Combatientes talibanes patrullan las calles de Kabul, Afganistán, después de la toma del poder. .
Combatientes talibanes patrullan las calles de Kabul, Afganistán, después de la toma del poder. .
AP
Un trabajador afgano reconstruye parte de la sinagoga Yu Aw en Herat, Afganistán.

Los talibanes aprobaron las obras de conservación de una sinagoga afgana

A pesar de que los judíos ya no están presentes en el país, los trabajos de conservación, financiados por la Fundación suiza Alyph, pretenden proteger el patrimonio cultural y evitar el derrumbe del histórico edificio.

JTA |
Published: 27.10.22, 16:26
A pesar de que los judíos de Herat, en el oeste de Afganistán, no viven allí desde hace décadas, la histórica sinagoga de la ciudad, que se cree que fue construida a principios del siglo XX, va a ser objeto de un proyecto de conservación con el apoyo del gobierno talibán, según Art Newspaper.
El proyecto, que durará 16 meses y comenzará en noviembre, tiene como objetivo evitar el derrumbe de la estructura de la sinagoga Yu Aw. Está siendo planificado por el municipio de Herat y otras organizaciones locales, y es financiado con cerca de 500.000 dólares de la Fundación Aliph, un grupo suizo destinado a proteger sitios del patrimonio cultural en zonas de conflicto.
3 צפייה בגלריה
Un trabajador afgano reconstruye parte de la sinagoga Yu Aw en Herat, Afganistán.
Un trabajador afgano reconstruye parte de la sinagoga Yu Aw en Herat, Afganistán.
Un trabajador afgano reconstruye parte de la sinagoga Yu Aw en Herat, Afganistán.
(AFP)
La mikvah comunitaria, conocida como Hammam-e Mosaie, también será reparada como parte del proyecto.
La sinagoga fue sometida por última vez a un proyecto de restauración de dos años que se completó en 2009, con financiación de otra organización suiza.
Durante unos años, sirvió como centro educativo para mujeres y niños, pero volvió a cerrarse en 2014 debido a las filtraciones de un "canal de desagüe municipal mal construido y financiado por la ONU en la carretera adyacente", según informó Art Newspaper. Tampoco es explícitamente un proyecto de patrimonio judío.
"Se trata de un sitio cultural e histórico, que no se utiliza como lugar de culto, y el gobierno local apoyará su conservación", declaró al diario Zalmay Safa, jefe del departamento de monumentos de Herat. "A pesar del cambio de gobierno, nuestros lugares históricos siguen estando protegidos y no tienen ninguna relación con cuestiones religiosas", agregó.
3 צפייה בגלריה
Combatientes talibanes durante un desfile de la victoria en Kandahar.
Combatientes talibanes durante un desfile de la victoria en Kandahar.
Combatientes talibanes durante un desfile de la victoria en Kandahar.
(AFP)
En 1948, la población judía de Herat, que en su día se contaba por decenas de miles, se había reducido a unas 280 familias. Con la creación del Estado de Israel, muchas de estas se trasladaron a Israel o a Estados Unidos, y la comunidad judía local se había marchado por completo en la década de 1970.
En las décadas siguientes, casi todos los judíos de Afganistán abandonaron el país, con una notable excepción: Zebulon Simantov, nacido en Herat, se negó a abandonar el país a pesar de los numerosos riesgos de seguridad hasta septiembre de 2021, un mes después de que los talibanes, un régimen islamista radical que Estados Unidos considera grupo terrorista, volvieran al poder.
3 צפייה בגלריה
Combatientes talibanes custodian el aeropuerto de Kabul.
Combatientes talibanes custodian el aeropuerto de Kabul.
Combatientes talibanes custodian el aeropuerto de Kabul.
(AFP)
Simantov se fue a Israel, donde su ex mujer había estado viviendo con sus dos hijas a la espera de que él le concediera el divorcio religioso que había estado reteniendo.
"Hay mucho interés en preservar y estudiar temas relacionados con la cultura y la historia", explicó Safa. "Queremos demostrar que somos tolerantes y nos aceptamos unos a otros, que buscamos la paz y que no somos extremistas", cerró.
Comentarios 0