Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Reuters
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.

En una Gaza carente de energía, se acumulan miles de baterías contaminantes

Las baterías, apiladas en el exterior, se degradan lentamente ya que proceden de un sistema de energía solar y de emergencia que no funcionan. Es inevitable que se produzcan algunas fugas contaminantes, lo que se suma a los crecientes problemas de la Franja.

Reuters |
Published: 24.10.22, 12:50
En un desguace cercano a la valla que separa Gaza con Israel se apilan miles de baterías viejas, en uno de los varios emplazamientos de este tipo creados en el enclave para mitigar las repercusiones medioambientales de los apagones que son una característica de la vida cotidiana.
Las baterías, apiladas en el exterior y que se degradan lentamente, proceden de sistemas de energía solar y de emergencia, reliquias de costosas soluciones que los habitantes de Gaza utilizan cada vez que se producen cortes de electricidad.
3 צפייה בגלריה
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
(Reuters)
Para minimizar el impacto de las miles de toneladas de baterías viejas que se acumularon tras 15 años de bloqueo, los funcionarios de medio ambiente establecieron cinco lugares de almacenamiento alejados de las zonas densamente pobladas.
Pero es inevitable que se produzcan algunas fugas de contaminacion, lo que se suma a los crecientes problemas de la Franja, donde viven unos 2,3 millones de personas en una estrecha zona costera aislada por los controles fronterizos impuestos por Israel y Egipto en 2007.
"Mantener las baterías expuestas al medio ambiente es peligroso", dijo Ahmed Al-Manama, de la Autoridad de Agua y Calidad Ambiental. "El plomo puede llegar a las reservas de agua potable y el polvo de las baterías puede volar y contaminar las plantas, los árboles y el suelo", agregó.
Sin embargo, para los siempre ingeniosos chatarreros del enclave, suponen una oportunidad, y los carroñeros recorren las calles en carros tirados por burros, comprando baterías viejas o recogiéndolas de los vertederos para revenderlas y reciclarlas.
"Las compramos a gente que las recoge de las calles, o las compra o las recoge de los vertederos", contó un trabajador del desguace visitado por Reuters que no quiso dar su nombre.
3 צפייה בגלריה
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
(Reuters)
Dado que la prohibición israelí de importar productos químicos que podrían utilizarse en la fabricación de armas hace inviable el funcionamiento de instalaciones de reciclaje en Gaza, la mayoría de las baterías viejas se venden a comerciantes que las preparan para su exportación.
Baterías caras y contaminantes
Desde que Egipto abrió sus fronteras a la exportación de residuos de baterías desde Gaza este año, se enviaron unas 4.000 toneladas.
Pero quedan unas 10.000 toneladas, según Manama, y es poco probable que el problema se resuelva mientras persistan los problemas crónicos de electricidad.
El enclave genera unos 60 megavatios al día en su única central eléctrica y recibe 120 MW más de Israel, muy por debajo de las necesidades estimadas de 500 MW.
Para compensar el déficit, hay unos 165 generadores gigantescos alimentados con diésel repartidos por toda la franja, que proporcionan electricidad de reserva a un precio elevado a quienes pueden permitírselo y contribuyen a la contaminación crónica del aire. Muchos residentes también tienen sus propios generadores, muchos más pequeños.
Mohammad Thabit, de la compañía de distribución eléctrica del territorio, calcula que los residentes gastaron 2.000 millones de dólares en recursos energéticos alternativos desde 2006.
"La mayoría de esas alternativas son perjudiciales para el medio ambiente. Provocaron muchos heridos, muertos y pérdidas de propiedades durante esos años", comentó a Reuters.
3 צפייה בגלריה
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
Baterías rotas recogidas para su venta y exportación, en Gaza.
(Reuters)
Un reciente acuerdo inicial con Egipto sobre la explotación de un yacimiento de gas en alta mar ofrece alguna esperanza de energía más barata en el futuro, pero hasta entonces, la mayoría de la gente tendrá que seguir improvisando.
"A veces utilizamos la linterna del teléfono", sostuvo Munir Abu Ali, un residente del campo de refugiados de Gaza Beach cuya familia de siete miembros utiliza un par de baterías de 18 amperios para iluminarse.
"La mayor parte del tiempo está oscuro", cerró.
Comentarios 0