Ron Ben Yishai
Ron Ben Yishai.
Ynet
Irán estaría detrás del ataque informático contra la Autoridad de Agua de Israel.

Mensaje de Israel a Irán: los ciberataques serán respondidos como cualquier ataque

Análisis: El informe del ataque informático a Irán en uno de los periódicos más prestigiosos del mundo viene a marcar una línea roja en la escena cibernética mundial, con un mensaje para los ayatolas en Teherán: Israel no va a ignorar ninguna ofensiva, ya sea que se trate de una “regular” o de una cibernética. El objetivo estratégico: la disuasión.

Ron Ben Yishai - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 19.05.20 , 18:16
El informe del Washington Post parece confiable y preciso. Las fuentes estadounidenses que de manera anónima proporcionaron la información al periódico sobre el ciberataque atribuido a Israel y Estados Unidos en Irán no solicitaron a los periodistas ocultar información que permita identificarlos.
Los funcionarios respaldaron la información con fotos satelitales de las kilométricas filas de camiones de carga esperando en las carreteras que conducen al puerto de Shahid Rajaee y de los barcos atracados en las aguas del Estrecho de Ormuz, esperando para ingresar al puerto más moderno de Irán y considerado de importancia estratégica.
Irán estaría detrás del ataque informático contra la Autoridad de Agua de Israel. Irán estaría detrás del ataque informático contra la Autoridad de Agua de Israel.
Irán estaría detrás del ataque informático contra la Autoridad de Agua de Israel.
(Sutterstock)
Según el Washington Post, el motivo por el que Israel y Estados Unidos llevaron a cabo el ataque contra Irán es en respuesta al ciberataque iraní contra las instalaciones de agua y alcantarillado en regiones agrícolas de Israel en medio de la crisis de coronavirus. Se trató de un ataque selectivo contra la infraestructura civil esencial de Israel y fue realizado con medios profesionales y con métodos de ocultamiento profesional.
En el contexto de una guerra cibernética, hay un elemento que se considera el de mayor peligrosidad: un ataque contra la infraestructura civil y militar vital. A través de las computadoras se puede dañar la electricidad, el agua, los hospitales, las plantas químicas, el transporte y las tuberías que transportan gas y otros combustibles, lo que podría infligir un costo en víctimas y daños materiales mayor al de un bombardeo “regular” con artillería precisa y sofisticada.
Puerto Shahid Rajaee de Iran.Puerto Shahid Rajaee de Iran.
Puerto Shahid Rajaee de Iran.
(Ynet)
Israel no responde cuando los piratas informáticos iraníes intentan, por medios bastante aficionados, robar información de los bancos en Israel, y a su vez, Estados Unidos no responde a Rusia cuando los piratas informáticos del Kremlin intentan influir en los votantes estadounidenses a través de noticias falsas en las redes sociales.
En este caso el ataque podría haber interrumpido el suministro de agua para la agricultura y agravado los problemas de saneamiento en algunas áreas de Israel, en el apogeo de la crisis del coronavirus, a través de la parálisis de los sistemas de alcantarillado. La encriptación de la operación se produjo mediante el uso de servidores ubicados en Estados Unidos. El daño podría haber sido mayor que el producido por misiles o cohetes iraníes lanzados desde Líbano o Siria.
Sitio de purificación de agua en Sderot.Sitio de purificación de agua en Sderot.
Sitio de purificación de agua en Sderot.
(Roee Idan)
Por lo tanto, según el informe del Washington Post, Israel obró de manera consistente con la política estratégica vigente en Jerusalem desde la Segunda Guerra del Líbano: responder de forma severa y desproporcionada, pero por debajo del umbral de la guerra, a cualquier entidad o Estado soberano que intente atacarlo. Así es como sucede en Gaza, en Siria, en ataques con armas de alto rango o en los cibernéticos.
Este es el mensaje que Israel y Estados Unidos intentaron transmitir a Irán a través de la parálisis parcial y el daño económico causado al movimiento de mercancías en el puerto estratégico iraní. No hay diferencia en la estrategia de respuesta, sea un ataque cibernético o una ofensiva “regular”. Es importante recordar una regla que Israel aprendió a través de su experiencia histórica: la disuasión constante es la mejor defensa porque evita posibles futuros ataques.
Mike Pompeo y Benjamín Netanyahu se reunieron en Jerusalem.Mike Pompeo y Benjamín Netanyahu se reunieron en Jerusalem.
El secretario de Estado de la Casa Blanca, Mike Pompeo, y Benjamín Netanyahu, dialogaron sobre la amenaza iraní la semana pasada en Jerusalem.
(GPO)
Si Israel llevó a cabo los ataques, es legítimo preguntar si con sus capacidades civiles y militares en materia cibernética, era necesario contar con la cooperación de Estados Unidos. Una de las explicaciones es que la ofensiva informática contra las instalaciones del agua y alcantarillado en Israel se realizó a través de servidores alojados en ese país. Por lo tanto, una vez que el ataque fue neutralizado, tenía sentido contar con la ayuda del gobierno estadounidense para encontrar rápidamente a los responsables de la ofensiva informática.
En segundo lugar, el uso de servidores estadounidenses es una violación virtual a su soberanía, por lo que Estados Unidos también estaba interesado en responder y establecer su propia línea roja en las arenas virtuales de Oriente Medio.
Por lo tanto, está claro que la publicación en uno de los periódicos más respetados del mundo tiene la intención de transmitir el mensaje a los ayatolas en Teherán, marcando una línea roja en la escena cibernética global: Israel y Estados Unidos responderán desproporcionadamente a cualquier ataque cibernético en el que Irán o cualquier persona en su nombre intenten dañar su infraestructura esencial.
Comentarios 0