Arabia Saudita junto a Recep Tayyip Erdogan.
El rey Salman de Arabia Saudita junto a Recep Tayyip Erdogan.
(AFP)
Ankara y Riad han estado compitiendo durante mucho tiempo para imponer su supremacía en el mundo musulmán. Sin embargo, desde 2018, las tensiones entre ambas potencias regionales de mayoría sunita se intensificaron por la muerte del periodista disidente saudí Jamal Kashoggi, en el consulado de Arabia Saudita en Estambul.
Colaborador del diario Washington Post y crítico del régimen de Riad después de haber estado cerca del mismo, Khashoggi fue asesinado y su cuerpo descuartizado en el consulado, a donde había ido para recuperar un documento. Sus restos nunca fueron encontrados.
Protesta en Estambul por la muerte del periodista saudí. Protesta en Estambul por la muerte del periodista saudí.
Protesta en Estambul por la muerte del periodista saudí.
(AFP)
El asesinato del periodista sumió a Arabia Saudita en una de sus peores crisis diplomáticas y empañó la imagen del príncipe heredero Mohamed bin Salman, designado por funcionarios turcos y estadounidenses como el instigador del hecho. Erdogan indicó que la orden emanaba "de los más altos niveles", aunque nunca acusó directamente al príncipe heredero.
En septiembre, un tribunal de Arabia Saudita anuló las penas de muerte impuestas a cinco acusados tras un juicio a puerta cerrada y los condenó a 20 años de prisión.
Comentarios 0