La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.
La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.
AFP
La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.

Analistas del Golfo opinan sobre como será el futuro de los Acuerdos de Abraham

Análisis. La tumultuosa situación política de Jerusalem puede hacer retroceder acuerdos económicos, pero la solidaridad contra Irán es la clave.

The Media Line - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 23.06.22, 11:36
La inestabilidad política y las elecciones pendientes en Israel no afectarán a la normalización de lazos bajo los Acuerdos de Abraham, según la mayoría de los expertos del Golfo.
Los medios de comunicación consideran que los problemas que aquejan al gobierno de Bennett y a la Knesset son una disputa política entre los distintos partidos políticos de Israel, mientras que algunos periódicos del Golfo indican que estas diferencias están relacionadas con las acusaciones de corrupción contra el líder de la oposición y ex primer ministro, Benjamin Netanyahu.
4 צפייה בגלריה
La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.
La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.
La firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca.
(AFP)
"Lo más importante para los países del Golfo y árabes es que el nuevo gobierno israelí mantenga su postura antiiraní, lo que presiona a la reticente administración estadounidense para que rechace cualquier vuelta al acuerdo nuclear con Irán que pueda provocar una crisis en la región"
Marwan Hatem, periodista
"Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) desean la estabilidad política en Israel, sobre todo porque significa avanzar en la nueva relación con el Estado hebreo", planteó Saad Rashid, analista político bahreiní, a The Media Line. "No habrá ningún impacto en el Acuerdo de Abraham. Algunos otros acuerdos, relacionados con la economía, la educación u otras áreas, pueden retrasarse, pero no habrá ningún retroceso en los acuerdos de Abraham", continuó.
Marwan Hatem, periodista especializado en asuntos israelíes, declaró que "las diferencias políticas en el seno del gobierno israelí se prolongan desde hace más de cuatro años y no afectan significativamente a la política exterior".
"Lo más importante para los países del Golfo y árabes es que el nuevo gobierno israelí mantenga su postura antiiraní, lo que presiona a la reticente administración estadounidense para que rechace cualquier vuelta al acuerdo nuclear con Irán que pueda provocar una crisis en la región", manifestó.
"[El probable primer ministro interino] Yair Lapid, [el primer ministro saliente Naftali] Bennett y otros políticos son hostiles a Irán. Los acuerdos militares y de seguridad con los países de la región continuarán, y esto es lo más importante", agregó Hatem.
4 צפייה בגלריה
El presidente Donald Trump habla durante la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en el Jardín Sur de la Casa Blanca.
El presidente Donald Trump habla durante la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en el Jardín Sur de la Casa Blanca.
El presidente Donald Trump habla durante la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en el Jardín Sur de la Casa Blanca.
(AP)
"Ciertamente, los acuerdos con Israel son estables, y la posición del gobierno israelí hacia Irán es consistente"
Miembro del Parlamento bahrení
Montaser Qassem, periodista especializado en asuntos iraníes, sumó: "No espero ningún cambio en lo que respecta al despliegue de sistemas antimisiles, de radar y antidrones en el Golfo, tanto en Bahréin como en los Emiratos, que se había anunciado anteriormente".
"En cuanto a la cuestión palestina, los países que firmaron acuerdos de paz con Israel siguen creyendo en la solución de los dos Estados, que es quizá la decisión del gobierno israelí, pero lo más importante para todos los países ahora es la estabilidad de la región", subrayó Qassem.
Los activistas árabes y del Golfo que suelen tuitear sobre asuntos israelíes no comentaron los problemas políticos del gobierno y la anunciada disolución de la Knesset mientras que se limitaron a informar de las noticias tal y como eran.
Mohammed Naqi, escritor emiratí, coincidió con los anteriores comentaristas sobre las prioridades de los Estados del Golfo respecto a Israel.
"Los países del Golfo no interfieren en los asuntos internos [de otros países] y los respetan como de costumbre, y tratan con cualquier otro gobierno según las normas, cartas y acuerdos entre ambos países", remarcó Naqi.
4 צפייה בגלריה
Los líderes de la coalición de gobierno, Yair Lapid y Naftalí Bennett.
Los líderes de la coalición de gobierno, Yair Lapid y Naftalí Bennett.
Los líderes de la coalición de gobierno, Yair Lapid y Naftalí Bennett.
(EPA)
Un miembro del parlamento bahreiní que prefirió no ser nombrado declaró que "ciertamente, los acuerdos con Israel son estables, y la posición del gobierno israelí hacia Irán es consistente"
Y añadió: "Lo que tememos es un cambio interno hacia una política de expansión de los asentamientos en los territorios [palestinos], o la continuación de la presión y las prácticas hacia la mezquita de Al-Aqsa, o que el nuevo gobierno sea más duro con los palestinos...".
"Es cierto que la política israelí es estable, y es un estado de instituciones que no depende de decisiones personales, pero también hubo gobiernos que fueron menos severos en el trato con los palestinos, y otros que lo fueron más. Esperamos que el nuevo gobierno de Israel se dé cuenta de la importancia de aliviar la presión sobre los palestinos y acelerar la solución de los dos estados", subrayó el legislador bahreiní.
En el mismo contexto, el periodista de Al-Jazeera de origen palestino Jamal Rayyan realizó una encuesta no científica en su cuenta oficial de Twitter en la que mostraba que el 93% de los miles de encuestados rechazaba la idea de crear una alianza entre los países árabes e Irán para enfrentarse a Israel.
4 צפייה בגלריה
Un hombre rocía con agua fresca a los palestinos congregados en la Explanada de las Mezquitas. Atrás, la Cúpula de la Roca.
Un hombre rocía con agua fresca a los palestinos congregados en la Explanada de las Mezquitas. Atrás, la Cúpula de la Roca.
Un hombre rocía con agua fresca a los palestinos congregados en la Explanada de las Mezquitas. Atrás, la Cúpula de la Roca.
(AFP)
Rayyan, que tiene la nacionalidad estadounidense, es conocido por su odio y sus críticas a los acuerdos de paz con Israel. Borró el resultado de la encuesta y lo sometió a una nueva votación, alegando que los resultados iniciales habían sido distorsionados por "la repentina entrada de 4.000 votos por parte de moscas sionistas con el fin de engañar a la opinión pública árabe".
Mutlaq al-Anzi, analista político saudí, declaró a The Media Line: "Las políticas israelíes son fijas, y no cambiarán respecto a ninguno de los expedientes regionales o internos, independientemente del cambio de gobierno. No hay temor a ningún gobierno futuro en Israel".
Comentarios 0