Miembros de la iniciativa Sharaka que viajaron a San Francisco.
Miembros de la iniciativa Sharaka que viajaron a San Francisco.
Ynet
Fátima El-Harabi, a la derecha.

El nuevo foro para la paz entre judíos y árabes en San Francisco

En California, Estados Unidos, una iniciativa de jóvenes tiene como objetivo promover la normalización y la paz entre Israel y los países árabes.

Ben-Dror Yemini - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 04.12.21, 13:23
"Escuché muchas cosas terribles sobre Israel", dijo Fatima El-Harabi, de 30 años, una autora de Bahrein. "Pensé que los árabes vivían en ella bajo la opresión, que la guerra allí nunca se detiene. Pero luego se firmaron los Acuerdos de Abraham y el ambiente comenzó a cambiar. Se estableció una conexión con los israelíes a través de las redes sociales, y recibí una invitación para visitar Israel", continuó.
"Decidí dejar de lado mis dudas y ver a Israel con mis propios ojos. Así que viajé, conocí judíos, conocí árabes, también conocí palestinos y todo me sorprendió. Nada de lo que me habían dicho era cierto", señaló El-Harabi, quien es originaria de Arabia Saudita y ha publicado cinco libros.
6 צפייה בגלריה
Fátima El-Harabi, a la derecha.
Fátima El-Harabi, a la derecha.
Fátima El-Harabi, a la derecha.
(Ynet)
"Hay personas que se parecen a mí, no hay sentido de guerra allí"
Fátima El Harabi
"Hay personas que se parecen a mí, no hay sentido de guerra allí, las calles están llenas de restaurantes y playas, e incluso conocí a personas que se convirtieron en mis amigos. Sin embargo, cuando llegué a casa en Bahrein, hubo algunas reacciones duras, dijeron que era una traidora, pero muchos otros sólo tenían curiosidad. La gente quería saber sobre Israel, así que me uní a Sharaka (El Centro Golfo-Israel para el Emprendimiento Social) y viajé a Israel para una segunda visita", señaló Fátima.
Así dijo la autora, la semana pasada, en el prestigioso escenario del Commonwealth Club of California en San Francisco, el foro de asuntos públicos más antiguo de Estados Unidos, que ha acogido a las figuras públicas más prominentes, incluidos presidentes. La audiencia allí era en su mayoría liberal, tal vez incluso progresista, pero contrariamente a lo que suele suceder en los eventos pro-Israel, esta vez no interrumpieron a nadie. En cambio, escucharon.
Entre los ponentes también estuvieron Chama Mechtalty, artista multidisciplinario de Marruecos; Hayvi Bouzo, periodista que creció en Damasco; Omar Al Busaidi de Dubai; Lorna El Khatib, israelí-árabe-drusa; y Dan Feferman, que hizo aliá a Israel desde los Estados Unidos.
6 צפייה בגלריה
Miembros de la iniciativa Sharaka que viajaron a San Francisco.
Miembros de la iniciativa Sharaka que viajaron a San Francisco.
Miembros de la iniciativa Sharaka que viajaron a San Francisco.
(Ynet)
Todos estaban allí para presentar a las audiencias judías y no judías estadounidenses los beneficios de los Acuerdos de Abraham. Celebraron tres reuniones al día en toda el área de la bahía de San Francisco: en comunidades judías, en campus e incluso en hogares privados.
No hace falta decir que el área de la bahía de San Francisco es probablemente el lugar más antiisraelí en suelo estadounidense. De hecho, durante la guerra de Gaza en mayo de este año, un diplomático israelí me dijo que las manifestaciones antiisraelíes estaban teniendo lugar en cada esquina, pero una joven delegación compuesta en su mayoría por árabes pudo sembrar algunas dudas en los corazones de los progresistas estadounidenses.
Podría haberse debido al hecho de que los oradores transmitieron un mensaje sobre judíos y árabes que se niegan a ser enemigos en lugar de otro eslogan cliché sobre Israel como el opresor.
En una de las reuniones de la delegación en una sinagoga, un miembro de la audiencia preguntó: "¿Cómo se pueden presentar los Acuerdos de Abraham de manera positiva, cuando fue logrado por un dictador como Benjamín Netanyahu?".
El miembro sirio de la delegación respondió: "Viví lo suficiente bajo una dictadura, mi familia todavía está sufriendo en Alepo y Damasco, y ni siquiera puedo estar en contacto con ellos porque podría ponerlos en peligro. No tiene que gustarle Netanyahu, pero incluso los líderes que no te gustan pueden hacer grandes cosas, y la paz entre los países árabes e Israel es una gran oportunidad".
6 צפייה בגלריה
Hayvi Bouzo
Hayvi Bouzo
Hayvi Bouzo.
(Youtube)
Chama Mechtalty habló a la audiencia en el lenguaje del arte. Dijo que creció en Casablanca y es de origen amazigh. Cuando creció, descubrió que su abuelo por parte de su padre era un judío que se convirtió al islam. "Vivo con muchas identidades", dijo. "Espiritualmente, también me siento judía, y mi arte se basa en muchas culturas de Marruecos y la región, tanto de mezquitas como de sinagogas", añadió.
"Cuando estaba buscando una universidad en los Estados Unidos, en realidad me sentí conectada con la Universidad de Brandeis, que se identifica como una universidad judía, y me sentí como en casa allí", continuó. Mechtalty también mencionó que promueve la paz a través de su arte y, de hecho, en sus colecciones de joyas se puede encontrar la Estrella de David.
6 צפייה בגלריה
Chama Mechtalty.
Chama Mechtalty.
Chama Mechtalty.
(Youtube)
