Las calles de Jeddah no tienen banderas estadounidenses antes de la visita de Biden.
Las calles de Jeddah no tienen banderas estadounidenses antes de la visita de Biden.
Adir Yanko
Jeddah, Arabia Saudita.

Arabia Saudita: Jeddah espera con poco entusiasmo el arribo de Biden

Un reportero de Ynet visitó Arabia Saudita a horas de la llegada del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que aterriza en el Reino en medio de la crisis energética provocada por la guerra.

Adir Yanko - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 14.07.22, 17:01
La reacción del taxista que me llevó desde el aeropuerto de Jeddah, no podía ser menos.
Cuando le recordé que se esperaba que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegara al lugar dentro de unos días, sacó su teléfono y me mostró un breve clip en el que ridiculiza al líder estadounidense mientras se esfuerza por explicar su enfoque de Arabia Saudita.
4 צפייה בגלריה
Jeddah, Arabia Saudita.
Jeddah, Arabia Saudita.
Jeddah, Arabia Saudita.
(Adir Yanko)
"Arabia Saudita ayudó a todo el mundo, pero Biden estuvo contra nosotros por mucho tiempo y no quiso saber nada de este país", comentó.
"Es más, incitó contra nosotros a pesar de que éramos buenos con él", sumó.
Los saudíes están orgullosos de su país y para ellos, cualquiera que ofenda al Reino, en realidad esta ofendiendo a la población en general.
Tienen un hacha para moler con Biden, a quien ven venir, sombrero en mano, debido a la crisis energética provocada por la guerra en Ucrania.
Mientras que Jerusalem está cubierta de banderas estadounidenses en honor al mandatario, no hay ninguna en Jeddah, la segunda ciudad más grande de Arabia Saudita. La vía principal que conecta el aeropuerto con el consulado de Estados Unidos, tampoco muestra entusiasmo por la llegada de Biden.
4 צפייה בגלריה
Los barrios de Jeddah serán derribados para hacer sitio a los rascacielos.
Los barrios de Jeddah serán derribados para hacer sitio a los rascacielos.
Los barrios de Jeddah serán derribados para hacer sitio a los rascacielos.
(Adir Yanko)
Pero el tema con Israel, es una historia diferente. Pequeñas pero significativas pistas muestran un cambio en la posición saudí.
Israel ya no está borrado. Hay un proceso gradual en marcha. No sólo a través de las reuniones de altos funcionarios reveladas recientemente, sino en pequeños acontecimientos aparentemente marginales.
En la solicitud de visado, por ejemplo, se añadió a Israel a la lista de países de nacimiento. Al aterrizar en Jeddah, descubrí que puedo poner mi número de teléfono y recibiré una contraseña de WIFI en un SMS.
Pero lo que indica el cambio más que nada, es el hecho de que me conceden un visado de forma rápida y sencilla.
4 צפייה בגלריה
Las calles de Jeddah no tienen banderas estadounidenses antes de la visita de Biden.
Las calles de Jeddah no tienen banderas estadounidenses antes de la visita de Biden.
Las calles de Jeddah no tienen banderas estadounidenses antes de la visita de Biden.
(Adir Yanko)
Entre en el Reino con un pasaporte extranjero pero me identifique como periodista israelí y agregue mi dirección de Tel Aviv junto con mi número de teléfono. El visado llegó en dos días.
Jeddah, con sus 4,6 millones de habitantes, se considera una ciudad liberal, a diferencia de la más conservadora, Riad. Busca abrirse al mundo y, como ciudad costera, tiene un enorme potencial turístico.
Los cambios que está experimentando la ciudad son tangibles.
Barrios enteros, vistos desde la autopista, están siendo derribados para hacer sitio a nuevos rascacielos. El conductor me contó que unos 36 de esos barrios acabarán desapareciendo a medida que el horizonte se transforme.
El cambio es dramático en una ciudad que es una fascinante mezcla de espléndidas mezquitas y un ambiente particularmente piadoso, junto a largas colas de gente frente a Kentucky Fried Chicken y Duncan Donuts.
4 צפייה בגלריה
Fuente de agua del Rey Fahd en Jeddah.
Fuente de agua del Rey Fahd en Jeddah.
Fuente de agua del Rey Fahd en Jeddah.
(Adir Yanko)
Cuando llego al hotel, me recibe una recepcionista que no lleva hiyab, y en el paseo marítimo -un lugar predilecto para el turismo- un grupo de turistas asiáticos se hace fotos con la fuente del Rey Fahd, la más grande del mundo, como telón de fondo.
Los turistas se ríen e incluso caminan de la mano, algo poco común en Arabia Saudita.
Un grupo de hombres de la zona miran asombrados. Jeddah no es Abu Dhabi o Dubai, ni mucho menos. Pero sigue cambiando ante sus ojos.
Comentarios 0