Hospital improvisado en Irán.

Irán pelea en dos frentes: contra el coronavirus y el metanol

En todo el país, hasta el momento, 300 personas han fallecido y más de 1.000 enfermaron al ingerir metanol. En la República Islámica está prohibido beber alcohol y algunos apelan a contrabandistas para conseguirlo.

AP |
Published: 28.03.20 , 14:36
Parado sobre el cuerpo inerte de un niño intubado de cinco años vestido apenas con un pañal de plástico, un trabajador iraní de la salud con traje protector y mascarilla suplicó al público una sola cosa: dejen de tomar alcohol industrial para prevenir el coronavirus.
El niño, ahora ciego después de que sus padres le dieran metanol tóxico bajo la falsa creencia de que protege contra el virus, es uno de los cientos de víctimas de una epidemia al interior de la pandemia que ahora invade a Irán.
Hospital improvisado en Irán. Hospital improvisado en Irán.
Hospital improvisado en Irán.
(AP)
La prensa iraní reportó que, hasta ahora, casi 300 personas han muerto y más de 1.000 se han enfermado por ingerir metanol a lo largo de la República Islámica, en donde está prohibido tomar alcohol y en donde quienes lo hacen suelen depender de contrabandistas. El doctor Hossein Hassanian, un médico iraní que asesora al Ministerio de Salud del país, le manifestó el viernes a The Associated Press que el problema era incluso mayor, con unas 480 muertes y 2.580 enfermos.
Se multiplican las intoxicaciones cuando los remedios falsos se difunden en redes sociales en Irán, donde la gente no confía en un gobierno que menospreció la crisis durante días antes de que abrumara al país.
Prueba de coronavirus en Irán. Prueba de coronavirus en Irán.
Prueba de coronavirus en Irán.
(AFP)
“Otros países tienen un problema, que es la nueva pandemia del coronavirus. Pero aquí luchamos en dos frentes”, explicó Hassanian. “Tenemos que curar a las personas envenenadas con el alcohol y también luchar contra el coronavirus”.
La pandemia ha devastado al mundo al saturar hospitales, dañar economías y obligar a gobiernos a restringir la movilidad de miles de millones de personas. Irán, con 80 millones de habitantes, se ha visto particularmente afectado.
Hasta el momento, no hay cura para el COVID-19. Los científicos y médicos todavía estudian el virus y buscan una vacuna y medicamentos eficaces.
"Tenemos que curar a las personas envenenadas con el alcohol y también luchar contra el coronavirus"
Sin embargo, en mensajes una y otra vez reenviados, las cuentas de redes sociales iraníes en farsi falsamente indican que un maestro británico y otros se curaron del coronavirus con whisky y miel, basados en un artículo periodístico de principios de febrero. Mensajes confusos sobre el uso de desinfectante de manos de base alcohólica hacen pensar a muchos que el alcohol de alta graduación mata al virus en sus cuerpos.
La República Islámica ha reportado más de 29.000 casos confirmados y más de 2.200 muertes por el virus, más que cualquier otro país en el Medio Oriente. Expertos internacionales también temen que Irán no esté reportando todos los casos, ya que durante días las autoridades menospreciaron al virus antes de la elección parlamentaria.
El temor al virus junto con el bajo nivel educativo y los rumores propagados en Internet provocaron que decenas de personas se enfermaran por tomar alcohol contrabandeado con metanol en la provincia Juzestán, en el sudoeste, y su ciudad sureña de Shiraz. Videos de la prensa iraní mostraron a pacientes con intravenosas en sus brazos, sobre camas adaptadas para luchar contra el coronavirus, entre ellos el niño de 5 años. La prensa iraní también reportó casos en las ciudades de Karaj y Yazd.
El metanol no huele ni se nota en bebidas. Causa daño a largo plazo en órganos y cerebro. Entre los síntomas hay dolor en el pecho, náuseas, hiperventilación, ceguera e incluso coma.

Comentarios 0