Centrifugadoras de la planta nuclear de Natanz en noviembre de 2019.
Centrifugadoras de la planta nuclear de Natanz en noviembre de 2019.
EPA
El sospechoso de haber causado la explosión en la central nuclear de Natantz, Reza Karimi.

Teherán acusa a Israel de “ocultar explosivos en el exterior para detonarlos en Irán”

Un artículo de The New York Times señaló que la serie de ataques atribuidos a Israel en la República Islámica ha generado una gran "paranoia" entre altos funcionarios iraníes. Un ex oficial de inteligencia estadounidense explicó que el Mossad "monitorea en otros países equipos destinados a Irán, y esconde en ellos transmisores o explosivos que luego hace detonar en ese país".

Ynet - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 20.04.21 , 12:20
Una serie de incidentes tuvieron lugar en Irán en los últimos nueve meses: un motociclista mató a tiros a una figura de alto rango de Al Qaeda que se encontraba refugiada en Teherán, el "padre del programa nuclear" iraní fue eliminado en una carretera, y dos misteriosas explosiones ocurrieron en el principal sitio de enriquecimiento de uranio del país, Natanz.
La serie de ataques, que los funcionarios de inteligencia atribuyen a Israel, destacó, según The New York Times, la facilidad con la que la inteligencia israelí logra golpear en el corazón de Irán y en sus instalaciones más secretas, a veces con la ayuda de colaboradores locales.
3 צפייה בגלריה
El sospechoso de haber causado la explosión en la central nuclear de Natantz, Reza Karimi.
El sospechoso de haber causado la explosión en la central nuclear de Natantz, Reza Karimi.
El sospechoso de haber causado la explosión en la central nuclear de Natantz, Reza Karimi.
(Reuters)
El extenso artículo del periódico estadounidense señaló que los ataques revelaron vergonzosas fallas de seguridad y provocaron un gran miedo, e incluso paranoia, entre los líderes iraníes, que se ven obligados a estar todo tiempo alertas, mientras negocian con las potencias mundiales sobre el regreso de Estados Unidos al acuerdo nuclear, del cual Washington se retiró en 2018 por decisión del expresidente estadounidense Donald Trump.
Un excomandante de la Guardia Revolucionara iraní pidió una renovación total de los servicios de seguridad y de inteligencia de su país.
La ola de acusaciones ha comenzado. Un alto funcionario iraní manifestó que su país se ha convertido en un "refugio para espías"; un excomandante de la Guardia Revolucionaria pidió una renovación total de los servicios de seguridad e inteligencia del país y varios legisladores pidieron la destitución de altos funcionarios de inteligencia.
"El hecho de que los israelíes puedan atacar dentro de Irán de manera efectiva, de una forma tan descarada, es muy vergonzoso y muestra la debilidad de los iraníes", dijo Sanam Vakil, subdirector del Programa de Medio Oriente y África del Norte en el Instituto de Investigación Chatham con sede en Londres.
3 צפייה בגלריה
Muhammad Hejazi, vicecomandante de la Fuerza Quds. Según Irán, murió de un paro cardíaco.
Muhammad Hejazi, vicecomandante de la Fuerza Quds. Según Irán, murió de un paro cardíaco.
Muhammad Hejazi, vicecomandante de la Fuerza Quds. Según Irán, murió de un paro cardíaco.
El artículo mencionó que durante el fin de semana, los iraníes publicaron la identidad del sospechoso de haber perpetrado el sabotaje con un explosivo en la central nuclear de Natanz, Reza Karimi, quien supuestamente huyó del país. En el escrito también se informó sobre la muerte del vicecomandante de la Fuerza Quds iraní, Muhammad Hejazi, a quien Israel había señalado en el pasado como responsable del proyecto de misiles de precisión de la organización terrorista Hezbollah en el Líbano. "Irán expresó que había muerto de un ataque al corazón, pero las sospechas de una acción hostil surgieron de inmediato", reza el informe. Otro alto funcionario de la Fuerza Quds insistió en Twitter en que su muerte "no tuvo nada que ver con un ataque al corazón".
Irán ha perdido a tres generales de alto rango en los últimos 15 meses.
Si, en efecto, Hejazi no murió por problemas de salud, se trataría del tercer funcionario iraní asesinado en los últimos 15 meses. Estados Unidos eliminó a Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, el pasado mes de enero, y en noviembre del 2020 el padre del programa nuclear iraní, Mohsen Fajrizadeh, fue asesinado en una operación atribuida al Mossad. Un alto funcionario de la Fuerza Quds, Rustam Gasmi, dijo recientemente que había sobrevivido a un intento de asesinato israelí mientras visitaba el Líbano el mes pasado.
En cualquier caso, cualesquiera que sean las razones, la pérdida de tres generales de alto rango en un breve período de tiempo representa un golpe significativo para Irán.
3 צפייה בגלריה
Lugar donde fue asesinado del "padre del programa nuclear iraní", Mohsen Fajrizadeh, en noviembre del 2020.
Lugar donde fue asesinado del "padre del programa nuclear iraní", Mohsen Fajrizadeh, en noviembre del 2020.
Lugar donde fue asesinado del "padre del programa nuclear iraní", Mohsen Fajrizadeh, en noviembre del 2020.
(Reuters)
Los asesinatos, sostuvo The New York Times, son solo una de las varias formas de retrasar el progreso del programa nuclear iraní. Según un exfuncionario de inteligencia estadounidense citado en el artículo, "Israel ha operado en todo el mundo para rastrear equipos en otros países destinados a Irán con el objetivo de destruirlos, esconder transmisores en ellos o colocar artefactos explosivos para que luego sean detonados en la República Islámica”.
El exjefe de la agencia nuclear iraní, Freydoon Abbasi, declaró en una entrevista televisiva la semana pasada que los explosivos que causaron el estallido anterior en Natanz -en julio- habían sido escondidos en una mesa que había sido colocada allí unos meses antes. El jefe del centro de investigación del Parlamento iraní, Alirza Zakani, dijo que en otro caso, el equipamiento para el sitio nuclear enviado al extranjero fue devuelto a Irán con unos 130 kilogramos de explosivos en su interior.
Comentarios 0