Oración coronavirus
Oración en el Muro de los Lamentos por la salud del pueblo chino
Eli Mandelbaum
Las medidas del Ministerio de Salud no tienen precedentes a nivel mundial

El Ministerio de Salud es más peligroso que el coronavirus

Opinión. La política de aislar a los israelíes que regresan de Tailandia y otros países cercanos a China no tiene antecedentes en otros países del mundo. En lugar de calmar la histeria, el ministro Litzman decidió alimentarla.

Daniel Edelson |
Published: 20.02.20 , 20:18
Precisamente el mismo día que en Hong Kong se viraliza un video de rabinos en el Muro de los Lamentos dirigiendo una oración masiva por la salud del pueblo chino, otro hombre de fe está provocando un perjuicio diplomático y económico que llevará años arregla
El comportamiento del Ministerio de Salud de Israel ante la alarma por el Coronavirus es más peligroso que el virus en sí mismo. La directiva que surgió de la oficina del ministro Yakov Litzman para aislar a los israelíes que regresen de Tailandia, Hong Kong, Macao o Singapur no solamente no tiene precedentes a nivel global, sino que es fuertemente discutida a escala local. Toda una hazaña.
Israel es el único país del mundo que da este paso. Es una decisión compleja, de implicaciones políticas y económicas que en cualquier otro país se hubiera tomado solamente después de la aprobación de todos los ministerios relevantes: exterior, turismo, seguridad, transporte, economía, agricultura. A partir de una consulta más profunda, por ejemplo, el ministro Litzman se hubiera enterado que en lugar de los 5.000 aislamientos que estimó, esto podría afectar a decenas de miles de civiles.
Coronavirus AeropuertoCoronavirus Aeropuerto
Las medidas del Ministerio de Salud no tienen precedentes a nivel mundial
(AP)
Se trata de una decisión desproporcionada. Los expertos coinciden en que la posibilidad de que el virus salga fuera de China es nula. En Tailandia, por ejemplo, había 35 infectados en un país de 69 millones de personas y 35 millones de turistas anuales. Casi la mitad de esos pacientes ya se recuperaron y volvieron a sus casas. La mayoría de los infectados eran turistas chinos, de edad avanzada, que estuvieron en el área de mayor brote y habían desarrollado síntomas en un contexto de problemas médicos previos. Si no era por el virus actual, probablemente también hubieran ido al hospital por una gripe u otras enfermedades típicas del invierno.
Ningún país del mundo ha tomado una solución tan drástica y poco profesional. En el Reino Unido, Francia, Estados Unidos o Egipto, si existe una preocupación real de un caso se procede al aislamiento en un hospital, una base militar o un centro turístico supervisado. El "pánico del coronavirus" existe y tiene sentido dentro de las fronteras de China. Más allá de eso, las respuestas en Israel son completamente desproporcionadas.
Uno no puede evitar preguntarse qué provocó un avance como esta, que incluye instrucciones de aislamiento, hospitales, cancelaciones de vuelos, advertencias de viaje. La respuesta es clara: Litzman olía el pánico de la calle y mediático. Y en lugar de calmar la histeria decidió alimentarla y jugar un poco más con nuestra salud.

Comentarios 0