Nahum Barnea
Nahum Barnea
Dana Kopel
Moshe Gafni (izquierda), Yaakov Litzman y Arye Deri.

La locura de los partidos ultraortodoxos de Israel

Opinión. ¿Qué pudo haber empujado a Gafni, Litzman y Deri a lanzar un ataque brutal contra el probable próximo primer ministro del Estado de Israel? Después de todo, no es la primera vez en la historia reciente que se encuentran separados del pezón del gobierno.

Nahum Barnea - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 10.06.21 , 10:47
Este martes, los líderes del partido Yahadut Hatorah Hameuḥedet (Judaísmo Unido de la Torá), Moshe Gafni y Yaakov Litzman, realizaron una dramática conferencia de prensa. Junto a ellos estaba el jefe del partido Shas, Aryeh Deri, quien declaró con los ojos llenos de lágrimas que el fin de Israel como Estado judío está cerca.
Fue todo un espectáculo y debe haber dejado a los votantes tanto del Shas como del Yahadut Hatorah Hameuḥedet mirando a sus políticos con desconcierto. ¿Qué podría hacer que estos políticos experimentados sufrieran un ataque de ansiedad tan agudo? La respuesta es política.
4 צפייה בגלריה
Los líderes de Yahadut Hatorá Hameuhedet, Moshe Gafni (izquierda) y Yaakov Litzman (centro), y el presidente de Shas, Arye Deri.
Los líderes de Yahadut Hatorá Hameuhedet, Moshe Gafni (izquierda) y Yaakov Litzman (centro), y el presidente de Shas, Arye Deri.
Moshe Gafni (izquierda), Yaakov Litzman y Arye Deri.
(Alex Kolomoisky/Gil Yochanan/Ohad Zwigenberg)
Los tres políticos ultraortodoxos más destacados se reunieron para condenar la formación del "gobierno de cambio", que la próxima semana destituirá al actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, después de 12 años. Los partidos haredíes no formarán parte de la coalición, por lo que temen no ser escuchados.
Las declaraciones y acusaciones que dirigieron al primer ministro designado, Naftali Bennett, fueron especialmente duras, incluso para los estándares haredíes. “Debería quitarse la kipá”, dijo Litzman sobre Bennett. "Esta no es la separación de la religión y el Estado, es la eliminación de la religión del Estado", agregó Deri.
“El nombre de los malvados se pudrirá”, continuó Gafni, refiriéndose a Bennett. “Este gobierno profanará el sagrado Shabat. Sin educación, sin Torá, sin pureza de linaje”, continuó.
4 צפייה בגלריה
Gafni Deri
Gafni Deri
Moshe Gafni y Aryeh Deri se turnaron el martes por la noche para atacar al jefe de Yamina.
(Amit Shavi)
En cuanto a lo que realmente significa la pureza del linaje, una búsqueda exhaustiva de fuentes y autoridades judías no arrojó una respuesta adecuada. Finalmente, quedó claro que la "pureza de linaje" es una referencia de los rabinos ultraortodoxos a la posibilidad de que los rabinos no haredíes llevaran a cabo conversiones o se casaran con personas que no son reconocidas como judías por la ley haredí.
En otras palabras, quienes encabezan la comunidad ultraortodoxa temen que este nuevo gobierno lleve a una disminución en el número de judíos haredíes. Aunque es importante señalar que los acuerdos de coalición y las directrices del nuevo gobierno no tienen ninguna cláusula que amenace el statu quo en materia de religión en Israel.
La preocupación de los líderes de los dos partidos ultraortodoxos es comprensible. Estar del lado de la oposición, naturalmente, los mantendrá alejados del pezón del gobierno. Si bien los fondos para las yeshivas haredíes seguirán fluyendo como antes, su influencia en muchos ministerios de gran importancia desaparecerá o disminuirá considerablemente.
4 צפייה בגלריה
Benjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh Deri
Benjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh Deri
Benjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh Deri
(Alex Kolomoisky)
El jefe de Yisrael Beytenu, Avigdor Lieberman, un feroz oponente de los partidos haredíes, será el próximo ministro de Finanzas y también controlará el Comité de Finanzas de la Knesset. Esta designación es motivo de gran desconcierto para los ultraortodoxos.
Dos veces los ultraortodoxos se encontraron fuera del gobierno. Una vez durante el gobierno de Ariel Sharon, entre 2001-2006. Y la otra, durante el tercer gobierno de Netanyahu, entre 2013-2015. Estas coaliciones no los enviaron a una espiral descendente radical. Entonces, ¿por qué están tan preocupados? Quizás porque esta vez la ausencia haredí de la coalición es culpa de los propios Deri, Gafni y Litzman.
Bennett, líder de Yamina; Gideon Saar, líder de New Hope; y Zeev Elkin, diputado de New Hope; les rogaron que se unieran al gobierno. Pero se negaron con vehemencia, creyendo a Netanyahu cuando les dijo que tenía desertores de la nueva coalición en su bolsillo, y que el nuevo gobierno nunca ocurriría.
Y así, en vísperas de la toma de posesión del nuevo gobierno, Gafni, Deri y Litzman deben una explicación a sus votantes. En lugar de admitir que se equivocaron al confiar en Netanyahu, están acusando al nuevo gobierno de ser antirreligioso, antijudío y simplemente malvado.
4 צפייה בגלריה
Meron
Meron
La tragedia de Meron terminó con la vida de 45 religiosos.
(AFP)
Otra explicación es que tenían miedo de Sharon y Netanyahu, mientras que veían a Bennett, con sus miserables seis asientos, como presa fáciles. Quizás temen las numerosas investigaciones que se avecinan, incluida la investigación sobre la tragedia en un evento de Lag B'Omer, en el Monte Meron, que fue aprobado por Deri y en el que murieron 45 personas.
"La insolencia de los partidos que sirven para promover el odio al judaísmo no tiene límites", dijo el rabino David Stav, jefe de la organización Tzohar, que tiene como objetivo cerrar las brechas entre judíos religiosos y seculares. "Aquellos que no confían en el Gran Rabinato, de repente piensan que son sus defensores", añadió.
“Es hora de que los representantes de la fe judía promuevan el amor por la Torá en la sociedad israelí y no la utilicen como herramienta para sus propias aspiraciones políticas”, finalizó.
Comentarios 0