La cuestión palestina se mencionó en todas las reuniones, y siempre desde el mismo punto de vista: es muy agradable lo que está tratando de hacer, pero descuida la causa palestina, porque aparentemente es el principal problema de Oriente Medio.
Los miembros de la delegación dejaron claro que no están comprometidos con ninguna posición política. El miembro de Dubai dijo que en lo que respecta a los Emiratos Árabes Unidos, al firmar un acuerdo de normalización con Israel, el estado del Golfo "no abandonó a los palestinos, y queremos que los acuerdos de paz también los incluyan".
"Seguimos ayudándolos, a pesar de su hostilidad, pero no podemos seguir siendo sus rehenes. Si los palestinos están teniendo problemas para hacer la paz, ¿se supone que debemos continuar con las viejas formas de boicot y odio? Lo hemos probado, no funcionó. Así que ahora queremos mostrarles que la paz con Israel es buena para todos".
Dan Feferman, investigador del "Jewish People Policy Institue", presentó la posición israelí con un talento considerable y con un profundo conocimiento de la política estadounidense. Mientras que Lorna El Khatib, que se identifica como árabe, israelí y drusa, dijo que "los Acuerdos de Abraham dieron a los árabes israelíes acceso al mundo árabe. Y aunque Israel no es un país perfecto, es una mentira decir que es un país de apartheid".
"Aunque Israel no es un país perfecto, es una mentira decir que es un país de apartheid"
Lorna El Khatib
El Medio Oriente ahora está dividido en dos grupos. Por un lado, está el grupo que incluye a Irán, Hezbolá, Hamas, los seguidores de la Yihad y todos aquellos que odian a Israel. Por otro lado, hay una nueva y creciente comunidad de judíos y árabes que apoyan la paz a través del respeto mutuo, mientras buscan poner fin a las hostilidades, con intereses comunes que pueden ayudar a cualquiera que elija el camino de la paz.
Irónicamente, el primer grupo, el que sigue insistiendo en los boicots y el odio, consiste en muchos progresistas que apoyan el BDS, viajando de campus en campus, difundiendo la mentira de que Israel es un estado de apartheid que comete crímenes de guerra. Entonces, ¿qué grupo prefieres? ¿La que promueve la normalización y la paz o la que promueve la demonización y el odio? Por lo general, son los pro-israelíes quienes se sienten incómodos en estos foros. Pero un grupo judío-árabe, especialmente árabe, hizo algún tipo de cambio esta vez.
Cuando el fundador de Sharaka, Amit Deri, me pidió que me uniera a la delegación, dijo que encontraron una mejor manera de luchar contra la demonización. "Árabes y judíos que hablan diferentes idiomas. No contra Israel, ni contra los palestinos, sino por la paz, por la normalización", me señaló.
El número de miembros de Sharaka en los países árabes sólo está creciendo, ya hay sucursales en Dubai, Bahrein, Marruecos, y también hay partidarios que se unen a la actividad virtual de otros países también. También hay quienes se oponen a esta idea, y cuanto más crezca, más personas se opondrán a ella.
6 צפייה בגלריה
Chama Mechtalty.
Chama Mechtalty.
Omar Al Busaidi.
(Youtube)
Sacramento, la capital de California, no es conocida por su simpatía hacia Israel. Incluso su alcalde judío, Darrell Steinberg, había expresado previamente puntos de vista muy hostiles hacia Israel. "No reconozco al Israel que amo", escribió durante la Operación Guardián de los Muros. Y, sin embargo, vino a la reunión con la delegación de Sharaka.
Lo vi sentado en su silla, luciendo sorprendido por lo que estaba escuchando. Se le unió un hombre de negocios egipcio, Kais Menoufy. Hablé con ambos después del evento, ambos estaban entusiasmados. Menoufy fue uno de los primeros oficiales egipcios en cruzar el Canal de Suez durante la Guerra de Yom Kippur en 1973, también capturó al primer prisionero israelí, y por su participación en la guerra recibió una de las más altas medallas de honor en Egipto. "Me gustó el mensaje", me dijo después de escuchar a los oradores, y los invitó a todos al restaurante más prestigioso de Sacramento.
"Quiero ayudar y contribuir", dijo. También vino a otra reunión, celebrada en la casa de Gina y Daniel Waldman, para continuar el diálogo. Gina fundó la organización "Jimena", que se ocupa de la herencia, la cultura y la historia de los judíos árabes, un capítulo menos familiar para los judíos estadounidenses.
Cuando llegó el shabat, la visita terminó. La delegación se alojaba en Palo Alto, en la casa de la rabina Serena Eisenberg y su esposo israelí, el Dr. Yaron Zimler. Los miembros árabes de la delegación cantaron "Shalom Aleichem" con nosotros, que es un poema judío tradicional comúnmente cantado al comienzo de una comida de Shabat, y significa "la paz sea con ustedes".
6 צפייה בגלריה
La delegación en el evento del Commonwealth Club of California.
La delegación en el evento del Commonwealth Club of California.
La delegación en el evento del Commonwealth Club of California.
(Youtube)
Algunas de las palabras eran similares al saludo árabe "salam alaikum", por lo que querían saber más sobre la canción. Se les dijo que no hay canción más apropiada para esta delegación y para esta noche, ya que esta canción trata sobre los ángeles de la paz, y son verdaderamente ángeles de la paz.
Los miembros árabes se conmovieron, y hubo un momento de silencio, en el que incluso noté algunas lágrimas, y tal vez, el comienzo de una nueva era en los lazos árabe-israelíes.
Comentarios 0