Dale Aluf
Dale Aluf
Relaciones Públicas
Yuan digital de China.

El yuan digital de China: ¿Israel debería preocuparse?

Opinión. Si el Partido Comunista decide a quién bloquear y a quién no en la red, ¿cuál será el poder de las sanciones contra Irán?

Dale Aluf - Calcalist |
Published: 22.07.20 , 14:33
En el mismo momento que enfrentaba una crisis de proporciones épicas, el Banco Popular de China introdujo los programas piloto de "yuan digital" en cuatro ciudades, y convirtió a China en la primera superpotencia global en lanzar una moneda digital nacional. El hecho de que China haya desplegado este proyecto a fines de abril –al mismo tiempo que se ocupaba de los profundos desafíos sociales, económicos y políticos causados ​​por el COVID-19– refleja cuán importante es este desarrollo para el Partido Comunista.
¿Pero, por qué es tan importante para China? ¿Cómo influirá en el equilibrio de poder en el ámbito global? ¿Y qué tiene que ver todo esto con Israel?
A medida que Beijing refina aún más su arquitectura de pagos electrónicos, se está posicionando para capturar las ganancias de una economía global que se digitaliza rápidamente. Aunque también existe una lógica geoestratégica para estos desarrollos, centrada en la redistribución del poder en el sistema financiero global.

Yuan digital de China. Yuan digital de China.
Yuan digital de China.
(Getty Images)

La centralidad del dólar en las finanzas internacionales, combinada con el control estadounidense sobre instituciones como la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (SWIFT), le ha otorgado a Estados Unidos un poder incomparable. A través de estos mecanismos, los Estados Unidos pueden recopilar información relacionada con el flujo de capital, bloquear transacciones basadas en dólares y, en algunos casos, prohibir que las entidades usen SWIFT por completo. Muchos países, incluida China, que desean hacer negocios con países como Irán, enfrentan sanciones secundarias por hacerlo y han expresado su descontento respecto del dominio de los Estados Unidos en estas áreas del sistema.
Por lo tanto, no debería sorprendernos que China haya trabajado durante mucho tiempo para reducir el poder financiero estadounidense. Ya en 2015, Beijing desarrolló el Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos (CIPS) para competir con SWIFT. China también ha erigido instituciones paralelas, como el Banco de Inversión en Infraestructura de Asia y el banco BRICS.
La moneda digital de China sirve como otra herramienta a través de la cual China podría remodelar el equilibrio de poder y crear un mundo multipolar. En palabras de Yi Gang, gobernador del Banco Popular de China, un yuan digital "proporciona una alternativa funcional al sistema de liquidación en dólares y mitiga el impacto de cualquier sanción o amenaza de exclusión tanto a nivel de país como de empresa".
Yi Gang, gobernador del Banco Popular de China. Yi Gang, gobernador del Banco Popular de China.
Yi Gang, gobernador del Banco Popular de China.
(AFP)
¿Pero cómo funcionaría?
Gracias a plataformas como WeChat y Alipay, miles de millones de chinos ya están acostumbrados a sacar sus billeteras electrónicas para pagar los productos. Si bien el yuan digital aparecerá por primera vez en los mercados internos de China, Beijing tiene la intención de promover su internacionalización. Para lograr esto, China podría proporcionar a sus socios económicos incentivos para usar el yuan digital, como tarifas más bajas en bienes, descuentos en proyectos de infraestructura y otros beneficios comerciales. Corea del Sur ya adelantó que estaría dispuesto a aceptar pagos en yuanes digitales de turistas chinos. Con la ventaja del primer motor de China, los países que buscan adelantar el desarrollo de la moneda electrónica y los sistemas de pago bien pueden buscar tecnología financiera china, no estadounidense.
Si tiene éxito, China podría crear su propio sistema financiero paralelo al de Estados Unidos. Dentro de este sistema, será Beijing la que verá todas las transacciones viajando a través de la plataforma, no Washington. Queda por ver si la República Popular tendrá éxito o no. Pero a medida que se intensifican las tensiones entre Estados Unidos y China, Israel debe ser consciente de las implicaciones de seguridad nacional de estas nuevas tecnologías financieras. Si China establece las reglas y el Partido Comunista decide a quién bloquear y a quién excluir de la red, ¿cuál será el poder de las sanciones contra Irán?
* Dale Aluf es director de investigación y estrategia de SIGNAL, Red Global Sino-Israel y Liderazgo Académico, miembro de la Asociación de Think Thanks de la Ruta de la Seda de China SRTA.

Comentarios 0