Antony Blinken, secretario de Estado de EE. UU.
Antony Blinken, secretario de Estado de EE. UU.
AFP
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

Arabia Saudita y Emiratos se resignan al resurgimiento del acuerdo nuclear con Irán

Análisis. Los Estados del Golfo han declarado en repetidas ocasiones en el pasado que el acuerdo de 2015 fue inadecuado, ya que ignoró las exportaciones de misiles de la República Islámica y el apoyo a los combatientes regionales.

Reuters |
Published: 09.06.21 , 17:28
Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, resignados a la reactivación de un pacto nuclear con Irán al que siempre se opusieron, se están comprometiendo con Teherán para contener las tensiones mientras presionan para que futuras conversaciones tengan en cuenta sus preocupaciones de seguridad.
Las potencias mundiales han estado negociando en Viena con Irán y Estados Unidos para reactivar el acuerdo de 2015, según el cual Teherán acordó frenar su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.
5 צפייה בגלריה
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
(Reuters)
La nueva administración estadounidense del presidente Joe Biden quiere restaurar el acuerdo, que Washington abandonó bajo su predecesor, Donald Trump. Pero los aliados de Washington en el Golfo siempre han dicho que el acuerdo era inadecuado porque ignoraba otros temas, como las exportaciones de misiles de Irán y el apoyo a los combatientes regionales.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dejó en claro el lunes que la prioridad de Washington era volver a poner el acuerdo en la caja y luego usarlo como plataforma para abordar otras cuestiones.
Pero con Arabia Saudita envuelta en una guerra costosa en Yemen y enfrentando repetidos ataques con misiles y aviones no tripulados a su infraestructura petrolera, por las que culpa a Irán y sus aliados, los Estados del Golfo dicen que los problemas más amplios no deben dejarse de lado.
5 צפייה בגלריה
Combatientes rebeldes hutíes en Sanaa, Yemen, respaldados por Irán.
Combatientes rebeldes hutíes en Sanaa, Yemen, respaldados por Irán.
Combatientes rebeldes hutíes en Sanaa, Yemen, respaldados por Irán.
(AP)
"Los países del Golfo han dicho 'bien, Estados Unidos puede volver a (el acuerdo nuclear), ésta es su decisión, no podemos cambiarla, pero ... necesitamos que todos tengan en cuenta las preocupaciones de seguridad regional'", dijo Abdulaziz Sager, del Centro de Investigación del Golfo, quien ha participado en el pasado del diálogo no oficial entre Arabia Saudita e Irán.
A los funcionarios del Golfo les preocupa que no tengan la misma influencia con la administración de Biden que tenían bajo Trump. Presionaron para unirse a las conversaciones de Viena, pero fueron rechazados.
En lugar de esperar el resultado en Viena, Riad aceptó las propuestas iraquíes en abril para albergar conversaciones entre funcionarios saudíes e iraníes, dijeron dos fuentes familiarizadas con el tema.
5 צפייה בגלריה
Viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araghchi.
Viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araghchi.
Viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araghchi, al ´termino de una reunión negociadora en Viena.
(EPA)
'Necesitamos vivir con ellos'
Mientras los enemigos se cuestionan entre sí, Riad ha señalado que quiere ver "hechos verificables".
Irán tiene varias cartas, entre ellas su apoyo al movimiento hutí en Yemen, que los saudíes no han logrado derrotar después de seis años de guerra que agotaron la paciencia de Washington.
"Yemen es un curso barato para Irán y muy caro para Arabia Saudita. Esto le da a Irán una sólida posición de negociación", señaló Sager.
Los Emiratos Árabes Unidos, por su parte, ya han estado en contacto regular con Irán, para intentar reducir la escalada, especialmente desde que los emiratíes fueron atacados frente a sus costas en 2019, señaló una tercera fuente con conocimiento del conflicto regional.
5 צפייה בגלריה
Príncipe heredero de Abu Dhabi Mohamed bin Zayed Al Nahyan.
Príncipe heredero de Abu Dhabi Mohamed bin Zayed Al Nahyan.
Príncipe heredero de Abu Dhabi Mohamed bin Zayed Al Nahyan.
(AP)
La prioridad ahora para los estados del Golfo es enfocarse en sus economías luego del COVID-19. Pero las garantías de seguridad son una parte importante de esa recuperación.
"Un acuerdo (nuclear) es mejor que ningún acuerdo, pero ¿cómo se puede convencer al mundo, y a los inversores, de que se trata de un acuerdo real que puede resistir la prueba del tiempo?" señalaron a Reuters.
Los estados del Golfo esperan que Washington mantenga su influencia sobre Teherán manteniendo algunas sanciones, incluidas las diseñadas para castigar a actores extranjeros por apoyar el terrorismo o la proliferación de armas.
Blinken, el secretario de Estado norteamericano, dijo en una audiencia del comité del Congreso que un acuerdo podría usarse "como una plataforma tanto para ver si el acuerdo en sí mismo puede ser extendido y si es necesario fortalecido como para capturar" preocupaciones regionales.
5 צפייה בגלריה
Antony Blinken, secretario de Estado de EE. UU.
Antony Blinken, secretario de Estado de EE. UU.
Antony Blinken, secretario de Estado de EE. UU.
(AFP)
Los Estados del Golfo siguen siendo escépticos. El enviado de los Emiratos Árabes Unidos a Washington, Yousef Al Otaiba, dijo en abril que no veía evidencia de que el acuerdo nuclear se convertiría en "una herramienta en la que los moderados tienen poder" en Irán, que este mes celebra elecciones presidenciales dominadas por la línea dura.
"Pero tenemos que vivir con ellos en paz", señaló Otaiba. "Queremos la no interferencia, ni misiles, ni poderes".
Comentarios 0